Recibe Aleteia gratis directamente por email
Los mejores contenidos espirituales de la red, ¡recíbelos en tu email!
¡Inscrítebe a la newsletter gratuita!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

En Michoacán (México) la Iglesia católica está formando organismos para construir la paz

© Quokant
Comparte

La diócesis de Morelia ha sido, en medio de la vorágine y la violencia, una voz decisiva de defensa de la ciudadanía

Los últimos años, el Estado occidental de Michoacán ha sido –junto con el norteño de Tamaulipas—el talón de Aquiles del sistema de seguridad en México.  La Iglesia católica, encabezada por el arzobispo metropolitano de Morelia, monseñor Alberto Suárez Inda, ha sido, en medio de la vorágine y la violencia, una voz decisiva de defensa de la ciudadanía y de denuncia de las tropelías de los grupos criminales que operan en esta región mexicana.
 
Pero la Iglesia no se ha conformado con levantar la voz, con denunciar, con socorrer a las personas necesitadas de ayuda espiritual y material.  La pastoral social de la provincia eclesiástica de Morelia realizó en días pasados el  primero de tres módulos del Diplomado de Formación de Organismos Levadura y Transformación Social en Construcción de Paz.
 
En este primer Diplomado participaron más de cincuenta personas, entre laicos, religiosas y sacerdotes provenientes de las cinco diócesis de la Provincia: Apatzingán, Lázaro Cárdenas, Morelia, Tacámbaro y Zamora; regiones, todas ellas, larvadas por la violencia a partir de la acción de grupos criminales como “Los Templarios” o “La Familia Michoacana”.
 
Transformar la sociedad                 
 
El Diplomado fue acompañado por la comisión episcopal para la Pastoral Social (CEPS) de la Conferencia del Episcopado Mexicano,  y  facilitado por Rosa Inés Floriano Carrera, del Secretariado Nacional de Colombia, quien es experta en procesos comunitarios de transformación social y construcción de paz.
 
Floriano Carrera, desde 2011, acompaña y asesora a CEPS y de manera específica a la dimensión de Justicia, Paz y Reconciliación, Fe y Política.  El Diplomado también contó con  apoyo financiero de CRS (Catholic Resources Services).
 
El primer módulo de este proceso se tituló “La Comunidad de aprendizaje” e hizo conciencia de la necesidad de reconocer que no hay una única receta para construir la paz,  que se requiere la participación de todos para lograrla; de ahí que las relaciones sean el lugar privilegiado para la transformación social.
 
“La violencia mata la capacidad de soñar, el miedo nos paraliza y le da poder a los violentos por eso es indispensable tener un proyecto común emanado del  sueño colectivo, que ponga en el horizonte el futuro deseado, compartido del que se  genera un proceso de transformación social”, según se ha dicho a lo largo del Diplomado.
 
“Después de la  experiencia de estos días, los participantes vuelven a sus comunidades con la tarea de hacer un trabajo de campo para implementar los elementos reflexionados en las acciones pastorales que realizan y generar nuevas estrategias con una intencionalidad concreta, que impulsen transformación social”, señala en una nota la CEPS.
 
“Para la dimensión de Justicia, Paz y Reconciliación, sigue diciendo la nota de CEPS, este espacio de fortalecimiento de capacidades  genera esperanza y aliento en la misión de promover y acompañar las iniciativas locales de Construcción de paz”.
 
Los próximos diplomados serán para nuevos actores y para seguimiento de estas organizaciones que, al amparo de la Doctrina de la Iglesia deben ser la levadura y el fermento en un nuevo modelo de acción en Michoacán, la tierra que evangelizó y civilizó en el siglo XVI Vasco de Quiroga, Tata Vasco, actualmente en proceso de beatificación.

 

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.