¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

El día es hoy, la hora ya… pronto, Jesús por mi vida pasarás

© Emilio Küffer
reloj despertador viejo en un banco
Comparte

Ven a mi casa, ven a mi hogar, que hace tiempo guardo un lugar

El día es hoy, la hora ya,
pronto, Jesús por mi vida pasarás.
Sé que tu amor es fuerte,
quiero trepar y verte.
 
Ven a mi casa, ven a mi hogar,
que hace tiempo guardo un lugar
y llevo dentro tantos deseos
de conversar.
 
Ven a mi casa, ven a mi hogar,
que con vos se va a iluminar,
y ese rincón oscuro y cerrado
abre de par y en par,
y sea tuyo lo que es mío,
tuyo mi hogar.
 
No sé porqué, estoy aquí,
quiero guardar tus ojos dentro de mí,
porque miraste hondo,
lo comprendiste todo.
 
Él que me amó, sin despreciar,
y me miró y me vino a visitar.
Le devolvió a mis manos
un latido de hermano.
 
Por el P. Eduardo Meana. Artículo originalmente publicado por Oleada Joven
 

Tags:
oracion
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Para que nuestra luz siga brillando en la oscuridad

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.