Aleteia

Siempre hay alguien a nuestro lado

© Leland Francisco
pareja de jóvenes enamorados en un bosque
Comparte

Cuando amamos, siempre estamos cerca de alguien. Por más perdido que se sienta, nuestro amor lo alcanzará.

Ése es el milagro del amor: para él, no hay distancias.
 
Cuando amamos, siempre estamos cerca de alguien. Por más perdido que se sienta, nuestro amor lo alcanzará.
 
Y el que ama de verdad, jamás se siente perdido, ni en el desierto, ni en la ciudad confusa.
 
El que ama de verdad no se cansa de buscar diálogo y compartir la vida.
 
El que ama de verdad "nunca está muerto ni de sed, ni de miedo".
 
Pero lleva en sus manos la plenitud de la Vida; el agua que reanima y el ánimo que da coraje.
 
Siempre hay alguien a nuestro lado. El que ama, descubre su presencia. De lo contrario, estará solo en la multitud, terriblemente solo, con su autosuficiencia y su egoísmo.
 
Cuando más me resista a abrirme a los demás inclinándome con egoísmo para admirar mis propias limitaciones, ¡más solitario estaré todavía!
 
Y no habrá nadie que logre restituirme la alegría de vivir, sino me digo a mi mismo: ¡Deja que los demás invadan tu casa! . "Abre las puertas de la desconfianza y conocerás voces cuya existencia desconocías; que no creías poder llegar a amarlas".
 
Ésta es la ley de la vida: PARA VIVIR EN PLENITUD ES NECESARIO COMPARTIR EN PROFUNDIDAD.
 
Y de esto el Amor entiende mucho…
 
De Carlos A. Schmitt "Crear lazos de Amistad"
 

Artículo originalmente publicado por Oleada Joven

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.