Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
lunes 25 octubre |
Frei Galvao
Aleteia logo
home iconEspiritualidad
line break icon

Decir sí al plan de Dios cambia la realidad

Public domain

http://pixabay.com/en/martinique-le-pr%C3%AAcheur-hands-206916/

Carlos Padilla Esteban - publicado el 02/10/14

Es bueno, de vez en cuando, hacer una lista de «síes» y presentársela a Dios, repetir mis «síes» fundamentales

Acertar, decir que sí y hacer lo que Dios nos pide es el camino de la verdadera felicidad. El sí al plan de Dios cambia la realidad. Hubo dos «síes» que cambiaron el mundo. El sí de María en la Anunciación. El sí de Jesús en la cruz. Esos dos «síes» se hicieron vida en su alma y sostuvieron cada día su camino. Se sostuvieron mutuamente, nos sostienen a nosotros.

El sí de María se hizo vida: «Hágase». La vida de Jesús se hizo palabra en un momento: «Pero que no se haga mi voluntad sino la tuya».

El sí de María en Nazaret, sin saber cómo, ni cuándo, lleno de incertidumbre y preguntas, confiado y abierto, es un salto de amor en el vacío.

Lo mantuvo en su vida oculta en Nazaret, cuando los días pasaban sin que nada sucediese, más allá de ese misterio de intimidad familiar. Lo mantuvo en la cruz, en la tumba, en la Pascua.

El sí de Jesús fue el sí que expresó toda su vida, el sí del Hijo obediente al Padre cada día, el sí a dar la vida en la cruz igual que la dio por los caminos. El sí a morir para que yo viva, el sí a hacer de su herida la puerta abierta, el sí a cada hombre con el que se encontró.

El sí de María al inicio. El sí de Jesús al final. No es fácil decir que sí sin saber las consecuencias.Así fue María en Nazaret. No es fácil decir que sí sabiendo las consecuencias. Así fue Jesús en Getsemaní.

Dijeron que sí a las insinuaciones del Padre y fueron a la viña. En ellos no hay ruptura entre lo que desearon y lo que hicieron. Entre sus palabras y sus actos. El sí de María sostuvo a Jesús, el sí de Jesús sostuvo a María. Así fue al pie de la cruz.

El sí de los demás muchas veces nos sostiene. Mi sí sostiene a otros. Es un misterio.

Dios pregunta y espera la respuesta. Es un Dios que propone, se humilla ante mí, me pide, aguarda. Espera paciente, con respeto infinito, mi respuesta. Y luego la acepta, sea la que sea.

Se inclinó ante María hace tantos años. El cielo esperó la respuesta de una niña muy pura. ¡Cuánto respeto! ¡Y qué grande es el hombre que dice que sí, que libremente por amor, da su «sí, quiero», pudiendo seguir su vida tranquilamente, sin comprometerse!

¿Cuál es mi sí hoy?Es bueno, de vez en cuando, hacer una lista de «síes» y presentársela a Dios. Repetir mis «síes» fundamentales, los que dije cuando creía, cuando pensaba que todo era posible, y me sentía en el Tabor.

Repetir en el valle el sí que di en la montaña. Renovar en el claroscuro del camino el sí que di en medio de la luz. Sí a mi camino, sí a lo que pudo ser y no fue, sí a mi renuncia, sí a las personas con las que vivo, sí a mi marido tal cual es, sí a mi mujer, sí a mis sueños, sí a mi trabajo, sí a mi sed, sí a mi deseo, sí a mis limitaciones, sí a mi vida, sí a mi pasado, sí a mi presente, sí al futuro.

Decir que sí libera el alma, ensancha el corazón y nos ayuda a tomar la vida en nuestras manos.

Cuando digo que sí, incluso a algo que la vida me ha impuesto, en ese momento, soy libre y esa renuncia, ese dolor, esa cruz, esa pérdida, se convierte en camino de amor.

A veces es muy difícil, y necesitamos una vida entera. Mi sí, como el de María, como el de Jesús, cambia el mundo. Mi deseo enraizado en el deseo de Dios. Mi vida en su vida. Mi sentimiento en su corazón. Su sentimiento en el mío.

Es importante aprender a renovar el sí de mi vocación. No como lo di hace años, la primera vez, sino con todo lo que sé ahora, con las decepciones y la rutina, con las alegrías y sueños, con la luz y las cruces.

Es el sí de ahora, más maduro, más pleno, el sí probado, el sí encarnado en una vida, el sí de la fidelidad que se mantiene con los años. Hoy volvemos a elegir a Dios, su camino, mi camino, mi historia.

Entre todas las opciones del mundo, entre todos los caminos del mundo, te vuelvo a elegir como mi camino. Elijo casarme contigo. Elijo consagrarme. Elijo este camino tan propio, sea el que sea. Con los errores y las luces, con los sueños y las luchas, con las decepciones y las alegrías, con mi pecado que me turba. Vuelvo a decir que sí con lo vivido hasta ahora.

Es el amor que merece la pena, el amor crucificado, el amor que hace que la vida se llene de sentido. Nuestro sí es lo más valioso que podemos darle a Dios. El aguarda paciente, espera de rodillas ante nosotros. Como el ángel Gabriel inclinado ante María, ante la tierra sagrada del corazón de una niña.

Así aguarda Dios ante nosotros. Frente a nuestra libertad, Dios es impotente. Lo que nos hace más hombres es ese sí libre entregado con toda una vida detrás, con toda una vida por delante.

Tags:
almafelibertad
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Aleteia Brasil
¡Cuidado con las oraciones de sanación y liberación!
2
PRAY
Philip Kosloski
Oración al beato Carlo Acutis para pedir un milagro
3
QUIÑONEZ
Pablo Cesio
Álex Quiñónez, una muerte cargada de violencia que vuelve a enlut...
4
newborn
Mathilde De Robien
15 nombres de niña cuyo significado conecta con Dios
5
Ary Waldir Ramos Díaz
Un niño le da una lección al Papa Francisco en plena audiencia ge...
6
PEPE RODRIGUEZ
Revista Misión
El chef Pepe Rodríguez: «Nunca me he emocionado al comer. Al comu...
7
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.