Aleteia logoAleteia logoAleteia
sábado 03 diciembre |
San Francisco Javier
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

¿De qué color debe ser el vino para la Misa?

Eucharistie

Pascal Deloche | GoDong

Credere - Aleteia Francés - publicado el 18/10/14 - actualizado el 23/11/22

¿Tiene que ser de color rojo, para recordar la sangre de Cristo? ¿Blanco para no manchar tanto? La respuesta de la Iglesia católica

Jesús, en su última comida con sus discípulos, debió usar vino tinto. Los Evangelios no lo mencionan, pero en el siglo I el vino blanco era escaso, y también caro.

El vino habitual era el rojo. Y también en los siglos siguientes, en los que los cristianos lo usaban para celebrar la Misa.

Lo hacían porque Cristo lo había hecho, sin duda. Pero también porque el color rojo remitía con más claridad al simbolismo de la sangre.

La única recomendación común era elegir un vino de buena calidad.

Las indicaciones del Magisterio de la Iglesia

Pero ¿cuál es la regla hoy? La Instrucción General del Misal Romano, que es el texto normativo para la celebración de la Eucaristía en la Iglesia católica de Rito Romano, no proporciona ningún detalle. Sólo se solicita, en el n°322, que el vino sea un vino natural (sin aditivos).

La instrucción Redemptionis Sacramentum indica que el vino usado en Misa «debe ser natural, del fruto de la vid, genuino, no alterado ni mezclado con sustancias extrañas».

Además debe ser conservado «en perfecto estado» para que «no se convierta en vinagre».

Está prohibido, prosigue la instrucción, «usar vino sobre cuya genuinidad y procedencia haya dudas: la Iglesia exige, de hecho, certeza respecto a las condiciones necesarias para la validez de los sacramentos».

Palabras similares, de forma más breve, se encuentran en el Código de Derecho Canónico.

No se dice nada sobre el color o el sabor, ni se especifica si el vino debe ser con burbujas o no.

Ciertamente, el color rojo recuerda más fácilmente la sangre de Cristo, pero por motivos prácticos (posibles manchas sobre el mantel del altar) a menudo se prefiere el blanco.

Ofrecemos «nuestra pobreza»

La atención a los detalles de la celebración es importante y cada cosa debe ser preparada bien, según las normas litúrgicas: el pan y el vino y todo lo necesario para la Misa.

Pero no se debe perder de vista el sentido profundo de la celebración, que está bien expresado en esta oración sobre las ofrendas:

«Acoge Señor nuestros dones en este misterioso encuentro entre nuestra pobreza y tu grandeza: nosotros te ofrecemos lo que nos has dado, y Tú danos en cambio a ti mismo».

Tags:
derecho canonicoeucaristialiturgiamisasacramentos
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.