¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Aleteia

¿Cómo puedo ser mejor persona en mi trabajo?

© Phil Whitehouse
Comparte este artículo para tener la oportunidad de ganar una peregrinación a Roma
Comparte
Has compartido
Total compartido

Cinco notas para mejorar el desempeño profesional

El desarrollo organizacional en las empresas tiene muchas formas de medirse. Tamaño, equipamiento, estructura, sistemas etc. Todo siguiendo unas políticas, alineadas  a una misión, visión y valores, que   exigen cinco notas de desempeño para que el trabajador no solo mejore en su tarea, sino que por consecuencia mejore como persona.

Estas son:

COMPETENCIA: Es la capacidad del trabajador de conocer todos los aspectos teóricos de su tarea como: que debe  hacer, como lo debe  hacer, porque se debe  hacer, y  además, tener todas las habilidades para realizarlas como un experto.

COMPROMISO: La competencia no sería posible sin el compromiso personal del trabajador. El compromiso es un acto enteramente personal, en el que el trabajador va más allá del estricto cumplimiento, para  buscar la excelencia en su tarea.

INICIATIVA: En la medida en que el compromiso va más allá del estricto cumplimiento, la iniciativa  o innovación, expande más allá del mero quehacer, el logro de lo buscado. Es la rutina de un trabajo que se supera en nuevas y mejores formas de desempeño, que se convierten no en condición del trabajo mismo, sino de quien trabaja.

DEDICACIÓN: Es aplicarse intensamente y  con cualidad al trabajo, de tal manera, que se logra tiempo disponible para ayudar, reforzar en todo momento la acción del otro u otros. La diferencia entre dedicación y ocupación, es que esta última se extiende únicamente en el hacer muchas cosas sin tiempo para otras.

RESPONSABILIDAD: Desde la responsabilidad, el trabajador se siente impulsado a una permanente y constante formación que mejore su competencia, facilite la iniciativa, haga eficaz su dedicación y consolide su compromiso. La responsabilidad es una cualidad moral en sí misma. Es el fundamento y la razón de ser de la profesionalidad.
El profesionalismo existe cualquiera que sea la actividad, y resalta un aspecto de comunidad en el “hacerme cargo de” en donde el otro o los demás,  importan como tales, constituyendo un “nosotros”.

Significa que el verdadero desarrollo organizacional, es aquel por el que  las personas que laboran, incrementan su libertad por la perfección de su naturaleza a través de las virtudes.

Por Alfonso Lira Ibarra

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.

Selecciona cómo te gustaría compartir.

Comparte
* El reconocimiento de los artículos compartidos solo se efectuará cuando el receptor haga clic en la URL de referencia única.
Pulsa aquí para más información sobre el Sorteo de Peregrinación a Roma de Aleteia.

Para participar en el sorteo, debes aceptar las siguientes condiciones


Lee los términos y condiciones