¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Aleteia

Los jóvenes se rebelan contra la trata y la prostitución: “No compres sexo”

© Ninja Midia
Comparte

Declaración tras el Simposio celebrado en el Vaticano

Los jóvenes presentes en el Simposio mundial contra la trata de las personas y la prostitución han firmado un manifiesto en el que quieren “hacer escuchar nuestras voces en rechazo al sistema que genera que las personas caigan en situación de  Prostitución y cualquier otro modo de esclavitud”.

Los jóvenes, convocados por el Papa Francisco y la ONG argentina Vínculos en Red han estado reunidos los días 15 y 16 de noviembre en la  Casina Pío IV del Vaticano. Durante estos días abordaron y discutieron el problema de la trata desde su propia realidad y perspectiva y tras el debate han realizado la primera declaración internacional de jóvenes sobre este tema.

“Los seres humanos no somos objetos factibles de ser comercializados. Tenemos derechos y deberes, y queremos ejercerlos en un plano de igualdad de oportunidades. Condenamos la esclavitud porque resulta un crimen contra la humanidad y la dignidad de los seres humanos”, explican los jóvenes que piden “romper los paradigmas culturales que condenan a las personas a todo tipo de explotación”.

En esta declaración solicitan a los estados que protejan los Derechos Humanos y brinden la asistencia necesaria a las víctimas de la Prostitución y la Trata de Personas, para ello piden la creación de un observatorio “para evidenciar la normalización de la violencia contra las mujeres a partir de la sobre erotización y la feminización de la violencia en los medios de comunicación”.

Los jóvenes creen en la educación como manera de cambio cultural social y piden educar para que “los varones no compren sexo, ya que los mismos se vuelven parte de la cosificación de los seres humanos y de la mercantilización de los cuerpos”.

Para ellos es fundamental que se conozca el fenómeno de la explotación sexual y piden “la creación de espacios de seguridad para las mujeres que se encuentran en situación de riesgo y  espacios de acompañamiento adecuados en los que se respeten los procesos individuales de cada mujer”.

“Es indispensable la penalización del cliente de prostitución y de trata de personas en cualquiera de sus variantes”, explican los jóvenes que no quieren condenar a las víctimas, sino “ sino a toda la cadena de explotación”.

Finalizan el comunicado expresando que “Todos los hombres y mujeres del mundo somos personas iguales y libres, y que debemos aunar esfuerzos para rescatar, empoderar y restituir los derechos fundamentales de las personas que han sido victima de la trata de personas y cualquier otro tipo de  esclavitud”.
 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.