Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
lunes 14 junio |
San Eliseo
home iconDesde Roma
line break icon

El Papa Francisco y su tú a tú con los jóvenes asiáticos

Capture - YouTube

Ary Waldir Ramos Díaz - Aleteia Team - publicado el 15/08/14

El Pontífice respondió a preguntas como: la división en Corea, el conflicto de la vocación entre familia y vida consagrada, los martires de Camboya, la riqueza material y la infelicidad de los jóvenes

El Papa Francisco ha encontrado este viernes a los jóvenes asiáticos, algunos vestidos con la camiseta de la selección de fútbol de argentina entre cantos, aplausos y sonrisas. Como ha dicho Confucio: “¡No es una alegría acoger a un gran amigo venido desde lejos! dijo el obispo de Daejeon, Lazzaro Heung-sik You al acoger al Santo Padre a su llegada al Santuario di Solmoe.  

El Papa participó, en su segundo día en Corea del Sur, a un momento de fe y cultura organizado por los jóvenes asiáticos. El primer número fue hecho por los muchachos de Indonesia con un baile típico para celebrar los mártires coreanos en su Santuario. Los jóvenes de Daejeon hicieron la drámatización de un hijo pródigo de nuestros tiempos. 

Cambio de programa: "No vuelo en helicóptero, se viaja en tren". Por su parte, el Papa sorprendió esta mañana llegando en tren a Daejeon desde Seúl, 50 minutos de viaje, según la agencia coreana Yonhap. Los pasajeros del tren se sorprendieron al ver a un hombre de facciones occidentales vestido de blanco y acompañado por un séquito. Esa no fue la única sorpresa del día. El Papa Francisco interrumpió su discurso para improvisar y hablar tu a tu con los jóvenes asiáticos que le dirigieron tamañas preguntas. 

Los jóvenes le hablaron de sus preocupaciones concretas: la vocación, la evangelización de sus pares, el trabajo, el individualismo galopante, el ejemplo de los martires, el odio de la disputa entre las dos Coreas divididas y la represión del gobierno Chino a la religión. 

El Papa les respondió que hagan el bien en cualquier caso: sea como consagrados, padres o madres de familia, prometió a una muchacha de Camboya investigar para beatificar los mártires cristianos muertos en la dictadura. Asimismo, habló de la riqueza material que trae “pobreza espiritual, soledad y callada desesperación” en los jóvenes. Y no evitó el tema político. “No hay dos Coreas. Hay una sola” afirmó contundente. 

El Papa explicó la parábola del hijo prodigo: el Padre siempre, siempre perdona. Pidió a los sacerdotes misericordia y acogida siempre para las personas que pecan y sufren. 

Para la ocasión, se armó una tienda con climatización que acogió a más de 6000 jóvenes perfectamente organizados. Un corredor central dividía el publico en dos filas organizadas delante de un gran palco central. Mientras el Papa caminaba entre los jóvenes, un miembro del clero coreano le puso en la solapa un botón con el símbolo de la Jornada Asiática de la Juventud al mismo tiempo que estrechaba manos. 

El Papa Francisco, acogido por los jóvenes de Asia from Aleteia on Vimeo.

El Papa interrumpe su discurso para hablar tu a tu con los jóvenes 

El Papa Francisco improvisando en inglés pidió de hablar en italiano para responder a las preguntas interrumpiendo su discurso escrito. Ayer, alguien me dijo: Padre, no debe hablar solo con el discurso, queremos que improvise como hace usted. Tengo dificultad con mi pobre inglés, pero voy a improvisar. ¿Están cansados, seguro?….Pero lo hago en italiano….

“Porque donde están dos o tres reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos” (Mateo 18,20) con esta frase del Evangelio se abrió espacio a los testimonios de los jóvenes y su diálogo con el Papa. 

