¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

​Papa Francisco: A Cristo se le entiende al llevar la cruz

AFP PHOTO / FILIPPO MONTEFORTE
CITE DU VATICAN, Vatican City : (FILES) This file picture dated on June 25, 2014 shows Pope Francis gesturing during a general audience at St Peter's square at the Vatican. Three relatives of Pope Francis, two great nephews and their mother, have been killed in a traffic accident in Argentina, police said August 19, 2014. AFP PHOTO / FILIPPO MONTEFORTE
Comparte

Jesús nos “prepara para acompañarlo con nuestras cruces en su camino hacia la redención”, explica en su homilía de este viernes

Un cristiano no puede entender a Cristo Redentor sin la cruz, sin estar dispuesto a llevarla con Jesús, afirmó el Papa Francisco este viernes en la homilía de la Misa celebrada en la Domus Santa Marta del Vaticano.
 
Para Francisco, tener fe está en la identificación del cristiano con el Cireneo, el hombre que cargó la cruz de Jesús en una parte su camino al monte donde le crucificarían.
 
Se pertenece a Jesús si se carga con Él el peso de la cruz, dijo el Papa; de otra manera se recorre un camino “bueno” en apariencia, pero no “verdadero”.
 
Fue el Evangelio del día lo que guió la reflexión del Papa Francisco, en el que Cristo pregunta a los discípulos qué dice la gente de Él, recibiendo como respuesta las hipótesis más dispares.
 
El episodio, observó el Papa, se encuadra en el contexto del Evangelio que ve a Jesús “custodiar de una forma muy especial su verdadera identidad”. En más de una ocasión, recuerda, cuando “alguno se le acercaba” a comunicarla, “lo detenía”; de la misma manera le impide al demonio que revele su naturaleza de “Hijo de Dios” que ha venido a salvar al mundo.
 
Y esto, explicó el Papa, para que la gente no se equivocase y pensase en el Mesías como en un líder que había venido a expulsar a los romanos.
 
“El Hijo del hombre –dijo- es decir, el Mesías, el Ungido, debe sufrir mucho, ser rechazado por los ancianos, por los jefes de los sacerdotes y por los escribas, ser asesinado y resucitar. Este es el camino de vuestra liberación. Este es el camino del Mesías, del Justo: la Pasión, la Cruz”.
 
Sólo en privado, Jesús comienza a “hacer la catequesis sobre su verdadera identidad”, continuó el Papa, diciendo: “Y a ellos les explica su identidad. Ellos no quieren entender y en la cita de Mateo se ve el rechazo que muestra Pedro ante esto: ‘¡No, no, Señor!’. Pero se empieza a abrir el misterio de su propia identidad: ‘Sí, soy el Hijo de Dios. Pero este es mi camino; debo caminar por esta vía de sufrimiento’”.
 
Y esta, afirmó Papa Francisco, es la “pedagogía” que Jesús usa para “preparar el corazón de los discípulos, los corazones de la gente, para entender este Misterio de Dios”.
 
“Es tanto el amor de Dios, es tan feo el pecado, que Él nos salva así, con esta identidad en la Cruz. No se puede entender a Jesucristo Redentor sin la Cruz: ¡No se puede entender!”, exclamó Francisco.
 
“Podemos llegar a pensar que es un gran profeta, hace cosas buenas, es un santo –prosiguió-. Pero el Cristo Redentor sin la cruz no se puede entender”.
 
“Los corazones de los discípulos, los corazones de las personas no estaban preparados para entenderlo –recordó el Papa-. No habían entendido las profecías, no habían entendido que Él era el Cordero para el sacrificio. No estaban preparados”.
 
Sólo en el Domingo de Ramos, destacó el Papa, Cristo se permite decir a la multitud, “más o menos”, su identidad, con ese “Bendito El que viene en nombre del Señor”. Y esto porque dice: “si esta gente no gritase, gritarían las piedras”.
 
“Sin embargo es sólo después de su muerte cuando la identidad de Jesús aparece en plenitud, y la “primera confesión” viene del centurión romano”, recordó el Papa Francisco.
 
“Paso a paso, Jesús nos prepara para entenderlo bien”, añadió; nos “prepara para acompañarlo con nuestras cruces en su camino hacia la redención”.
 
“Nos prepara para ser cireneos que le ayuden a llevar la cruz. Y nuestra vida cristiana sin esto no es cristiana. Es una vida espiritual, buena… ‘Jesús, el gran profeta, también nos ha salvado. Pero Él y yo no…’ ¡No, tú con Él! Haciendo el mismo camino”, exhortó el Papa
 
Y concluyó: “También nuestra identidad cristiana debe ser custodiada y no creer que ser cristianos es un mérito, un camino espiritual de perfección. No es un mérito, es pura gracia”.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.