Aleteia

Inaugurada la Facultad Antonio Gaudí en Barcelona

AFP PHOTO/MENAHEM KAHANA
ISRAEL, MIGDAL : Archeologist Dina Avshalom Gorni cleans on September 13, 2009 the stone engraved with a seven-branched Menorah (candelabrum) at the site where a synagogue from the Second Temple period (50 BC-100 AD) was discovered at Migdal beach next to Sea of Galilee in northern Israel. The synagogue that was uncovered joins just six other synagogues in the world that are known to date to the Second Temple period. AFP PHOTO/MENAHEM KAHANA
Comparte

De historia de la Iglesia, arqueologia y artes cristianas

La Facultad Antoni Gaudí de Historia de la Iglesia, Arqueología y Artes Cristianas ya es toda una realidad. La iniciativa, creada y promovida por el Cardenal Sistach, fue aprobada este jueves por el Vaticano en el acto de inauguración del nuevo curso académico de las Facultades de Teología y Filosofía de la Universidad Ramon Llull, al que asistieron los obispos de la Conferencia Episcopal Tarraconense y el cuadro docente de ambas facultades.

El Cardenal Grocholewski, prefecto de la Congregación para la Educación Católica, fue el encargado de firmar el decreto canónico de aprobación de la nueva Facultad Antoni Gaudí, que estará en periodo experimental durante los próximos cinco años.

¿Cómo funcionará la nueva Facultad?

La nueva facultad se convierte en la primera que recibe la aprobación vaticana para ofrecer estudios en arqueología, después de las instituciones eclesiásticas de Roma y Jerusalén; la cuarta, al ofrecer historia de la Iglesia, junto con instituciones que tienen su sede en Roma, Polonia y México; y la única que combinará estos dos estudios con el arte cristiano. La FHEAG será la tercera facultad eclesiástica de Cataluña, ya que se suma a las de Teología (FTC) y de Filosofía (FFC), que fueron creadas, respectivamente, los años 1968 y 1990.

La facultad "Antoni Gaudí", que impartirá las tres disciplinas de humanidades ya de cara al curso 2014-2015, utilizará las infraestructuras del Seminario Conciliar de Barcelona, así como de la Facultad de Teología y de Filosofía, la Biblioteca Pública y Episcopal del Seminario de Barcelona, y la Biblioteca de la Balmesiana.

El claustro de profesores también está cubierto ya que provienen fundamentalmente del Departamento de Historia Eclesiástica de la Facultad de Teología, del Departamento de Humanidades de la Facultad de Filosofía y del Aula de Historia Eclesiástica. En cuanto al plan de estudios, se inspira en el de la Facultad de Historia Eclesiástica de la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma y en los estudios del Pontificio Instituto de Arqueología Cristiana de Roma (PIAC), y ofrecerá desde este curso una formación a personas de Cataluña, del resto de España y de todo el mundo.

¿Por qué una nueva Facultad en Barcelona?

La importancia del diálogo entre fe y cultura ha llevado a la necesidad de promoverlo en un ámbito universitario. La existencia de la Facultad Eclesiástica potenciará este diálogo de manera que se convierta en una plataforma para el anuncio del Evangelio. Según el cardenal Sistach, "existe una urgencia intelectual que pasa por el fortalecimiento del diálogo entre la teología y filosofía cristianas con la literatura y las artes".

Además, es necesaria una interpretación de la historia basada en las aportaciones de personas, culturas y pueblos, desde una perspectiva que tenga en cuenta el cristianismo: "El estudio específico de la historia de la Iglesia en un ámbito y nivel universitario puede prestar un servicio muy útil y valioso, poniendo de relieve las raíces cristianas de nuestro continente", ha expresado el arzobispo de Barcelona. 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.