Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 06 diciembre |
San Sabas de Capadocia
home iconPuntos de vista
line break icon

La vocación y el infierno

La boa y el elefante - publicado el 24/10/14

¿Hay algo más terrible que no responder a aquello a lo que hemos sido llamados? ¿Hay algo más terrible que no ser aquello para lo que hemos venido al mundo? Lo siento. Sólo pensar en la tristeza del joven rico me pone la piel de gallina y me inunda de una tristeza con la que es difícil convivir.

Ayer vimos en casa "En busca de la felicidad", la película de Will Smith y su hijo. Me gustó y, aunque ya la había visto, verla en este momento abrió de nuevo la caja de Pandora de mis sueños y frustraciones. Luchar por lo que uno quiere, perseguir un sueño, llegar a la extenuación por ser más, por llegar a más, por no conformarse con la mediocridad… Y cojo las lecturas de hoy y ¿qué me encuentro? Una afirmación lapidario de S. Pablo: "Os ruego que andéis como pide la vocación a la que habéis sido convocados".

Esto de la vocación no es sencillo. Hay gente que tiene muy clara su vocación desde bien pequeña. Yo la he intuido desde joven: educador, maestro. Sí, creo que mi manera de servir a Dios y al mundo es sirviendo a las personas para que, como ya descubrió S. José de Calsanz hace más de 400 años, podamos suponer que con "piedad y letras", el niño y el joven puedan alcanzar la felicidad y ser útiles a la sociedad. ¡Pero hay más cosas que me pican! La política, la comunicación… El camino de la vida es tan entretenido que, cuando piensas que ya tienes claro algo, el Señor te va abriendo otras puertas que te obligan a seguirte preguntando y a seguir respondiendo. Muy complicado es esto. Y esa dulce oscuridad de no saber qué debe responder uno… ¿Tú también la has sentido? Esa tensa espera de sentir que el Señor te tiene algo preparado y no sabes si lo verás, ni cómo vendrá… ¿A que me entiendes?

¿Y hay algo peor y más complicado que responder a la propia vocación? Pues si eres padre, la llevas clara. Creo que, como padre, mi principal tarea es ayudar a mis hijos a encontrar y responder a la llamada de Dios para cada uno de ellos. ¡Buf! Aquí es cuando uno resopla, se remanga y pide toda la ayuda divina que el cielo sea capaz de ofrecer. ¡Qué tarea! ¡Qué responsabilidad! ¡Qué riesgo!

Tengo claro que sólo voy a vivir una vez y tengo claro que Dios me ha regalado la vida como adelanto del Reino que viviré en la eternidad. Tengo claro que se espera algo de mí y que no he venido sólo para figurar y hacer algunas cosillas bien. No hay mayor preocupación ni mayor objetivo que responder como Samuel: "Aquí estoy, Señor". No hay fracaso mayor, ni mayor infierno en la tierra, que vivir de espaldas a la propia vocación. No lo dudo. No hay mayor sueldo ni mejor nómina que acostarse agotado por hacer aquello que Dios quiere que hagas.

Tags:
confirmacionsacramentossexualidad
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
FATHER JOHN FIELDS
John Burger
Muere el sacerdote voluntario para el ensayo ...
PADRE CEPEDA
Cecilia Zinicola
El beso de Jesús, la historia de un párroco b...
HUG
Dolors Massot
El médico que abrazó al enfermo de coronaviru...
MARIA DEL MAR
Rodrigo Houdin
Fue abandonada en un basural, pero buscó a su...
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
Ary Waldir Ramos Díaz
Benedicto XVI: "El Señor me ha quitado la pal...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.