Aleteia

El día es hoy, la hora ya… pronto, Jesús por mi vida pasarás

© Emilio Küffer
reloj despertador viejo en un banco
Comparte

Ven a mi casa, ven a mi hogar, que hace tiempo guardo un lugar

El día es hoy, la hora ya,
pronto, Jesús por mi vida pasarás.
Sé que tu amor es fuerte,
quiero trepar y verte.
 
Ven a mi casa, ven a mi hogar,
que hace tiempo guardo un lugar
y llevo dentro tantos deseos
de conversar.
 
Ven a mi casa, ven a mi hogar,
que con vos se va a iluminar,
y ese rincón oscuro y cerrado
abre de par y en par,
y sea tuyo lo que es mío,
tuyo mi hogar.
 
No sé porqué, estoy aquí,
quiero guardar tus ojos dentro de mí,
porque miraste hondo,
lo comprendiste todo.
 
Él que me amó, sin despreciar,
y me miró y me vino a visitar.
Le devolvió a mis manos
un latido de hermano.
 
Por el P. Eduardo Meana. Artículo originalmente publicado por Oleada Joven
 
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.