Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
lunes 10 mayo |
San Juan de Ávila
home iconEstilo de vida
line break icon

Mamá salió de viaje… ¡y yo que creía que el hogar era pan comido!

© gpointstudio/SHUTTERSTOCK

Revista Ser Persona - publicado el 04/09/14 - actualizado el 02/12/17

Divertida anécdota de un ejecutivo como amo de casa durante dos semanas

Un buen día  poco después de la renuncia  de nuestra auxiliar doméstica, mi suegra invitó a mi esposa a un viaje por dos semanas, con no sé  qué aviesas intenciones.

–¡Para que descanse!  Me dijo endureciendo la voz y con un abierto reto en la mirada.

Dándome por aludido y con una irónica sonrisa le contesté:

–¡Excelente! Suspenderé mis importantes labores profesionales, tomaré unas vacaciones que coincidan con el viaje, y descansaré haciendo adobes; es decir, haciéndome cargo personalmente de que no se note la ausencia de mi consorte, en lo relativo, usted sabe, a eso de la atender niños, la comida, limpieza y todo lo demás; que serán por lo mientras asuntos de mi competencia, así que: –váyanse tranquilas y disfruten, terminé diciéndole.

Mi nunca lo suficientemente bien ponderada suegra, levantando la barbilla y una ceja se dio la vuelta con un ¡hum! de… ¡Ya lo veremos!

Con mi  amplia experiencia en planeación, tracé un perfecto plan de logística, ustedes saben, prever, planear, controlar, etc. etc. Que incluía como principal motivación, tiempos de solaz esparcimiento para mí y mi perro, viendo en la televisión mis programas favoritos, él con sus croquetas, y yo con cerveza y exquisitas botanas. Con todos los niños en las escuelas.

Se fueron, y el primer día lo empecé muy dinámico y con la idea de esperar a mi mujer con una serie de recomendaciones para mejorar y simplificar sus tareas; recomendaciones delicadas y sugerentes, pero finalmente evidencias de mi capacidad y genio. Con entusiasmo y en broma, al quedarme solo, se lo dije en un discurso a nuestro perro, quien al parecer estuvo en todo de acuerdo, ladrando y  moviendo  con mucho entusiasmo la cola.

Sospecho que mi esposa y mi suegra lo sabían. Mordí el anzuelo  y me lancé  a realizar tareas simultáneas muy diversas para que todo funcionara: limpiar la casa; lavar los trastos; ir de compras;  bañar al perro, recoger sus desechos y sacarlo a pasear; preparar la comida;  ir por los niños a la escuela; asistir a juntas escolares; recibir las malos noticias de calificaciones; calmar pleitos; revisar tareas; pagar facturas de agua,  luz, etc. Al mismo tiempo, recordar  que hay ropa en el tendedero cuando va a llover; qué medicina y a qué horas la toman los peques; quien no se ha bañado; llevar el control sobre reservas alimenticias,  ¡el papel sanitario!  Un cepillo dental no aparece;  los suministros escolares; preparar la ropa de todos para el día siguiente, ¡se tapó una coladera…!  puf, puf ¡la locura!

Fui a dar al médico, el diagnóstico: cansancio, neurosis, estrés.

–Tómese unas vacaciones, le urgen–, me dijo  muy serio el galeno,  recetándome antidepresivos, mientras yo trataba de poner cara de alto ejecutivo en crisis, sin decirle la  verdad.

Este fin de semana es el último, el lunes llega mi esposa. No pienso salir para nada. Nadie se va a bañar, cambiar o peinarse, yo, ni me voy rasurar. La casa parece un campo de refugiados y si a mis hijos no les importa, a mi menos; y me tiene sin cuidado lo que diga mi suegra, pediremos  pizzas y  las sobras, al perro.  Por cierto, tiene días que no mueve la cola.

Por Alfonso Lira Ibarra. Artículo publicado por la Revista Ser Persona

Tags:
familiamujer
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Lucía Chamat
Una curiosa foto de «Jesús» que conmueve a Colombia
2
Ramón Antonio Pérez
María de San José y su ayuno total: “Durante diez años solo consu...
3
MYANMAR
Ary Waldir Ramos Díaz
«Mátenme a mí, no a la gente»: El libro de la monja valiente en M...
4
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa: El catequista será parte de los ministerios de la Iglesi...
5
Patricia Navas
Oración para que vuelva a la Iglesia alguien que quieres
6
Lorena Moscoso
El mundo se conecta a estos santuarios en mayo para el Rosario
7
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.