Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Bombardeo cerca de la parroquia católica de Gaza; escuela devastada

AFP PHOTO / SAID KHATIB
RAFAH : TOPSHOTS

A ball of fire is seen following an Israeli air strike, on July 11, 2014 in Rafah, in the southern of Gaza Strip. Israeli warplanes kept up deadly raids on Gaza but failed to stop Palestinian militants firing rockets across the border, as the United States offered to help negotiate a truce. AFP PHOTO / SAID KHATIB
Comparte

El párroco, Jorge Hernández, sigue allí junto a tres monjas, 29 niños discapacitados y 9 ancianas que no pueden ser evacuados

Un bombardeo del ejército israelí llevado a cabo este martes cerca de la parroquia católica de Gaza, dedicada a la Sagrada Familia, ha destruido parcialmente la escuela parroquial adyacente, la oficina del párroco y algunos locales utilizados por la parroquia.

Lo informa a la agencia Fides el párroco Jorge Hernández. El objetivo principal del bombardeo era una casa que se encuentra a pocos metros de la parroquia y que ha sido completamente destruida.

El lunes por la tarde, el ejército israelí comenzó a enviar mensajes SMS a los residentes de al-Zeitun – el barrio este de la ciudad de Gaza donde se encuentra la parroquia católica y la ortodoxa – con la orden de abandonar las casas que iban a bombardear.

Muchas personas han huído, pero aquellos que actualmente viven en la iglesia no han conseguido evacuar: además del párroco argentino Jorge Hernández, sacerdote del Instituto del Verbo Encarnado, en la Sagrada Familia, en estos días de ataques aéreos también viven tres Hermanas de la Madre Teresa, junto con 29 niños discapacitados y 9 mujeres ancianas a su cargo.

“Hemos tenido una noche difícil, pero estamos aquí. Esta guerra es absurda”, dice el padre Hernández, “y sigue avanzando. Después de destruir el barrio Shujayeh, ahora se dirigen al de Zeitun. Todo sucede a nuestro alrededor. Los milicianos de Hamas siguen disparando misiles y luego se esconden en los callejones. Y no podemos hacer absolutamente nada. No podemos evacuar, porque con los niños es imposible. Sus familias viven por aquí. Y puede ser más peligroso salir que quedarse aquí. Tratamos de permanecer en los lugares más seguros, siempre en la planta baja”.

“Es una espiral absurda: ambas partes”, dice a Fides el obispo William Shomali, vicario patriarcal del patriarcado latino de Jerusalén: “Deben escuchar la voz de la razón, para detener este derramamiento de sangre y comenzar una verdadera negociación con la intención de abordar y resolver los problemas reales. De lo contrario, toda esta violencia continuará repitiéndose cíclicamente, las mismas causas seguirán produciendo los mismos efectos”.
 
Artículo originalmente publicado por Agencia Fides

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.