Recibe Aleteia gratis directamente por email
¡Alimenta tu espíritu! ¡Recibe las noticias de Aleteia cada día!
¡Inscríbete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

¿Qué valor tienen las revelaciones privadas de Jesús a algunos santos?

© Public Domain
Comparte

El caso de María Valtorta o de Anne Catherine Emmerich han dado informaciones muy valiosas

La Iglesia Católica define de forma muy clara (CIC 65,66)  que la revelación pública, oficial, está acabada y es la que se recoge en los libros canónicos de la Biblia. Corresponderá a la fe cristiana comprender gradualmente su contenido.

Lo que no impide que haya revelaciones privadas (CIC 67)  que no mejoran ni completan la Revelación definitiva de Cristo pero, si pueden  ayudar  a vivirla más plenamente en una determinada época histórica. Es decir, puede haber libros inspirados pero no canónicos.

El especialista Francois Michel Debroise nos facilita una información muy completa. 

María Valtorta, mística italiana fallecida en 1961, una vida ordinaria con un alma extraordinaria. Una de las 18 grandes místicas marianas. A los 23 años un anarquista la golpea con una barra de hierro, quedando impedida físicamente. Durante nueve años debe permanecer en cama. Ella une todos sus dolores a la pasión de Cristo. Su confesor, al ver la grandeza de ese alma le solicita que escriba su biografía. Todo esto ocurre en plena guerra mundial. Después de escribir su autobiografía, desde 1943 hasta 1950, comienza a recibir una serie de visiones que transcribe en 17 volúmenes, entre ellos, su obra más conocida y polémica: El evangelio tal y como me ha sido revelado. En 4.800 páginas relata la vida de Cristo, día a día.

La obra es presentada al Papa Pío XII que autoriza su publicación tal y como estaba, afirmando que los lectores estimarán si se trata de revelaciones extraordinarias o no. A la muerte de Pío XII,  el Santo Oficio incluye el libro en el índice pero, posteriormente la Conferencia Episcopal Italiana autoriza su publicación con la condición de que se deje claro que no se trata de un quinto evangelio, sino de una narración de María Valtorta.

El lector de esta narración queda atrapado porque la obra le introduce en las escenas de la vida de Cristo como un espectador presente.

Es una narración extraordinaria desde el punto de vista teológico histórico  y científico.
 
Citemos otros dos casos de revelaciones privadas:

María de Ágreda, mística española (s. XVII) que ha tenido visiones acerca de la vida de María, la madre de Cristo. Los desacuerdos entre sus distintos confesores y la Inquisición de la época hacen que destruya sus escritos originales y los vuelva a redactar 35 años más tarde pero, ya no al dictado, sino dependiendo de su memoria.

Anne Catherine Emmerich, mística alemana (s. XIX) tuvo también una visión completa de la vida de Jesús pero, no la escribió, sino que la dictó a un amigo poeta que, apasionado por el dictado llega a introducir elementos propios e interpretativos.
 
En el caso de María Valtorta, fue ella quien escribió directamente, en el momento, lo que se le revelaba.

Pablo VI apoyó la lectura de la obra de María Valtorta, así como el Padre Pío. La Madre Teresa de Calcuta era una lectora asidua de esta obra. El cincuentenario de la  muerte de María Valtorta estuvo acompañado por altas personalidades de la Iglesia.

Considerado teológicamente, sorprende que una mujer que solamente ha recibido la formación de las prédicas dominicales, pueda transmitir contenidos de tanta profundidad teológica y, por supuesto, totalmente acordes con la doctrina de la Iglesia.

Desde el punto de vista histórico, los biblistas se sorprenden de como una persona que no ha tenido estudios puede tener un conocimiento tan detallado.

Desde el punto de vista científico se recogen un sinnúmero de detalles de fauna, flora, hechos, astronomía, tradiciones, gastronomía, geografía, tgopografía…que llevaron al ingeniero e investigador Jean Francois Lavere a realizar, durante 25 años,  un repertorio de 12.000 datos de la obra confirmados  científicamente. Es decir, aporta informaciones muy atractivas para la posterior investigación  de historiadores y biblistas.

Hay descripciones detalladas y sugerentes de los setecientos personajes que aparecen en su obra. Por ejemplo, quedan muy bien explicados personajes difíciles  como Judas o María de Magdala.

Ya se han podido realizar descubrimientos arqueológicos empleando descripciones de María Valtorta.

El texto de la narración de la vida de Cristo, lleva intercalados, a veces, textos de mensajes de Jesús a María Valtorta sobre temas muy diversos.
 
Para quien interese mi valoración personal: leí la excelente versión francesa, hace muchos años, prescindiendo mentalmente de que fuera o no una revelación (omitiendo expresamente la lectura de las frases de Jesús a María Valtorta) y fue como una película de la vida de Cristo que concordaba perfectamente con los cuatro evangelistas que yo conocía casi de memoria. Pensé que ese libro podría dar mucho trabajo a arqueólogos y biblistas.  Como dice el Catecismo esas revelaciones privadas pueden ayudar a vivir más plenamente la Revelación.
 
 

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.