Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 28 noviembre |
Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa
home iconActualidad
line break icon

Villa Juliana se pinta de esperanza

Monica Ibáñez Sarco - publicado el 25/10/14

El perdón y la reconciliación en Colombia son posibles

Son muchos los pueblos colombianos que han sido víctimas de la violencia durante años y que en la actualidad aguardan con esperanza la posibilidad de pactar la paz definitiva.

Villavicencio es una ciudad colombiana, capital del departamento del Meta que cuenta con una población aproximada de 480.366 habitantes. Este lugar ubicado a 86 kilómetros al sur de la capital de Colombia, Bogotá, no ha sido exento de los ataques crueles de la guerrilla y los paramilitares. Desde los inicios su geografía ha propiciado el asentamiento de estos grupos armados dañando y causando hondas heridas en la vida de sus pobladores.

Un sueño hecho realidad

Villa Juliana es un lugar de Villavicencio que tiene una característica que muchos otros pueblos de Colombia quisieran alcanzar. Se trata de un barrio donde habitan sin problemas ni rencores algunos desmovilizados y sus víctimas: ex-guerrilleros, pensionados de la policía, reinsertados de grupos paramilitares, familias desplazadas, entre otros. Estos pobladores han entendido que la paz no es una utopía, es un anhelo del corazón de toda persona que se traduce en un sueño alcanzable pero que implica una cuota de sacrificio: apostar por el perdón en vez de la venganza; creer en el amor y no en el odio para convivir.

Del perdón a la reconciliación

María Eliza Chaparro, presidente de la Junta de Acción Comunal de Villa Juliana declaró para El Tiempo: “Acá vivimos muchas personas bajo esas condiciones y pese al sufrimiento y el dolor recibidos, hicimos una reconciliación con nuestro propio yo y tenemos la esperanza de que nuestro mundo será mejor y por eso estamos trabajando hombro a hombro para que podamos sellar esa herida”.

Ella siendo líder de su barrio ha comprendido que el proceso de perdón y reconciliación es una opción personal que no consiste en el olvido sino en asumir las heridas del corazón confiando en la sanación otorgada por Dios que restaura las relaciones con los otros. Sólo viviendo este proceso se hace posible una convivencia pacífica. Uno de los pobladores reinsertados compartió a El Colombiano: “Uno con el perdón de ellos logra vivir tranquilo y por eso en sus conversaciones ya no hablan de la guerra.” Estas personas que en su tiempo hicieron daño no son señalados en Villa Juliana, han sido acogidos por su comunidad. Y ellos mismos descubren que esta ha sido la clave: el dar otra oportunidad desde el perdón que nace del corazón.

Constructores de paz

Han sido más de 300 personas las que se han reunido con el objetivo de transformar el barrio, no sólo desde un plano estético sino con una intención más de fondo; hacerles comprender que hay que trabajar unidos para mantener los lazos de hermandad y  para curar el dolor ocasionado por el conflicto armado.

Tres empresas (Pintuco, Fundación Orbis y Cemex) se unieron para darle a este Barrio la posibilidad de pintar de alegría y esperanza cada vivienda. Para esto ha sido necesario 1500 galones de pintura y más de 100 toneladas de concreto, junto con brochas y baldes que entre los habitantes han compartido para cambiar el color de su historia.

Finalmente, el presidente del grupo Orbis, Santiago Piedrahíta, dijo a El Colombiano: "Así les decimos que sí somos capaces de reconciliarnos y convivir".

Tags:
colombiaperdonreconciliacionviolencia
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
READING
Gelsomino del Guercio
Las tres reglas fundamentales para los lector...
Orfa Astorga
¿Hasta qué edad es sano vivir en casa de los ...
APOKALIPSA
Vatican Media
El Papa: Está acabando una civilización que s...
TRINIDAD Y TOBAGO
Ramón Antonio Pérez
¿Por qué Trinidad y Tobago “echa al mar” a 16...
Philip Kosloski
Cuando sientas que todos conspiran contra ti,...
Redacción de Aleteia
7 señales de personas con “depresión escondid...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.