Hacer siempre el bien a los demás como padres o madres de familia o como consagrados 

May de Camboya le preguntó sobre cómo evitar las tentaciones y acoger la vocación de difundir el evangelio en un país donde el cristianismo es una minoría. May le pidió al Papa consejo para responder a la fortuna que ha tenido al ser apoyada por la Iglesia en sus estudios. ¿Me dedicó a mis estudios para servir a los demás o abrazo la vocación religiosa? 

“He sentido el conflicto de May – continuó el Papa-  este es un conflicto aparente. Cuando el Señor llama, llama siempre a hacer el bien a los demás. Sea en la vida religiosa que en la vida laical, como padre o madre de familia. Pero el objetivo es el mismo. Adorar a Dios y hacer el bien a los demás”. 

“¿Qué debe hacer? pregunta May. Es la misma pregunta que se hacen ustedes y me he hecho yo en mi tiempo. ¿Qué camino debo tomar? Tu no debes elegir el camino, lo debe elegir el Señor. Tu debes escucharlo. ¿Señor que debo hacer? (Aplausos). Esta es la oración que los jóvenes tienen que hacer. Pedir consejo a buenos amigos: laicos, sacerdotes, obispos o el Papa que puede dar un buen consejo….(risas de los jóvenes)” respondió Francisco.

Prometió que el Vaticano investigará para la beatificación de los mártires en Camboya

Durante la dictadura de Pol Pot en Camboya se calcula que murieron 1.400.000 millones de personas en los “Killing Fields” entre ellos tantos mártires cristianos obligados a trabajos forzados en las plantaciones de arroz.  “De esto nos ha hablado May, miró Francisco al publico y a la veinteañera- No obstante, éste es el mundo al que ustedes están llamados a ir y dar testimonio del Evangelio de la esperanza, el Evangelio de Jesucristo, y la promesa de su Reino.

El Papa Francisco prometió iniciar una investigación para beatificar los mártires en Camboya. “May ha hablado también de los mártires, de los santos, de los testimonios…ella habló con nostalgia y dolor de los santos que hay en su tierra. Santos hay tantos, aunque no sean beatificados, canonizados…pero te agradezco May. Le pediré al cardenal Angelo Amato, al encargado (prefecto para la Congregación para las Causas de los Santos)….que haga una investigación para llevar adelante su beatificación” prometió. 

Posteriormente, Giovanni de China le dijo: Tengo 24 años, ¿puedo participar a la misa del Ángelus como su monaguillo?.  Minutos después el Papa le respondió al oído. Giovani le contó sobre los controles y opresión en Hong Kong y en la China Continental hacía las minorías religiosas. 

El capitalismo salvaje en Corea

“Cerca de nosotros, muchos de nuestros amigos y coetáneos, aun en medio de una gran prosperidad material, sufren pobreza espiritual, soledad y callada desesperación. Parece como si Dios hubiera sido eliminado de este mundo. Es como si un desierto espiritual se estuviera propagando por todas partes. Afecta también a los jóvenes, robándoles la esperanza y, en tantos casos, incluso la vida misma” dijo Francisco en su discurso. 

Por otro lado, Marina de Corea del Sur le agradeció a nombre de todos los jóvenes. Le hablaré como si fuera mi abuelo. La joven denunció el capitalismo salvaje en Corea que amenaza las relaciones familiares y de amistad. “Jóvenes confundidos por valores individuales y competitivos”. Después cuestionó la división de la península. 

A la primera cuestión el Papa respondió que, “es verdad, la felicidad no se compra. Tienes razón, la felicidad que dura es la del amor. Esa dura por siempre”. 

“El camino del amor es simple ama a Dios y ama al prójimo que es tu hermano, el que está cerca de ti. Padre, ¿como sé yo que amo a Dios? si en tu corazón no hay odio ya amas Dios, esa es una prueba segura del amor hacia Dios (aplausos)”.

La división de Corea del Norte y Corea del Sur

El Papa Francisco no eludió la pregunta de Marina que consideró “dolorosa” y le agradeció por haberla hecha. El Obispo de Roma fue directo: “No hay dos coreas. Hay una. La familia está dividida. Es necesario ayudar a que esta familia se una”. 

