Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
martes 01 diciembre |
San Andrés Apóstol
home iconDesde Roma
line break icon

Papa Francisco: La fuerza de la Iglesia no viene de las estructuras, sino de Cristo

© MASSIMILIANO MIGLIORATO/CPP

March 19, 2014: Pope Francis waves as he leaves at the end of the weekly general audience in St. Peter's Sq. at the Vatican.

Aleteia Team - publicado el 24/09/14

Audiencia general del miércoles 24 de septiembre

Queridos hermanos y hermanas, ¡buenos días!

Hoy quisiera hablar del Viaje Apostólico que realicé el pasado domingo a Albania. Lo hago, sobre todo, como una manera de dar gracias a Dios, que me ha regalado realizar esta Visita para demostrar, también físicamente y de forma tangible, mi cercanía y la de toda la Iglesia a este pueblo. Deseo renovar mi fraterno reconocimiento al Episcopado albanés, a los sacerdotes y a los religiosos y religiosas que trabajan muy comprometidos. Mi pensamiento agradecido va también a las Autoridades que me acogieron con tanta cortesía, como también a todos los que han cooperado para la realización de la Visita.

Esta nació del deseo de ir a un país que, después de haber estado oprimido largamente por un régimen ateo e inhumano, está viviendo una experiencia de pacífica convivencia entre sus componentes religiosos. Me parecía importante animarlo en este camino, para que prosiga por él con tenacidad y profundice en todos los aspectos en beneficio del bien común. Por esto, el centro del Viaje ha sido un encuentro interreligioso donde pude constatar, con mucha satisfacción, que la pacífica y fructífera convivencia entre personas y comunidades pertenecientes a religiones distintas es no solo deseable, sino concretamente posible y practicable. Ellos la practican. Se trata de un diálogo auténtico y fructífero que huye del relativismo y que cuenta con la identidad de cada uno. Lo que une las distintas expresiones religiosas, de hecho, es el camino de la vida, la buena voluntad de hacer bien al prójimo, sin renegar o disminuir las respectivas identidades.

El encuentro con los sacerdotes, las personas consagradas, los seminaristas y los movimientos laicos ha sido la ocasión para recordar, con especial emoción, a los numerosos mártires de la fe.

Gracias a la presencia de algunos ancianos, que vivieron en su propia carne las terribles persecuciones, se ha recordado la fe de muchos héroes del pasado, que siguieron a Cristo hasta las últimas consecuencias. Es de la unión íntima con Jesús, de la relación de amor con Él, que surgió en estos mártires, como en todos, la fuerza para afrontar los sucesos dolorosos que le condujeron al martirio. También hoy, como ayer, la fuerza de la Iglesia no viene de la capacidad organizativa o de las estructuras, que también son necesarias. Pero su fuerza la Iglesia no la encuentra allí ¡Nuestra fuerza es el amor de Cristo! Una fuerza que nos sostiene en los momentos de dificultad y que inspira a la actual acción apostólica para ofrecer a todos bondad y perdón, testificando así la misericordia de Dios.

Recorriendo la calle principal de Tirana que desde el aeropuerto lleva a la gran plaza central, pude contemplar los retratos de los cuarenta sacerdotes asesinados durante la dictadura comunista y para los que se ha comenzado la causa de beatificación. Estos se suman a los centenares de religiosos cristianos y musulmanes asesinados, torturados, encarcelados y deportados solo porque creían en Dios. Fueron años oscuros, durante los que la libertad religiosa era nula y estaba prohibido creer en Dios.

​Miles de iglesias y mezquitas se destruyeron, transformaron en almacenes y cines donde se propagaba la ideología marxista, los libros religiosos fueron quemados y a los padres se les prohibió poner a sus hijos los nombres religiosos de sus antecesores. El recuerdo de estos sucesos dramáticos es esencial para el futuro de un pueblo. La memoria de los mártires que resistieron en la fe es garantía para el destino de Albania, porque su sangre no se vertió en vano, sino que es una semilla que traerá frutos de paz y de colaboración fraterna. Hoy, de hecho, Albania es un ejemplo no solo de renacimiento de la Iglesia, también lo es de pacífica convivencia entre las religiones. Por tanto, los mártires nos son unos fracasados, sino vencedores: en sus heroicos testimonios, resplandece la omnipotencia de Dios que siempre consuela a su pueblo, abriendo caminos nuevos y horizontes de esperanza.

Este mensaje de esperanza, fundado en la fe en Cristo y en la memoria del pasado, lo he confiado a toda la población albanesa a la que he visto entusiasta y alegre en los lugares de encuentro y en las celebraciones, así como en las calles de Tirana. He animado a todos a coger las fuerzas siempre nuevas del Señor resucitado, para poder ser levadura evangélica en la sociedad y comprometerse, como ya sucede, en las actividades caritativas y educativas.

Le doy gracias de nuevo al Señor, porque, con este Viaje me ha regalado el encuentro con un pueblo valiente y fuerte, que no se ha dejado doblegar por el dolor. A los hermanos y hermanas de Albania renuevo la invitación a la valentía del bien, para construir el presente y el mañana de su país y de Europa. Confío los frutos de mi visita a la Virgen del buen Consejo, venerada en el homónimo Santuario de Scutari, para que Ella continúe guiando el camino de este pueblo-mártir. Que la dura experiencia del pasado lo afirme cada vez más en la apertura hacia los hermanos, especialmente a los más débiles, y lo haga protagonista de ese dinamismo de la caridad tan necesario en el actual contexto socio-cultural.

Quisiera que todos saludásemos a este pueblo valiente, trabajador y que en paz busca la unidad.

Tags:
papa francisco
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
COVID
Rodrigo Houdin
COVID-19: Murió aferrado a su rosario y con u...
WEB2-IRAN-CAPTURE
Zoe Romanovsky
Cineasta de 20 años gana premio por la podero...
corazones.org
Reza hoy a la Virgen de la Medalla Milagrosa
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
Philip Kosloski
Cuando sientas que todos conspiran contra ti,...
READING
Gelsomino del Guercio
Las tres reglas fundamentales para los lector...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.