Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
miércoles 20 octubre |
San Cornelio, el centurión
Aleteia logo
home iconEspiritualidad
line break icon

​¿De qué color ves la vida?

© Carlos Padilla

Carlos Padilla Esteban - publicado el 13/10/14

Me gustaría tener la santa y sana capacidad de lucha de ese velero en medio del océano...

Hace poco vi un cuadro. Este cuadro había sido pintado por un niño. Captó mi atención. El cuadro representa a un barco en medio del océano.

Siempre me impresionan los cuadros en los que no hay tierra, sólo el ancho mar. Me impresiona el vasto océano sin orillas ni acantilados, donde puedan romper las olas con fuerza o suavemente. Me impresiona ese mar sin límites, desbocado, loco, incierto, infinito. Ese mar profundo e inmenso. Desaforado y roto.

Me impresionan las olas que se elevan y caen, sumergidas en lo más hondo. Me impresiona su color cambiante, su lenguaje confuso. Su silencio y su ruido. Su color esquivo, ahora azul, luego verde y oscuro, tal vez casi negro. Me impresiona la inseguridad de ir mar adentro, sin conocer el camino, sin seguir las huellas de nadie.

Miraba el cuadro conmovido. El mar, muchas olas, todo azul. El cielo que con sus nubes parece que amenaza tormenta. Viento. Gaviotas. Las velas del velero henchidas. El mar algo inclinado y el barco ascendiendo por las olas. Son los efectos de un pintor niño.

Las nubes parecen rodear las velas, pero sin tocarlas, santo respeto. El color del barco es el del mar. Habría más colores cuando pintaba, pero el niño pintor no lo dudó, lo pintó todo azul. El mar y la madera se hacen uno al navegar y se confunden. Así es la mente y el corazón. Así el alma y el cuerpo. Así Jesús en nosotros.

Por eso todo adquiere de repente un mismo color. El barco toma la tonalidad del agua. Y el agua la del cielo. Y si hubiera habido hombres en el barco hubieran sido también azules. Porque los sueños todo lo tiñen de un mismo color. Todo es de un suave color azul que contrasta con la tormenta que amenaza.

Así es en la vida. Si estamos felices todo se tiñe de un sano color azul. Si estamos tristes y agobiados todo es gris o negro. La vida y el cuadro son la misma cosa. En nuestro cuadro la luz la da la blancura luminosa de las velas y una parte del cielo que tiene nubes blancas.

¿Cómo es la tonalidad del cuadro de mi vida? ¿Azul? ¿Blanca? ¿Gris?

Me atrajo la fuerza del velero. No le importa la inclinación del mar, ni el viento, ni la posible tormenta. Su ímpetu ascendiendo por un mar bravío es digno de encomio. Me conmovió su testarudez pertinaz para no querer regresar a puerto. Cuando era lo más seguro, lo más cierto, lo recomendable.

Pero el velero no se acobarda, sigue mar adentro, sin pausa, luchando contra las olas, contra el viento. Se abisma mar adentro, sin dudar de su capacidad para no romperse, sin temer el naufragio. Sí, me conmovió el cuadro y pensé que me gustaría tener esa santa testarudez ante la vida. Esa santa y sana capacidad de lucha, para avanzar por la vida, para no desanimarme ante los pequeños contratiempos del camino, ante las olas o el mar en subida.

Mirar ese cuadro me da alas, y luz, y algo de viento. Miro el cuadro, me calmo. En el cuadro del barco nos hacemos parte del velero navegando mar adentro. Al mirarlo tengo la tentación de meterme dentro, introducirme en sus aguas salubres y confiar en que las olas me sacarán a flote.

Avanzo sin miedo. Confío. Porque mirar el cuadro me da fuerzas y valor para enfrentar la vida, para no temer trágicos desenlaces, para no desfallecer en el intento por obedecer a Cristo, cuando nos invita a ir más allá de lo razonable, de lo lógico, de lo esperado. 

Tags:
alma
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
VENEZUELA
Ramón Antonio Pérez
Cuando la vida surge del atroz abuso a joven discapacitada
2
Henry Vargas Holguín
¿Cuál es el pecado contra el Espíritu Santo?
3
Francisco Vêneto
Los pasajeros aplauden a los pilotos después de un vuelo de 36 ho...
4
Aleteia Brasil
¡Cuidado con las oraciones de sanación y liberación!
5
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa a los poderosos: “Quiero pedirles en nombre de Dios…”
6
THERESA
Maria Paola Daud
¿Santa Teresa de Ávila fue la inventora de las papas fritas?
7
Felipe Aquino
¿Hay pecados tan graves que no puedan ser perdonados?
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.