Aleteia

Papa Francisco: si no tienes el Espíritu Santo, aunque sepas teología, no eres cristiano

© Mazur/catholicnews.org.uk
Comparte

Homilía hoy en la Domus Santa Marta

La autoridad del cristiano viene del Espíritu Santo, no de la sabiduría humana o de la carrera de teología. Es lo que ha destacado Papa Francisco en la Misa matutina en la Casa Santa Marta. El Pontífice ha afirmado que la identidad cristiana es tener el espíritu de Cristo, no “el espíritu del mundo”.
 
La gente se asombraba de las enseñanzas de Jesús, porque su palabra “tenía autoridad”. Papa Francisco ha comenzado de este pasaje del Evangelio de hoy para detenerse en la naturaleza de la autoridad del Señor y, por consiguiente, en la del cristiano. Jesús, constató, “no era un predicador común”, porque “su autoridad” le viene “de la unción especial del Espíritu Santo”. Jesús, prosiguió, es “el Hijo de Dios ungido y enviado” a “traer la salvación, la libertad”. Y algunos, destacó, “se escandalizaban” de este “estilo de Jesús”, de su identidad y libertad.
 
“Nosotros ¿nos preguntamos cuál es nuestra identidad de cristianos? Pablo lo explica bien hoy. ‘De estas cosas, dice San Pablo, nosotros hablamos no con palabras sugeridas por la sabiduría humana’. La predicación de Pablo no surge de que ha hecho un curso en la Lateranense, o en la Gregoriana, no, no  ¡no! Sabiduría humana ¡no! Si no que enseñados por el Espíritu: Pablo predicaba con la unción del Espíritu, expresando cosas espirituales del Espíritu en términos espirituales. Pero el hombre abandonado en sus fuerzas no comprende las cosas del Espíritu de Dios: ¡el hombre solo no puede entender esto!”.
 
Y por esto, retomó, “si nosotros cristianos no entendemos bien las cosas del Espíritu, no damos y no ofrecemos un testimonio, no tenemos identidad”. Para ellos, prosiguió, “estas cosas del Espíritu son una locura, no son capaces de entenderlas”. El hombre movido por el Espíritu, sin embargo, “juzga cada cosa: es libre, sin poder ser juzgado por nadie”.
 
“Ahora, nosotros tenemos el pensamiento de Cristo, es decir el Espíritu de Cristo. Esta es la identidad cristiana. No tener el espíritu del mundo, ese modo de pensar, ese modo de juzgar… Puedes tener cinco títulos en teología ¡pero no tener el Espíritu de Dios! Quizás serás un gran teólogo, pero no eres un cristiano porque no tienes el Espíritu de Dios. Lo que da autoridad, lo que te da la identidad es el Espíritu Santo, la unción del Espíritu Santo”.
 
Por esto, ha dicho el Papa, “el pueblo no amaba a los predicadores, esos doctores de la ley, porque hablaban solo de teología, pero no llegaban al corazón, no daban libertad”. Estos, añadió, “no eran capaces de conseguir que el pueblo encontrase su identidad, porque no estaban ungidos por el Espíritu Santo”.
 
“La autoridad de Jesús, y la del cristiano, esta en esta capacidad de entender las cosas del Espíritu, de hablar la lengua del Espíritu. Viene de esta unción del Espíritu Santo. Y muchas veces, muchas veces encontramos entre nuestros feligreses, viejitas sencillas que quizás no han terminado los estudios básicos, pero que te hablan de las cosas mejor que un teólogo, porque tienen el Espíritu de Cristo. El que tiene San Pablo. Todos nosotros debemos pedir esto. Señor, danos la identidad cristiana, la que Tú tenías. Danos tu Espíritu. Danos Tu modo de pensar, de sentir, de hablar: es decir, Señor danos la unción del Espíritu Santo”.
 
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.