Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

​Raffaela, preparando la casa del Papa Francisco en Estambul

© FILIPPO MONTEFORTE / AFP
Pope Francis (R) is welcomed by Turkish President Recep Tayyip Erdogan (L) as he arrives for a meeting at the presidential palace in Ankara as part of a three day visit in Turkey on November 28, 2014. Pope Francis begins his first visit to Turkey today in a challenging trip aimed at building bridges with Islam and supporting the embattled Christian minorities of the Middle East. The pope will spend the first of three days in Turkey in the capital Ankara, notably holding a meeting with President Recep Tayyip Erdogan at his newly-constructed and hugely controversial presidential palace.  AFP PHOTO / FILIPPO MONTEFORTE
Comparte

La hemos preparado lo más acogedora posible, por ahí le llevamos mate...

Raffaela es una italiana del movimiento de los Focolares residente desde hace cuatro años en Turquía que está en la Representación Pontificia de la ciudad para que todo esté a punto durante la estancia del Papa Francisco en el país.

“Me han pedido estar en la casa del Papa durante su residencia en Estambul y la hemos preparado lo más acogedora posible”, explica a Radio Vaticano, "es un honor para mí". En su día a día en Estambul, entre otras cosas, Raffaella ayuda a los franciscanos en su casa.
 
Esta italiana de nacimiento, pero argentina de adopción, explica que un hotel se ha ofrecido a preparar la comida para el Papa durante estos días, pero, afirma, “voy a estar a disposición para lo que pueda necesitar… por ahí le llevamos mate”.
 
Raffaella asegura en que en su comunidad rezan todos los días por Francisco, “como él nos pide”, y “también en este viaje”.
 
“Me han pedido ese servicio y con mucho gusto he aceptado”, explica, "no sé si lo voy a ver pero por lo menos voy a estar en su casa, eso me da mucha alegría”.
 
Para ella, Francisco “es muy especial”, no sólo por ser el Vicario de Cristo, “una cosa muy grande, sino también la misión que tiene”. “Cuando puedo siempre escucho la homilía de Santa Marta porque es una luz que en el día te ayuda”, continúa.
 
Para ella, la visita del Papa a Turquía “es un paso adelante hacia la unidad con la Iglesia ortodoxa; sobre todo eso, pero también con todos, porque transmite esta vida de Dios, entonces pienso que no puede dejar indiferente tampoco a otras personas que no lo conocen mucho”.
 
Respecto a su vida como católica en Turquía, explica que en el país no hay signos en las calles, por ejemplo en Navidad: “Todo habla de otra cosa”, afirma, pero “somos como una familia, nos conocemos casi todos, es muy lindo”.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.