Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
lunes 21 junio |
San Luis Gonzaga
home iconEspiritualidad
line break icon

¿Cómo se supone que puedo mantener mi mente pura?

© Francesca Dioni *Aemaeth*

La Opción V - publicado el 04/11/14

Te sugiero que en vez de poner el esfuerzo en borrar la imagen que atrae tu atención, la eleves

La tentación siempre estará allí, especialmente por la manera como se visten la mayoría de chicas hoy en día. Pero las tentaciones sexuales más fuertes usualmente llegan en los años de la adolescencia, y pueden hacerse aún más fuertes debido al ambiente en que se sitúe un chico.

Cuando yo estaba en la secundaria, pensaba que era difícil mantenerse puro, porque estaba inmerso en la pornografía, tenía amigos que siempre hablaban de temas sexuales, escuchaba música que glorificaba el sexo sin sentido, y pasaba un sinfín de horas viendo televisión. Comparado al poco tiempo que pasaba en oración, no debía haberme sorprendido de que mi alma se sintiese débil frente a la fuerza de mi lujuria.

A veces rezamos: “Está bien, Señor, seré puro tan pronto me libres de mis deseos sexuales”. Pero así no funciona.

Cuando busquemos amigos que luchen por vivir la castidad, tiremos la pornografía al tacho, evitemos ver programas o escenas eróticas en televisión, nos deshagamos de la música que degrada a las mujeres y recemos más, las tentaciones serán menos frecuentes y será más fácil vencerlas.

Lo cierto es que tenemos más control sobre la situación de lo que quisiéramos admitir.

Pero digamos que pones todo esto en obra. Los pensamientos impuros aun así vendrán, pero Dios no te juzgará por lo que repentinamente aparezca en tu mente.

Imagínate que estás viendo un partido de básquetbol en televisión, y la cámara enfoca a una porrista a la que parece que no le alcanza el dinero para comer ni para vestirse.

Tu cerebro responderá a esa imagen más rápido de lo que puedes hablar o razonar, porque al ver una imagen sexual tu sistema nervioso autónomo responde instantáneamente. 

En aproximadamente un tercio de segundo, los neurotransmisores saturan tu cerebro con señales que te excitan, envían hormonas como oleadas a través de tu flujo sanguíneo, dilatando tus pupilas, elevando tu ritmo cardiaco y alterando tu tono muscular. Tú detectas su vulnerabilidad subconscientemente.

Antes de que hayas tenido la oportunidad de razonar sobre la moralidad de lo que estás viendo, tu cuerpo ya ha reaccionado. Eso es el deseo sexual y no debemos pensar que es pecaminoso. Esa primera reacción está más allá de tu control. Dios solo se fija en cómo respondes.

Algunas personas sugieren que pienses en otra cosa que no sea la mujer que se convierte en causa de tentación. Ciertamente puedes apartar la mirada de la imagen que atrae tu atención o eliminarla, ¿pero qué haces con el pensamiento que permanece en tu mente?

Te sugiero que en vez de poner el esfuerzo en borrar la imagen, la eleves. Piensa en la mujer, pero no te quedes en sus formas para desearla, sino que reza por ella y pídele a Dios que te ayude a verla como Él la ve: «1Sam 16,7».

Para vivir la pureza es esencial que no tratemos de negar nuestros deseos y actuar como si no existieran, sino que reconozcamos su poder y roguemos a Dios nos conceda el don de amar como Él ama.

Si procuramos hacer esto, nuestra sexualidad no será algo que tengamos que ocultar a Dios. En cambio, Él resplandecerá a través de nosotros irradiando su amor a la mujer que amamos.

Por Jason Evert 
Artículo publicado por La Opción V

Tags:
pornografiasexualidad
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
CHIHUAHUA
Jesús V. Picón
El enfermero que moría de COVID y su mensaje de confianza en Dios
2
PASSION OF THE CHRIST
Cerith Gardiner
7 pruebas y tribulaciones que Jim Caviezel enfrentó al interpreta...
3
Pablo Cesio
El Padrenuestro, la oración que asustó a un grupo de delincuentes
4
SAINT JOSEPH
Maria Paola Daud
El asombroso poder de san José dormido
5
Histórias com Valor
Después del coma, un niño asustó a su madre al decirle que conoci...
6
MARIA VIANNEY
Maria Paola Daud
Para cuando te entra el hambre: Los Matefaims del cura de Ars
7
PAUL MCCARTNEY
Jordan Runtagh
«Let it Be»: la verdad detrás de la visita de la Virgen María a P...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.