Aleteia

El beato Francesc Castelló nombrado patrón de los químicos brasileños

Public Domain
Comparte

El arzobispo de Aparecida tramitó la petición en julio de 2013 con motivo de la visita del papa Francisco a Río de Janeiro para la JMJ

La Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos de la Santa Sede ha confirmado al beato Francesc de Paula Castelló i Aleu como patrón de los químicos profesionales de Brasil.

La decisión ha sido adoptada a raíz de la petición que el arzobispo de Aparecida (SP) y presidente de la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil (católica), el cardenal Raymundo Damasceno Assís, tramitó en julio de 2013 con motivo de la visita del Papa Francisco a Río de Janeiro cuando asistió a la Jornada Mundial de la Juventud.

Transcurrido algo más de un año, el Papa Francisco ha aceptado la solicitud que en su día realizaron los químicos brasileños de tener al beato leridano como patrón, pues la figura y obra de Francesc Castelló es muy estimada, no sólo en España.

Esta noticia coincidió con el 75 aniversario de la muerte del beato leridano, que sufrió el martirio la noche del 28 al 29 de setiembre en el cementerio de Lérida.

Los químicos brasileños se han fijado en Francesc Castelló, que también accedió a esta profesión tras cursar estudios en el Instituto Químico de Sarrià y obtener con posterioridad la convalidación en la Universidad de Oviedo.

Allí entabló gran amistad con el que seria su director espiritual, el padre Galán, al cual dirigió una de las tres cartas que pudo escribir momentos antes de ser asesinado. Las otras dos las escribió para sus hermanas y su novia.

La carta al padre Galán era según Francesc Castelló la entrega de su «pobre testamento intelectual», que era un proyecto de «compresor de amoníaco». Castelló Aleu ejerció su profesión en la fábrica de productos químicos Cros.

Gerard Soler, vicepostulador de la causa de canonización del beato Francesc Castelló, ha explicado que el hecho de que los químicos brasileños hayan querido tener al beato leridano como patrón es una muestra de cómo es querido y apreciado fuera de España, ya que “la fama de su santidad se extiendo por todo el mundo”.

Un hecho de ello es la petición de reliquias del beato Francesc Castelló, que llegan desde Filipinas, Argentina, México o Italia.

“Esta es una noticia muy positiva para la causa pro canonización y contribuye a extender su santidad”, dice Gerard, reconociendo que no se podía satisfacer en parte la demanda, al carecer de reliquias ossibus, pues sus restos fueron depositados en una fosa común y enterrados en cal viva, junto a los de otros mártires de la represión por la Guerra Civil.

Sin embargo, sí que se había conseguido obtener alguna reliquia de la ropa del beato. Precisamente uno de ellos es el que ha servido de base para instruir la causa de canonización, que se instruye en el Vaticano.

Artículo publicado originalmente por el obispado de Lérida

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.