Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
miércoles 25 noviembre |
San Andrés Dung-Lac y 116 compañeros, mártires
home iconEspiritualidad
line break icon

Cómo ser empresario católico y no morir en el intento

© gualtiero boffi/SHUTTERSTOCK

Monica Ibáñez Sarco - publicado el 02/10/14

El reto de encontrar una síntesis entre su labor de direccionamiento organizacional y la fe católica

Los cristianos tenemos un reto en el mundo en que vivimos, pues la secularización ha reducido nuestros espacios para vivir la fe en lo privado. Y lamentablemente son muchos los cristianos los que han cedido en esa poca tolerancia mundana.

No por gusto, el Santo Padre en la Evangelii Gaudium nos ha exhortado a salir de nosotros mismos, de nuestra comodidad para anunciar con parresía y alegría el Evangelio siempre y en todo lugar ya que “la alegría del Evangelio es para todo el pueblo, no puede excluir a nadie”.

Y este anuncio a tiempo a destiempo no corresponde sólo a los presbíteros, religiosos y personas consagradas sino que es responsabilidad de todo laico que en el día de su bautizo fue consagrado apóstol para anunciar con su vida la novedad del Evangelio.

Fernando Vélez, gerente de Colcircuitos S.A.S (empresa dedicada a la manufactura electrónica) ha entendido que su misión en el mundo es anunciar al Señor en todos los ámbitos de su vida. Él es casado y tiene tres hijos. Aparte de gestionar su empresa familiar, desde el 2002 dirige un programa radial, De medio a medio, en el que busca analizar distintas situaciones del mundo desde la fe.

Está convencido que toda ocasión es oportuna para vivir la fe; no es una dimensión para vivir sólo en la Iglesia, es justamente la fe la que ilumina toda la vida y le da sentido a nuestra existencia”.

Nadie da lo que no tiene

Fernando comparte que su vida de fe empezó desde pequeño. “Provengo de un hogar católico, por una lado mi mamá trabajaba asiduamente con los Talleres de Oración del Padre Ignacio Larrañaga (Q.E.P.D.) y mi papá, también empresario,  muchos años hizo apostolado con los Cursillos de Cristiandad, estoy seguro que este ambiente en el que crecimos mis hermanos y yo, fue terreno fértil para que nuestra fe se fortaleciera y poder hoy desde nuestra empresa hacer un apostolado concreto”.

En la actualidad junto con su familia busca tener distintos espacios que no sólo le nutran en su vida de fe sino también en la de sus hijos. “Contamos historias con algún mensaje importante, vemos películas en familia que tengan un contenido profundo, tratamos de resolver nuestras diferencias a luz de la fe, etc.”

Él cuenta que siendo un joven de 18 años pudo encontrar a través de su parroquia y el Sodalicio de Vida Cristiana la respuesta que tanto anhelaba su corazón, el Señor Jesús: “es justamente a partir de ese momento que en paralelo a un proceso de conversión, comienzo a hacer apostolado con jóvenes, luego con profesionales y ahora, junto a mi esposa e hijos, a familias.” 

El ámbito laboral es un espacio privilegiado para hacer apostolado

Desde los inicios Fernando y sus hermanos han tenido claridad de que el interés por sacar su empresa adelante con altos índices de rentabilidad no les excluye ni aminora su responsabilidad de motivar a sus compañeros a vivir la vida de fe, a darle un sentido trascendente a su existencia con proyección hacia los demás.

Entre los espacios que promueven con sus trabajadores está la celebración Eucarística, las jornadas espirituales, colectas de ropa y juguetes para una Fundación, entre otros. “Promover estas actividades es darle un sentido profundo al trabajo”, dice Fernando.

“Cuando como empresa nos proyectamos a la sociedad, no sólo con hacer bien y cada vez mejor lo que hacemos, sino también de forma solidaria entre los mismos compañeros y juntos hacia los más necesitados, estamos de manera concreta anunciando al Señor y aportando a que la sociedad viva un modelo reconciliador desde la empresa como fuente de valores.”

Tags:
empresafemanagementpastoral
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
IOTA
Lucía Chamat
La Virgen que se mantuvo en pie tras el impac...
Aleteia Team
Fotografiaron el martirio de este sacerdote p...
Orfa Astorga
¿Hasta qué edad es sano vivir en casa de los ...
Redacción de Aleteia
7 señales de personas con “depresión escondid...
Sempre Família
6 hábitos destructores de matrimonios y cómo ...
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida ...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.