Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 24 junio |
San Juan Bautista
home iconActualidad
line break icon

Custodio de Tierra Santa: “Un cristiano no puede tener miedo al mal”

© Public Domain

Corrado Paolucci - publicado el 04/09/14

Pizzaballa en el Meeting de Rímini "Nuestra esperanza viene del hecho de que el mal ha sido vencido por Dios. Satanás nunca podrá vencer"

El Custodio de Tierra Santa, huésped del Meeting de Rímini, la gran cita que organiza el movimiento Comunión y Liberación cada agosto en Italia, explica qué quiere decir para un cristiano de Oriente Medio que "el Destino no ha dejado solo al hombre".

“El uso de la fuerza no resuelve nada, sobre todo sin una perspectiva de reconstrucción a todos los niveles: social, civil, económico”. Son las palabras llenas de certidumbre del padre Pierbattista Pizzaballa ofm, Custodio de Tierra Santa desde 2004, uno de los protagonistas en el Meeting de Rímini (Italia) celebrado la semana pasada.

“¿Oriente Medio, lugar de convivencia? Sí, ciertamente más que en cualquier otro lugar del mundo. Me explico con una realidad que todos conocemos”, afirma el Custodio: “Si en Italia, o en un país europeo, en Occidente, se produce un momento de encuentro/dialogo con personas de otras creencias y tradiciones religiosas, generalmente es dentro de un marco que lima las asperezas, enfatizando las virtudes: queremos ver lo mejor de ellos y ellos quieren hacer ver lo mejor de sí. En Oriente Medio, cuando se encuentra un judío, un musulmán, un copto, un armenio, cada uno sigue siendo él mismo”.

Después añadió que “la fe no es sólo una experiencia religiosa personal, sino que es también definición de una identidad personal y social. La religión es determinante, tanto en sentido estructural como en sentido histórico, cultural y humano. En Oriente Medio la religión entra en todos los aspectos de la vida cotidiana, pública y privada, y la permea en profundidad”.

El mal no tiene la última palabra

Pizzaballa quiso ir más allá del análisis de la complicada situación en Oriente Medio. “La mirada que debemos tener sobre cuanto sucede siempre necesita ser redimida, no puede no contar con la Providencia. La barca de Pedro siempre ha sido zarandeada por las olas, y siempre hay alguien – incluso dentro de la barca – que cree saber mejor lo que hay que hacer. Pero el cristiano sabe muy bien que el mal no es la última palabra del mundo, y que aunque Satanás dé batalla, no puede vencer”.

El Custodio comprende las dificultades de quien elige emigrar de Oriente Medio: “Si por un lado, humanamente, comprendo, por el otro intento dar a entender las importantes razones para quedarse. Pero siempre con mucho respeto y comprensión, porque hay que ser concretos, no sólo remitirse a un ideal”.

Solidaridad real
Al mismo tiempo quiere subrayar el bien que existe y que se ve. “La ciudad de Aleppo, en Siria, está desde hace meses sin agua, y la única salvación está en los pozos privados. No todos pueden tenerlo, obviamente. Y además, al faltar la electricidad (no hay más de dos horas al día), es también imposible obtener el agua, si no se tiene un generador. A su vez, el gasóleo para el generador es casi imposible de conseguir, y en todo caso carísimo… Es, en resumen, imposible para una familia normal lograrlo, es decir, es imposible para la casi totalidad de la población que ha quedado. Son las principales instituciones las que tienen posibilidad del pozo: mezquitas, hospitales, iglesias, etc. He visto personalmente a cristianos y musulmanes en fila en la Iglesia para obtener agua, y a cristianos llevar agua a vecinos musulmanes y viceversa”.

“En nuestro convento del Terra Sancta College de Aleppo no hay generador, pero un vecino musulmán tiene uno. Los demás vecinos, todos musulmanes, hacen la colecta para el gasóleo, el vecino mantiene el generador y los frailes sacan agua para el barrio”.

Es posible quererse

De sus palabras surge cuál es la verdadera necesidad de las poblaciones afectadas por los conflictos y las persecuciones: “Necesitamos de todo en Oriente Medio”, responde Pizzaballa “pero sobre todo de creer aún que es posible quererse. Los testimonios nos dicen que, a pesar de todo, esta fuerza vive aún”.

Concluye con una petición a quien, como nosotros, vive en una paz duradera: “Debéis ayudarnos a pasar página y a no ser esclavos de nuestros balances”.

Tags:
franciscanosoriente mediopazsiriatierra santa
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
CHIHUAHUA
Jesús V. Picón
El enfermero que moría de COVID y su mensaje de confianza en Dios
2
PASSION OF THE CHRIST
Cerith Gardiner
7 pruebas y tribulaciones que Jim Caviezel enfrentó al interpreta...
3
MARIA VIANNEY
Maria Paola Daud
Para cuando te entra el hambre: Los Matefaims del cura de Ars
4
Histórias com Valor
Después del coma, un niño asustó a su madre al decirle que conoci...
5
Redacción de Aleteia
Papa Francisco: Que sus hijos los vean besándose
6
BART DE WEDER
Aleteia Image Department
Custodio de un pequeño milagro
7
father and son
Cecilia Zinicola
Cómo honrar a padres que son difíciles
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.