Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
martes 24 noviembre |
San Andrés Dung-Lac y 116 compañeros, mártires
home iconActualidad
line break icon

Irak: “Tomé los libros parroquiales y el crucifijo y huí”

dw.de

Gelsomino del Guercio - publicado el 14/08/14

Un sacerdote cuenta cómo escapó ante el avance de los radicales del ISIL

La gran fuga de la llanura de Nínive contada por quien ha vivido este éxodo masivo en primera persona. Aleteia ha logrado ponerse en contacto con el padre Paolo, sacerdote en Karemlash, aldea de unos 8.000 habitantes a sureste de Mosul. En esos lugares ya no hay ni rastro de los cristianos, pues todos se han visto superados por la llegada de los milicianos islámicos del ISIL.

Ahora, el padre Paolo está en Erbil, en la archidiócesis de la ciudad iraquí que está acogiendo, en las iglesias y otras estructuras, a varios miles de prófugos cristianos procedentes de la llanura de Nínive. Trabaja al lado del arzobispo de Erbil, monseñor Bashar Warda, para ofrecer asistencia a los refugiados.

La huida antes del contacto con los extremistas

“Dejamos Karemlash antes de que llegaran los extremistas islámicos – cuenta a Aleteia el padre Paolo, a través del teléfono – tomé los registros de la parroquia y el crucifijo y escapé. Como yo, el resto de los cristianos del pueblo se alejó en auto, unos hacia Erbil, otros hacia otras ciudades del país donde tienen familiares que los podían acoger”.

“Cuando el ejército kurdo se retiró, comprendimos que nos habíamos quedado sin protección. No sabíamos lo que habría sucedido si nos hubiéramos quedado en nuestras casas. Ni podíamos imaginar la reacción de los milicianos islámicos. Como en Karemlash, también en los demás pueblos de la Llanura la gente se encontró sola, sin ninguno que los protegiera, y han huido”.

Las condiciones para volver a casa

En un solo caso, refiere el padre Paolo, se registró un episodio de violencia hacia los cristianos. Se trata de personas ancianas que se quedaron en casa y fueron robadas por los milicianos.

“Nadie se atreve a volver a los pueblos porque todos temen que se pueda repetir lo que ha sucedido en la ciudad de Mosul – subraya el sacerdote –. Allí los cristianos que fueron expulsados de sus casas pidieron volver. Pero los islámicos les pusieron condiciones: pagar impuestos, convertirse a su religión y combatir juntos por la causa islámica. Todas condiciones absurdas”. Por otro lado, el padre Paolo no confirma las noticias sobre ratos de cristianos que han circulado en algunos medios de comunicación.

Asistencia a los refugiados

Si por un lado no hay certezas sobre la vuelta a casa, por el otro, para los prófugos cristianos en Erbil y sus alrededores hay al menos la seguridad de recibir una asistencia continua y constante por parte de la Iglesia católica caldea. “Las iglesias están todas llenas – explica el párroco – y se han transformado en dormitorios algunos edificios a medio construir, pero ya habitables”.

“A cada persona intentamos garantizarle alimentos, servicios sanitarios, limpieza. Garantías mínimas para sobrevivir en condiciones aceptables. Tenemos noticias de grupos de refugiados que se han acogido en casas de amigos, parientes, que están ya colapsadas, con 30-40 personas dentro. Hacen falta seguramente más espacios públicos para permitir a los prófugos al menos encontrar estabilidad en lugares habitables y recibir asistencia”.

Junto a voluntarios y sacerdotes, padre Paolo subraya que el arzobispo de Erbil está ayudando en persona a los refugiados. “Monseñor Warda sirve con nosotros las comidas, visita las familias de los cristianos y coordina la asistencia. La Iglesia está haciendo todo lo posible pero la situación es difícil. Debemos dar de comer a miles de personas. Es duro, hacen falta más lugares públicos para prestar socorro. ¡La gente necesita ayuda!”.

Tags:
irakislamismosacerdote
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
IOTA
Lucía Chamat
La Virgen que se mantuvo en pie tras el impac...
Aleteia Team
Fotografiaron el martirio de este sacerdote p...
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida ...
Sempre Família
6 hábitos destructores de matrimonios y cómo ...
Orfa Astorga
¿Hasta qué edad es sano vivir en casa de los ...
VIRGIN OF MERCY
Philip Kosloski
Ponte bajo el manto de la Virgen María con es...
HANDSOME,MAN,DRIVING
Philip Kosloski
10 pequeñas oraciones para cuando pasas frent...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.