Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
viernes 23 julio |
Santa Brígida de Suecia
home iconActualidad
line break icon

La Iglesia quiere ser parte de una sociedad que afirme y proteja los derechos humanos

© Feed My Starving Children (FMSC)

Jaime Septién - publicado el 27/09/14

En su declaración para el mes dedicado al respeto de la vida, este mes de octubre, el arzobispo de Boston, cardenal Seán P. O’Malley, presidente del Comité para las Actividades Pro-Vida de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos (USCCB), ha hecho un reconocimiento al Papa Francisco que “ha cautivado el mundo con su humildad, calidez y compasión por cada persona”

Para el cardenal O’Malley es el resultado de que en el centro de cada una de las interacciones del Papa con los más pequeños y los más débiles, “hay una verdad que resuena en nuestro corazón, revelándonos algo esencial para entendernos a nosotros mismos y entender nuestro propósito: somos amados”.

Ir a las periferias, dar testimonio

El prelado estadounidense –siguiendo el ejemplo del Papa Francisco—dijo en su mensaje pro-vida que en la Iglesia católica “queremos ser parte de una sociedad para la cual la afirmación y la protección de los derechos humanos sean sus objetivos primarios y su orgullo”.

Sin embargo, para las mujeres que enfrentan un embarazo no deseado, el aborto a menudo se presenta como su única “opción”, apuntó el cardenal O’Malley.  Para ejemplificar esto recordó que a un porcentaje grande de niños con pre diagnóstico de síndrome de Down “nunca se le da la oportunidad de vivir fuera del seno materno”.

Junto con los ancianos, la tragedia del aborto, del pre diagnóstico de Down o la eutanasia, “vemos a estos y muchos más de nuestros hermanos y hermanas empujados a la periferia”, dice el cardenal de Boston.  Para él, “estas tragedias atentan directamente contra el respeto por la vida, y representan una amenaza directa a toda la cultura de los derechos humanos”.

El prelado estadounidenses ha dicho, más adelante, que nn lugar de ser sociedades de “personas que viven juntas”, nuestras ciudades corren el riesgo de convertirse en sociedades de personas que son marginadas, desarraigadas y oprimidas. Y se pregunta: “¿Qué se puede hacer para evitar esto?

La respuesta no es sencilla, si se enfoca “desde el mundo”.  Pero sí lo es desde Dios: “Debemos acercarnos a Jesús en la oración y en los sacramentos. Debemos pedir al Señor la gracia de vernos a nosotros y a los demás como él nos ve: como una obra maestra de su creación”.

“Cuando Dios creó a cada uno de nosotros, lo hizo con precisión y un propósito, y nos mira a cada uno con un amor que no puede superarse en intensidad o ternura. Debemos mirarnos a nosotros y a los demás a la luz de esta verdad y tratar a todas las personas con la reverencia y el respeto debido”, subraya el cardenal O’Malley en este comunicado para el mes del respeto a la vida en Estados Unidos.

Preguntas fundamentales

Para el arzobispo de Boston, el antídoto de la Iglesia a un individualismo que amenaza el respeto por la dignidad humana “es la comunidad y la solidaridad”  Y acato seguido hace tres preguntas fundamentales, que nos deberían interpelar a cada uno: “¿Nos conmueve el sufrimiento de quienes no tienen refugio? ¿Buscamos aliviar el temor, la confusión y el pánico que pueden estar sintiendo las mujeres que enfrentan embarazos no deseados? ¿Nos duele el corazón por los ancianos en asilos que se sienten abandonados y no queridos, sin tener quien los visite?”.

La misión de la Iglesia “es mostrar a cada persona el amor de Cristo”. Por eso, al comenzar el Programa “Respetemos la Vida 2014”, el cardenal O’Malley invita a todos los fieles católicos de Estados Unidos a tomarse un momento para reflexionar sobre el tema: Cada uno de nosotros es una obra maestra de la creación de Dios, y tratar de entender “de qué manera esta verdad afecta nuestro entendimiento de nosotros y de los demás, y la manera en que vivimos”.

El cardenal O’Malley termina diciendo que aunque la USCCB ha designado el mes de octubre para rezar de manera particular por el respeto por la vida humana, nunca debe cesar este trabajo urgente. “El amor y la justicia deben motivarnos a cada uno de nosotros a trabajar para transformar nuestro corazón para que podamos transformar el mundo a nuestro alrededor”.

Tags:
derechos humanossociedad
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Magdalene
Miguel Pastorino
La verdad sobre María Magdalena: ¿fue una prostituta?
2
Verificat
¿Es peligrosa la nanotecnología usada en las vacunas anti covid?
3
nun
Larry Peterson
Jesús le regaló a esta religiosa esta oración de 8 palabras
4
WATER
Philip Kosloski
¿Por qué el sacerdote se lava las manos durante la misa?
5
Ks. Michał Lubowicki
Lista de impedimentos para casarte (hay más razones de las que cr...
6
MEN METAL DETECTING
Zoe Romanovsky
Un hombre encuentra la Medalla Milagrosa en el océano después de ...
7
MONICA ASTORGA
Esteban Pittaro
Una monja carmelita logró la casa propia para 12 personas trans
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.