Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
viernes 16 abril |
Santa Bernardita Soubirous
home iconEspiritualidad
line break icon

A la búsqueda de Dios

© Santiago Medem

Oleada Joven - publicado el 27/08/14

Dios, presente y misterioso, palpita en todos los rincones del universo, ¿por qué no lo vemos?

Por todas partes te busco
sin encontrarte jamás,
y en todas partes te encuentro
sólo por irte a buscar
”.

Estos versos de Antonio Machado reflejan un corazón que busca, que llama, que espera, que quiere y que encuentra.

Dios es un misterio que nos interpela, que nos espera, que nos invita a todas horas, en todos los momentos, en cada circunstancia.

A la vez, Dios quiere que le busquemos. Está en todas partes, pero no todos lo vemos. Nos ama como a hijos, pero sabe respetar nuestra libertad. Desea que volvamos a casa, pero nunca nos obliga a que le demos un beso. Vivimos entre sus brazos, pero el sentirnos seguros, como hijos, bajo los techos de su cielo, depende de nosotros, de nuestra libertad.

Dios, presente y misterioso, palpita en todos los rincones del universo. ¿Por qué no lo vemos? ¿Por qué tantos dudan? ¿Por qué tanto sufrimiento? El camino de la vida nos lleva, sin quererlo, hacia la respuesta.

Pero no hemos de esperar a pasar el umbral de la muerte para resolver el misterio. En cada árbol, en el canto del jilguero, en los vuelos de una abeja o en el perfume de un jazmín, se esconde algo grande, hermoso, bello. Una presencia buena, amiga, paterna, viene a nuestro encuentro en los mil detalles de la vida.

Dios y un hombre que busca. Buscar no es fácil si no sabemos leer los signos, si el cansancio de la vida deja heridas profundas, si la soledad nos hiere al ver que ese amigo o familiar amado ha partido a otros cielos.

Buscar, sin embargo, es lo esencial de un corazón que ama, que desea encontrarse con el Dios vivo, que anhela fe, esperanza y un poco de consuelo.

Te encuentro, sí, en todas partes, pero tienes que ayudarme a buscar. Deprisa, porque la vida pasa y las nubes se pierden en el horizonte. Deprisa, porque el amor no soporta la ausencia del amado, porque no puedo vivir sin Ti, porque muere mi corazón un poco cada vez que no siento, cerca, dentro, tu aliento y tu fuerza de Dios bueno…

Por el padre Fernando Pascual 
Fuente: autorescatolicos.org
Artículo originalmente publicado por Oleada Joven 

Tags:
almadiosser humano
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
RIVELAZIONE
Maria Paola Daud
La Virgen que se apareció en Roma, revelándose a un adventista
2
PADRE PIO
Philip Kosloski
Cuando Padre Pío rezaba por alguien, decía esta poderosa oración
3
Miriam Díez Bosch
¿Un santo en el Titanic?
4
SANDOKAN
Inma Álvarez
La verdadera historia de Sandokán: era español y obispo
5
MARIA DEL VALLE
Esteban Pittaro
Conmoción en Argentina por una joven que falleció tras un aborto ...
6
PADRE CEPEDA
Cecilia Zinicola
El beso de Jesús, la historia de un párroco bendecido con un pequ...
7
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.