Aleteia

Papa Francisco: Atención al escándalo de quienes se dicen cristianos y viven como paganos

@DR
Comparte

Homilía de hoy en la Domus Santa Marta

Cada cristiano, sea cual sea su vocación, debe saber perdonar siempre y no dar escándalo, porque “el escándalo destruye la fe”. Papa Francisco lo ha repetido comentando las lecturas de la Misa de la mañana presidida en la Capilla de Casa Santa Marta.
 
Mejor tirarse al mar con una piedra atada al cuello. Prefiere una imagen cruda a cualquier otra expresión más edulcorada, Jesús, cuando dice a sus discípulos lo que piensa de dar escándalo a los demás, especialmente a los indefensos. Papa Francisco comenzó la homilía partiendo de la cita del Evangelio de Lucas de hoy, basándose en tres palabras clave: escándalo, perdón, fe. “Ay del que escandaliza”, afirma perentorio Cristo, mientras que en la cita de su Carta a Tito, San Pablo da indicaciones precisas sobre como debe ser el estilo de vida de un sacerdote, no violento, sobrio, en una palabra “irreprensible”, es decir las antípodas del escándalo. Pero esto, afirma el Papa, vale para todos los cristianos. El escándalo, añade “es decir y profesar un estilo de vida, ‘soy cristiano’, y después vivir como un pagano que no cree en nada”. Esto da escándalo, “porque falta el testimonio”, mientras que la “fe confesa, afirma el Papa Francisco, es una vida vivida”.
 
“Cuando un cristiano o una cristiana, que va a la Iglesia, a una parroquia, no vive como tal, escandaliza. Cuántas veces hemos escuchado: ‘Yo no voy a la iglesia, hombre o mujer, porque es mejor ser honrado en casa y no hacer como aquel o aquella que va a la iglesia y luego hace esto, estoy y esto…’. El escándalo destruye ¡destruye la fe! Por eso Jesús es duro: ‘¡Estad atentos!¡Estad atentos!’. Esto nos hará bien repetírnoslo hoy: ‘Estad atentos de vosotros mismos. Todos somos capaces de escandalizar”.
 
Del mismo modo todos debemos saber perdonar. Y perdonar “siempre”, insiste el Papa haciéndose eco de las palabras de Cristo, que invita a hacerlo “siete veces al día”, si quien nos ofende nos pide perdón. Jesús, observa Papa Francisco “exagera para hacernos entender la importancia del perdón”, ya que “un cristiano que no es capaz de perdonar, escandaliza: no es cristiano”.
 
“Debemos perdonar, porque somos perdonados. Y esto está en el Padrenuestro: Jesús nos lo enseñó allí. Y esto no se puede entender con la lógica humana. La lógica humana te lleva a no perdonar, a la venganza; te lleva al odio, a la división. ¡Cuántas familias divididas por no perdonarse: cuántas familias! Hijos alejados de sus padres, maridos y mujeres alejados entre ellos… es muy importante pensar esto: si yo no perdono, no tengo, parece que no tengo derecho a ser perdonado o no he entendido que significa que el Señor me haya perdonado a mí. Esta es la segunda palabra: perdón”.
 
Se entiende entonces, concluye Papa Francisco, “porque los discípulos escuchando estas cosas, le dicen al Señor: ‘Aumenta en nosotros la fe’”.

“Sin la fe no se puede vivir sin escandalizar y siempre perdonando. Solo la luz de la fe, de esa fe que nosotros hemos recibido: de la fe de un Padre misericordioso, de un Hijo que ha dado la vida por nosotros, de un Espíritu que está dentro de nosotros y nos ayuda a crecer, de la fe en la Iglesia, de la fe en el pueblo de Dios, bautizado, santo. Y esto es un don, la fe es un regalo. Nadie con libros, yendo a conferencias, puede tener la fe. La es un regalo de Dios que te viene y por esto los apóstoles le piden a Jesús: ‘Aumenta en nosotros la fe’”.
 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.