Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
martes 13 abril |
San David Uribe
home iconHistorias que inspiran
line break icon

Yo también me estoy muriendo, Brittany, pero suicidarse no es la respuesta

mundanefaithfulness.com

Kara Tippetts - publicado el 20/10/14

Madre de cuatro hijos con cáncer terminal pide a Brittany Maynard reconsiderar su decisión

Mi oncólogo y yo nos sentamos durante un largo rato con el corazón adolorido por tu historia. Hablamos de manera amable sobre el difícil camino que se te ha pedido recorrer.

Llegué a casa y mi amigo y yo nos sentamos en la cama de mi hija de cinco años y oramos por ti. Simplemente oramos para que pudieras escuchar mis palabras que surgen del lugar más sensible y bellamente roto de mi corazón.

Oramos para que pudieras escuchar mis palabras puestas en papel que vienen de un lugar de amor sensible y sabio. Sabiendo lo que es conocer el horizonte de tus días que un día parecían ilimitados y ahora parecen oscurecerse.

Escucha estas palabras de un corazón lleno de amor por ti. Brittany, tu vida importa, tu historia importa y tu sufrimiento importa. Gracias por salir de la privacidad de tu historia y compartirla abiertamente.

Te vemos, vemos tu vida y existen innumerables personas que aman tu corazón y están rezando para que cambies de idea.

Brittany, te amo, y siento mucho que te estés muriendo. Siento mucho que a ambas se nos haya pedido tomar un camino que parece simplemente imposible de caminar.

Creo que contar tu historia es importante. Creo que es bueno para nuestra cultura saber lo que está pasando en Oregon.
Es una discusión que necesita ser traída de los rincones tranquilos y sacada vívamente a la luz. Al compartir tu historia ha sucedido eso. Importa, y es increíblemente importante. Gracias.

Querida, simplemente no estamos de acuerdo. El sufrimiento no es la ausencia de bondad, no es la ausencia de belleza, sino quizá pueda ser el lugar donde la verdadera belleza puede conocerse.

Al escoger tu propia muerte, les estás robando a aquellos que te aman con tanta ternura la oportunidad de estar contigo en tus últimos momentos y poderte ofrecer amor en tu último aliento.

Mientras estaba sentada en la cama de mi joven hija orando por ti, me pregunté sobre la imposibilidad de entender que un día la historia de mi joven hija será bella porque presenció mi muerte.

Ese último beso, esa última caricia, ese último aliento importan, pero nunca fue pensado para nosotras decidir cuándo respiraríamos ese último aliento.

Conocer a Jesús, conocer que Él entiende mi difícil despedida, Él camina conmigo en mi agonía,… Mi corazón desea que lo conozcas en tu muerte. Porque en su muerte, protegió mi vida. Mi vida más allá de este mundo.

Brittany, cuando confiamos que Jesús carga, protege y redime nuestros corazones, la muerte ya no es una agonía. Mi corazón desea que conozcas esta verdad, este amor, esta vida eterna.

Te han dicho una mentira. Una terrible mentira. Que tu muerte no será bella. Que el sufrimiento será demasiado.

Mi oncólogo y yo hablamos hoy de tu agonía, de la mía y de la bella colaboración que tengo con mis doctores que me acompañan en mis últimos momentos con un cuidado amoroso. Durante dos mil años los doctores han estado al lado del bello arroyo de la protección de la vida y tratando amablemente a pacientes que mueren en gracia.

El doctor que te prescribió la píldora que llevas contigo que apresurará tu muerte se ha apartado de su Juramento Hipocrático que dice, “Primero, no hacer daño”. Él o ella se ha alejado del juramento que protege la vida y el morir bellamente que nos es concedida. Los médicos accediendo a tal medicina se alejan de esta bella protección.

Existe también gente que está hablando en tonos desagradables que hace que nosotros que creemos en Jesús nos sintamos inseguros, indeseables y no amados.

¿Nos perdonarás por las voces que sienten que están gritándote desde un corazón que no es amoroso?

Pero en mi susurro, súplica, voz amorosa, querida,

escucharás a mi corazón que te pide, te ruega, te suplica que no te tomes esa píldora. Sí, tu muerte será difícil, pero no será sin belleza.

¿Confiarás por favor en mí con esa verdad? Más importante aún, ¿escucharás de mi corazón que Jesús te ama? Te ama. Tuvo una muerte horrible en una cruz para que tú lo conocieras hoy, para que nosotros no tuviéramos que vivir separados de Él en nuestra muerte. Murió y su muerte sucedió; no es simplemente una historia.

Murió y venció a la muerte tres días después, y al vencer a la muerte venció la muerte que tú y yo estamos enfrentando con nuestro cáncer. Quiere conocerte, guiarte en tu agonía, y darte vida y dártela en abundancia: la vida eterna.

Para todo ser viviente la muerte es inminente – todos la enfrentaremos algún día – la pregunta más importante es: ¿Quién es este Jesús, y qué tiene que ver con mi agonía? Por favor no te tomes esa píldora antes de hacerte esa pregunta.

Es una pregunta que nos debemos hacer, puesto que todos moriremos.

Recientemente escribí un libro, The Hardest Peace (La paz más difícil), y también escribí en mi blog sobre mi viaje de vida y mi viaje hacia mi último aliento. No es simplemente una historia sobre morir de cáncer sino de vivir este aliento. Es un libro sobre cada uno de nosotros que tiene aliento aún para respirar, para abrazar nuestra vida y para mirar nuestra muerte con gracia. Vivir en el Gran Amor y encontrar mi final en el amor. Sorprendente, importante, el amor.

Pero más que un libro, me metería en un avión mañana mismo para verte y compartir el bello quebrantamiento de mi historia y encontrarte en la tuya, si consideraras recibirme.

Ruego para que te lleguen mis palabras. Ruego para que lleguen a multitudes que están mirando tu historia y creyendo la mentira de que el sufrimiento es un error, que morir no es ser valiente, que escoger nuestra muerte es la historia valiente.

No, apresurar la muerte nunca fue lo que pretendió Dios. 

Pero en nuestra agonía, Él nos encuentra en su bella gracia.

El Juramento Hipocrático importa, y aquellos que escogen huir de él deben ser desafiados. Me duele el corazón al saber que han decidido alejarse de la orilla de la gracia que protege nuestra vida y muerte.

He decidido cooperar con mi doctor en mi agonía, y será un viaje bello y doloroso para todos nosotros. Pero, escúchame: no es un error. La belleza nos encontrará en nuestro último aliento.

Kara Tippetts es la esposa de un pastor y madre de cuatro hijos. Es la autora de “The Hardest Peace” y tiene su blog en www.mundanefaithfulness.com.

Tags:
cancereutanasiafemuertesuicidio
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
MIRACLE
Maria Paola Daud
Mateo se perdió en el mar… ¡y apareció en brazos de papá!
2
MIGRANT
Jesús V. Picón
El niño perdido y hallado en pleno desierto que invita a reflexio...
3
QUEEN ELIZABETH WEDDING
Adriana Bello
Las bodas de titanio de la reina Isabel II y el príncipe Felipe
4
SATAN SHOES
Adriana Bello
Las zapatillas de Satanás no son un juego
5
Dicas de amor
Una hermana es más que una amiga, es la mitad de nuestro corazón
6
ALICE BATTENBERG
Adriana Bello
La monja de la realeza
7
Attentat Indonésie
Agnès Pinard Legry
Este héroe evitó una masacre en la catedral esta Semana Santa
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.