Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
miércoles 14 abril |
Beato Pedro González (san Telmo)
home iconEstilo de vida
line break icon

¿Sabes reconocer tus errores como padre de familia?

Jim Simonson / Flickr CC

Aleteia Team - publicado el 21/10/14

Tips para ser objetivos como esposos y como padres

Señalamos algunos tips para poder adquirir la madurez como esposos (as) y padres de familia y educar a nuestros hijos con mayor eficacia, para poder cumplir con el proyecto de Dios para ellos.

1. Objetividad: Podemos decir que la objetividad es la capacidad que tiene el individuo para reconocer defectos y virtudes, aciertos y errores de su propia conducta para que con base en ese conocimiento sea mejor persona.

 ¿Cómo podemos ser objetivos como esposos?

• Al reconocer con toda sinceridad y humildad que somos vulnerables, que no somos el esposo o la esposa perfectos y que tenemos  defectos que impiden en algunas ocasiones una armonía o un matrimonio estable.

•  Pero también reconociendo que poseemos  virtudes, que van a ser las que enriquezcan nuestro matrimonio, las que si sabemos  cultivar con amor y dedicación, darán mucho fruto.

Reconociendo  nuestras  limitaciones: egoísmo, ambición, orgullo, debilidad, prepotencia, inseguridad… características todas ellas que impiden una buena convivencia en el matrimonio, si no se “trabajan” en “común” para el bien del matrimonio y la familia. Hay que verlas como oportunidades de crecimiento y de amor, para ayudar al otro a ser lo mejor que puede ser.

Identificando las virtudes y defectos del  cónyuge, apreciar las virtudes y ayudarle para que éstas crezcan y se multipliquen. Con los defectos, también hay que identificarlos, aceptarlos como parte  del otro y ayudarle a vencerlos, a mejorarlos o al menos que no dominen, que se vean superados por las virtudes.

Teniendo la sencillez y la humildad de aceptar consejos, opiniones de otras personas: amigos, parientes o consejeros profesionales, que nos hagan ver aquellos caminos que nos pueden ayudar a ser mejores como matrimonio o como personas.

Pidiéndole al Espíritu Santo en la oración personal, que nos ilumine, que nos haga ver con claridad aquellas áreas de oportunidad en las que podemos mejorar para lograr un matrimonio tal y como Dios lo pensó.

¿Cómo podemos ser objetivos como padres de familia?

Aceptando a nuestros hijos tal y como son, aunque no sean como los habíamos “soñado”. Reconocer que posiblemente no tienen el carácter o el físico, que habíamos esperado… pero así son, esos son nuestros hijos, los que Dios nos mandó para que educáramos y formáramos.

Identificando sus virtudes, para ayudarlos a ser lo mejor que pueden ser, con base en lo que ellos “pueden” y “quieren”, no en lo que nosotros “deseamos y pretendemos.

Brindándoles el apoyo y el amor que necesitan, no más ni menos…evitar la sobreprotección que limita y el abandono que anula.

• Sea apoyo, pero sin estorbar ni imponer; ser guías, que indiquen el camino con claridad y precisión; ser estímulos que motiven y animen.

Ayudándoles a forjar un carácter fuerte, sólido que les permita ser lo que deben ser y lo que Dios quiere para ellos.

Ser para ellos un ejemplo de vida, un modelo que impacte por su valor intrínseco, real, no por la apariencia ni lo pasajero, sino por la esencia y el valor que trasciende.

Podemos ser objetivos como padres de familia, cuando reconocemos que nuestros hijos no son nuestros, son de Dios y nosotros somos simples colaboradores de Él para la formación de esas almas que nos encomendó para algún día llevarlas al cielo con Él.

En la medida que “aceptemos” a esos hijos con sus virtudes, valores, defectos, circunstancias y veamos en cada uno de ellos esa posibilidad de “hacer” de ellos lo que Dios quiere con nuestro amor, nuestro apoyo, nuestra incondicionalidad y nuestro servicio como padres y matrimonio cristiano, estaremos contribuyendo a una tarea única y con sentido eterno.


Por Cecilia Elizondo
Artículopublicado por el semanario Desde la fe

Tags:
familiamatrimoniopaternidad
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
MIRACLE
Maria Paola Daud
Mateo se perdió en el mar… ¡y apareció en brazos de papá!
2
Dicas de amor
Una hermana es más que una amiga, es la mitad de nuestro corazón
3
MIGRANT
Jesús V. Picón
El niño perdido y hallado en pleno desierto que invita a reflexio...
4
RIVELAZIONE
Maria Paola Daud
La Virgen que se apareció en Roma, revelándose a un adventista
5
ALICE BATTENBERG
Adriana Bello
La monja de la realeza
6
SANDOKAN
Inma Álvarez
La verdadera historia de Sandokán: era español y obispo
7
SATAN SHOES
Adriana Bello
Las zapatillas de Satanás no son un juego
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.