Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 29 noviembre |
San Saturnino
home iconEspiritualidad
line break icon

Papa Francisco: trabajemos todos por la unidad de la Iglesia, así somos más fuertes

AP Photo/Alessandra Tarantino

Radio Vaticano - publicado el 24/10/14

Homilía de hoy en la Domus Santa Marta

Todo cristiano está llamado a trabajar por la unidad de la Iglesia. Es la exhortación realizada por Papa Francisco en la Misa de esta mañana en la Casa Santa Marta. El Pontífice ha destacado que debemos dejarnos guiar por el Espíritu Santo que crea la unidad de la Iglesia en la diversidad de las personas.

“Yo , prisionero, os exhorto a construir la unidad en la Iglesia”. Papa Francisco ha desarrollado su homilía partiendo de esta exhortación de San Pablo en la Carta a los Filipenses. “Crear la unidad de la Iglesia, observó el Pontífice, es el trabajo de la Iglesia y de todo cristiano durante la historia”.

El Apóstol Pedro, añadió, “cuando habla de la Iglesia, habla de un templo hecho de piedras vivas, ¡que somos nosotros!”. Al contrario, advirtió, “de ese otro templo de la soberbia que era la Torre de Babel”. El primer templo, dijo de nuevo, “lleva a la unidad”, el otro, “es el símbolo de la desunión, del no entenderse, de la diversidad de las lenguas”.

“Crear la unidad de la Iglesia, construir la Iglesia, este templo, esta unidad de la Iglesia: este es el deber de todo cristiano, de todos nosotros. Cuando se debe construir un templo, un palacio, se busca un área edificable, preparada para esto. La primera cosa que se hace es buscar una piedra basal, la piedra angular dice la Biblia. Y la piedra angular de la unidad de la Iglesia o mejor la piedra angular de la Iglesia es Jesús y la piedra angular de la unidad de la Iglesia es la oración de Jesús en la Última Cena: ‘¡Padre, que sean uno!’. ¡Esta es la fuerza!”.

Jesús, afirmó, es “la piedra sobre la que nosotros edificamos la unidad de la Iglesia”, “sin esta piedra no se puede. No hay unidad sin Jesucristo en la base: esa es nuestra seguridad”. Pero ¿quién, se pregunta el Papa, construye esta unidad?” Esto, es su respuesta, “es el trabajo del Espíritu Santo. Es el único capaz de crear la unidad de la Iglesia. Y por esto lo envió Jesús: para hacer crecer a la Iglesia, para fortalecerla, para unificarla”.
Es el Espíritu, prosiguió, el que crea “la unidad de la Iglesia”, en la “diversidad de los pueblos, de las culturas, de las personas”. ¿Cómo, entonces, se “construye este templo?”, se pregunta de nuevo Francisco. Si el Apóstol Pedro, cuando hablaba de esto “decía que nosotros éramos piedras vivas en esta construcción”, San Pablo, “nos aconseja que no seamos tanto piedras como ladrillos débiles”. Los consejos del Apóstol de los Gentiles para “construir esta unidad son consejos de debilidad, según el pensamiento humano”.

“Humildad, dulzura, magnanimidad: son cosas débiles, porque parece que el humilde no sirve para nada; la dulzura y la mansedumbre no parecen ser de utilidad: la magnanimidad, el estar abierto a todos, tener el corazón grande… Y aún dice más: ‘Soportándoos mutuamente en el amor’. Soportándoos mutuamente en el amor ¿teniendo qué en el corazón? Conservar la unidad. Y nosotros nos convertimos en piedras más fuertes de este templo en tanto en cuanto somos más débiles con estas virtudes de la humildad, de la magnanimidad, de la dulzura, de la mansedumbre”.

Este, retomó, es el “mismo camino que hizo Jesús”, que “se hizo débil hasta la Cruz, donde se fortaleció”. Así debemos hacer nosotros: “el orgullo, la suficiencia no sirven”. Cuando se hace una construcción, afirmó, “es necesario que el arquitecto haga un plano. ¿Y cuál es el plano de la unidad de la Iglesia?”.

“La esperanza a la que estamos llamados: la esperanza de ir hacia el Señor, la esperanza de vivir en una Iglesia, hecha con piedras vivas, con la fuerza del Espíritu santo. Solo sobre el plano de la esperanza podemos seguir adelante en la unidad de la Iglesia. Hemos sido llamados a una esperanza grande. ¡Vayamos hacia allí! Pero con la fuerza que nos da la oración de Jesús por la unidad, con la docilidad al Espíritu Santo, que es capaz de hacer de ladrillos, piedras vivas; y con la esperanza de encontrar al Señor que nos ha llamado, encontrarlo cuando llegue la plenitud de los tiempos”.

Tags:
papa francisco
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
READING
Gelsomino del Guercio
Las tres reglas fundamentales para los lector...
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
COVID
Rodrigo Houdin
COVID-19: Murió aferrado a su rosario y con u...
APOKALIPSA
Vatican Media
El Papa: Está acabando una civilización que s...
Orfa Astorga
¿Hasta qué edad es sano vivir en casa de los ...
TRINIDAD Y TOBAGO
Ramón Antonio Pérez
¿Por qué Trinidad y Tobago “echa al mar” a 16...
Philip Kosloski
Cuando sientas que todos conspiran contra ti,...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.