La respuesta la dividió en dos: en el consejo y la esperanza. “Primero que todo, el consejo: rezar. Rezar por nuestros amigos del norte. Señor, somos una familia. Señor ayúdanos para encontrar la unidad. Que no haya vencedores ni perdedores. Señor ayúdanos a unir nuestra familia”. En ese momento los muchachos y hicieron una oración en silencio por la unión. 

“Ahora la esperanza…Corea es una, es una familia. Ustedes hablan el mismo idioma de la familia.  Ustedes son hermanos que hablan el mismo idioma. Cuando los hermanos de José fueron a Egipto a comprar de comer teniendo el dinero para hacerlo no encontraban alimento. Ellos encontraron un amigo. José se dio cuenta que este hombre hablaba el mismo idioma. De hecho, ustedes y sus hermanos del norte hablan el mismo idioma. Cuando en familia se habla el mismo idioma, se tiene también una esperanza humana. ¡Hay esperanza! 

El hijo pródigo que va en discoteca 

Los muchachos de Daejeon dramatizaron la parábola del hijo pródigo con una lectura moderna (Lucas 15, 11-32). Un hijo prodigo que va en discoteca, bebe alcohol y desperdicia la fortuna del padre en ropa de marca, mujeres y autos de lujo.

“Nos dice el evangelio que el Padre lo ha visto desde lejos….porque todos los días  subía a la terraza para ver si volvía el hijo. El Padre lo ha abrazado no le ha dejado decir el discurso que se había preparado para pedir perdón. 

El Padre apenas lo ha visto ha hecho fiesta. Esta es la fiesta que le gusta a Dios. Cuando nosotros regresamos a casa. Pero padre yo soy un pecador, yo soy una pecadora…mejor porque el mismo Jesús nos dice que se hace más fiesta en el cielo por un pecador que regresa que por mil justos que se quedan en la casa

El Padre jamás se cansa de perdonar 

Nadie de ustedes sabe que le espera en la vida. Nosotros podemos hacer cosas muy feas, pero el Padre siempre nos espera. Si yo soy un gran pecador el Padre me espera para abrazarme. Y a ustedes sacerdotes acojan a los pecadores y sean misericordiosos” explicó Francisco.

Después de los aplausos el Papa Francisco confirmó: “Escuchar esto…me hace feliz. Dios jamás se cansa de esperar, jamás se cansa de perdonar”. 

El Papa terminó su discurso resumiendo las palabras que había dejado escritas en el papel antes de su improvisación: Trabajar por los demás, orar siempre y ayudar a los pobres. Se despidió pidiendo la bendición de la Virgen y recordó a san Juan Pablo II que inició las JMJ. Finalmente, pidió oraciones y dio cita a los jóvenes al próximo domingo 17 de agosto para la Misa conclusiva de la 6a. Jornada de la Juventud Asíatica en el Castillo de Haemi. 

Tags:
coreajovenespapa francisco
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Histórias com Valor
Después del coma, un niño asustó a su madre al decirle que conoci...
2
PASSION OF THE CHRIST
Cerith Gardiner
7 pruebas y tribulaciones que Jim Caviezel enfrentó al interpreta...
3
SOS DESAPARECIDOS
Alvaro Real
Olivia, Anna y el mal: ¿Por qué? Nos queda llorar y rezar
4
Ramón Antonio Pérez
María de San José y su ayuno total: “Durante diez años solo consu...
5
MIRACLE
Maria Paola Daud
Mateo se perdió en el mar… ¡y apareció en brazos de papá!
6
MOTHER AND LITTLE DAUGHTER,
Silvia Lucchetti
Él se suicida tras matar a sus hijas: ella vuelve a vivir gracias...
7
Lucía Chamat
Una curiosa foto de «Jesús» que conmueve a Colombia
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.