Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
lunes 08 marzo |
San Juan de Dios
home iconA Fondo
line break icon

El Aborto: un abuso del «derecho de propiedad»

© Public Domain

Ignacio Centenera Crespo - publicado el 03/09/14

¿Por qué no puedo decidir si le pongo o no el cinturón de seguridad a mi cuerpo? ¿No es mío?

Es curioso cómo el concepto de derecho de propiedad se estira o encoge de manera interesada por algunos. ¿Tiene límites el derecho de propiedad? Parece que sí, ¿no? Tampoco seré yo el que relativice el concepto de propiedad hasta el punto en que lo hizo Zapatero con su famoso "la tierra es del viento" pero en la sociedad moderna es evidente que hay unos límites que parecían aceptados por todos. Si mi cuerpo es mío, ¿puedo hacer con él lo que quiero? Parece que no y ahí están las leyes que obligan a ponerse el cinturón de seguridad o las que impiden la adquisición de algunas sustancias ilegales o la ausencia de regulación de la eutanasia.

Todos, más o menos, hemos aceptados estas limitaciones al derecho de propiedad sobre nuestro propio cuerpo en defensa de bienes jurídicos mucho más superiores que ese derecho tan maleado por algunos. Bienes jurídicos como la seguridad vial, la salud pública, la solidaridad o el buen ejemplo social limitan continuamente nuestra libertad de disponer sobre nuestros propios cuerpos.

¿Es una futura vida un bien jurídico susceptible de protección sobre el derecho de propiedad? Por supuesto, por los mismos motivos expuestos en el párrafo anterior y, además porque eso de que la propiedad del feto o cigoto (según las semanas transcurridas, que varían según quien gobierne) sea 100% de la mujer es, cuanto menos, discutible. Además, la futura vida ha sido un bien jurídico protegido por el derecho español de manera indiscutible desde hace más de cien años. Otra cosa es que, desgraciadamente, el objetivo de muchos fuera malear, tergiversar, dicha protección.

El concebido y no nacido cuyo padre fallece antes del nacimiento tiene reconocidos los derechos hereditarios como si fuese una persona. A menos, claro está, que la madre lo desherede por la vía rápida con su "derecho" a decidir (aunque si el padre fallecido tiene dinero no creo que lo haga).

Volviendo a lo que apuntaba anteriormente, ¿es el feto o cigoto 100% propiedad de la mujer? Lo que está claro es que (por la vía natural) una mujer no puede tener un feto o cigoto por sí misma, la mujer requiere la aportación de un hombre (pues queda claro que no son caracoles). Reconozco que esa aportación es mínima, teniendo en cuenta que las mujeres son quienes cuidan al niño dentro de su vientre, pero dadnos un 1%, ¿no? Nuestra aportación nos da derecho a decidir sobre tu "propiedad", que si nos ponemos jurídicos, también es nuestra, y además tenemos derecho a enterarnos y a que se nos escuche.

Existen otras muchas limitaciones al concepto de propiedad en la defensa de bienes jurídicos muchos menos importantes que una futura vida, por ejemplo: el propietario de un solar que encuentra unas ruinas romanas ¿puede echar una capa de hormigón y seguir construyendo? El dueño de un cultivo ¿puede tratar con productos que puedan ser nocivos para los animales? El propietario de una finca ¿puede construir una carretera que ponga en riesgo el proceso reproductor de la focha común? ¿Puedo maltratar a "mi" perro? ¿Está la vida de los animales por encima de la cultura de un país o la forma de vida de miles de personas? Porque los toros no son del viento, son propiedad de alguien. Todos estos bienes jurídicos son mucho menos importantes que el que está ahora en discusión y, en ocasiones, las consecuencias de estas limitaciones son muy graves para el propietario afectado.

En definitiva, creo que merece mucho la pena limitar ese mal llamado "derecho de propiedad", que quieren inculcarnos como "normal", en defensa de un bien jurídico indiscutible como es la vida de un indefenso. Más que merecer la pena, es lo suyo y lo debido. No concibo el derecho de propiedad como algo tan amplio como para que el aborto en sí y porque sí sea un derecho. Porque siguiendo ese razonamiento, ¿quién está legitimado para elegir qué hacer con una vida? ¿La madre? ¿El padre? ¿La familia? ¿o el niño, que al fin y al cabo es su vida de lo que estamos hablando? Término que, por más que nos quieran hacer creer otra cosa, implica un derecho sustantivo, personalísimo de cada uno. Y que de igual manera que no son transmisibles los derechos morales de las obras audiovisuales y artísticas, entre otros ejemplos, tampoco es transmisible que alguien distinto a cada uno decida qué hacer con nuestra vida.

Merece la pena complicarse la vida, por difícil que sea, porque este abuso del derecho de propiedad nos podría haber afectado a cualquiera de nosotros, y mucho… Y, sin embargo, aquí estamos.

Tags:
abortomujer
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
BAPTISM
Pablo Cesio
Bautizan a la bebé que nació viva tras “aborto legal” y la llaman...
2
Aleteia Mexico
Ella iba a la adoración eucarística a las 3 de la mañana cuando l...
3
Jesus Colina
¿Milagro en Israel? Marcha de madres cristianas, musulmanas y jud...
4
THE PROFESSOR AND THE MADMAN
José Ángel Barrueco
Una película sobre el poder de las palabras y la importancia del ...
5
JARAMILLO
Lucía Chamat
Obispo amenazado de muerte: “La verdadera muerte es quedarse call...
6
Aleteia Team
¿Sabías que la Iglesia católica está constituida por 24 Iglesias ...
7
BLESSED CHILD
Philip Kosloski
Pide la protección de Dios sobre tus hijos con esta oración de la...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.