Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 26 septiembre |
San Cosme y san Damián
home iconEspiritualidad
line break icon

​Decálogo para una actitud adecuada en misa

© P.RAZZO/CIRIC

Henry Vargas Holguín - publicado el 05/11/14

Llega puntual, saluda al Señor al entrar en la iglesia, mantén el respeto y el silencio, vístete con decencia, guarda el ayuno eucarístico, participa activamente,…

Estos diez consejos te ayudarán a integrarte en la comunidad católica y a vivir plenamente la misa. El decálogo es la tercera parte (después de la primera y la segunda publicadas esta semana) de la Guía para vivir la misa que el experto de Aleteia Henry Vargas Holguín ofrece en respuesta a varias preguntas de nuestros lectores. 

1.-Llega siempre puntual, incluso antes de iniciar la santa misa. Recordar que el primer precepto de la Iglesia, que existe desde el siglo IV, es oír Misa completa o misa entera todos los domingos y fiestas de guardar y no realizar trabajos y actividades que puedan impedir la santificación de estos días.

Para esto es importante llegar a tiempo a la iglesia. ¿Para qué? Para prepararnos espiritualmente en oración haciendo nuestra oración personal. Incluso para mirar anticipadamente las lecturas aprovechando las hojas dominicales. Cuando se leen las lecturas del día antes de misa tienes una buena idea de lo que dirá el Señor y servirá para entender mejor la homilía.

2.- Entrando al templo tu primera acción debe ser saludar al Señor. Nunca entres despistado(a). Acto seguido ir a buscar el Sagrario. Habrá una luz encendida indicando su lugar dónde está reservado el Santísimo sacramento. Si la salud te lo permite arrodíllate completamente o al menos la rodilla derecha al suelo (genuflexión), como señal de adoración y respeto al estar frente al Señor. 

Una vez haces tu acto de adoración busca el lugar que quieras, ojalá empezando a ocupar los primeros bancos.

3.- Si tienes que moverte dentro de la iglesia hazlo con respeto. Y cuando tengas que pasar de lado a lado de la misma, pasando frente al altar, haz una reverencia profunda, aunque no haya empezado la misa. Si ya está el Señor en el altar, haz una genuflexión sencilla (rodilla derecha al suelo).

4.-  Observa el silencio. Habrá personas orando o preparándose para la confesión o confesándose. Permanece en silencio u orando como preparación personal y para respetar el momento de los demás con Dios.

Observar el silencio antes, durante y después de la celebración; a excepción cuando necesariamente se ha de cantar o responder a las acciones litúrgicas.

Considera que la misa es algo sagrado; esto implica apagar o silenciar el teléfono móvil, no lo pongas con vibrador porque te distrae y te hace dependiente. Si por distracción olvidas apagar el teléfono móvil y te suena durante la misa, no salgas de la iglesia a responder; apágalo inmediatamente.

5.- Vístete con decencia en la casa de Dios. En el lugar donde se renueva incruentamente el sacrificio de Cristo en la cruz, vístete con lo mejor que tengas. Viste bien, pero por la dignidad del lugar y del momento y no para que te luzcas ante la gente. No lleves vestimentas atrevidas aunque haga calor, ni ropa deportiva, ni pijamas, ni shorts, chancletas,…

6.- La Iglesia nos exige por norma un ayuno eucarístico de 1 hora de comida y bebida antes de la sagrada comunión, a excepción del agua y las medicinas (CDC 919).

El ayuno incluye el chicle antes y durante la celebración. Esta norma no es opcional, y violarla conscientemente es sacrilegio. Observar esta norma es signo de máximo respeto de quien identifica la presencia real de Cristo en la Eucaristía; es también la preparación y correcta disposición para recibir al Señor.

7.- Controla a tus hijos. Si son pequeños evita que jueguen molestando a los demás y edúcalos en el respeto que merecen el lugar y el momento; así sabrán la importancia que tiene.

Si son muy pequeños o de brazos, y no puedes encomendarlos a alguien, procura situarte en los bancos del final por sí es necesario salir de la iglesia a tranquilizarlos en el caso de que lloren.

8.- Dice Jesús: “Mi casa será llamada casa de oración (Mt 21,13). Por tanto el templo parroquial no es lugar para tertulias; no confundas la iglesia con una cafetería, no te sientes con las piernas cruzadas como en los actos o reuniones sociales.

La misa no es momento de expresar afectos personales. Si estás con tu esposo (a) o novio (a), deja los cariños extravagantes para otro lugar y momento. Ahora sois tú y tu pareja, cada uno con Dios: vivid la misa como pareja, pero dirigidos a Dios.

9.- Participa activamente de la misa y deja tus lecturas y devociones para otro momento, ya sea para antes o para después de la misa. Durante la misa evita los desplazamientos innecesarios como peregrinar frente a imágenes dispuestas para la devoción, esto obsérvalo sobre todo  en los santuarios.

10.- No favorezcas la distracción. En misa abandona todo otro asunto o pensamiento. No desvalorices la misa con un corazón dividido, pensando en tus asuntos fuera de misa.

No te ocupes en banalidades, ni mirando a los demás, mucho menos con malicia u obscenidad. Tampoco la pases mirando el reloj, como si tuvieras ganas de que la misa acabe cuanto antes.

Tags:
dummies liturgiaeucaristialiturgiasacramentos
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Claudio de Castro
El purgatorio y la misteriosa alarma de las 3 a.m.
2
PADRE PIO
Philip Kosloski
Cuando Padre Pío rezaba por alguien, decía esta poderosa oración
3
lobo cordeiro fumaça
Gelsomino del Guercio
«El humo de Satanás entró en la Iglesia»: ¿qué quiso decir el Pap...
4
Aleteia Brasil
La pareja que festejó su matrimonio dando de cenar a 160 personas...
5
O Catequista
La polémica sobre el cuerpo incorrupto del Padre Pío
6
Maria Paola Daud
Cuando la Virgen María detuvo la lava del volcán Etna
7
ANMOL RODRIGUEZ
Domitille Farret d'Astiès
Atacada con ácido cuando era bebé, Anmol Rodriguez supera e inspi...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.