Aleteia

¿Haces bullying a tu hijo?

© Ollyy/SHUTTERSTOCK
Comparte

Conductas injustificables y 5 reglas para convivir mejor en familia

¿Reprendes a tu hijo con calificativos denigrantes?, ¿te fijas sólo en las cosas negativas que hace?, ¿lo regañas pese al impacto que causan tus palabras en él?, ¿eres incapaz de mencionar cinco cualidades de tu hijo?
 
Si la mayoría de tus respuestas fueron afirmativas, podrías ser una madre o un padre que, sin querer, termina haciendo bullying a sus hijos, pues al resaltar sólo lo negativo de su persona y no sus cualidades, dañas fuertemente su autoestima, lo que repercute en sus relaciones personales y lo llevará a repetir, en un futuro, los mismos patrones.
 
“¡Eres un cochino!” “¡Eres un flojo!” “¡Todo lo haces mal!” “¡Pórtate bien o te pego!” “¡Te voy a acusar!” Estas son frases utilizadas frecuentemente por los padres para conseguir que el niño ponga atención en sus quehaceres o actividades, pero no se dan cuenta que con ello contribuyen a que sus hijos se conviertan en personas inseguras, introvertidas y violentas.
 
Es por ello que, en los últimos años, muchas organizaciones sociales enfocadas en la prevención de la violencia en las escuelas, han solicitado analizar este tema desde la perspectiva familiar, ya que en muchos casos son los mismos padres los que generan este tipo de conductas, provocando que sus hijos descarguen el coraje y frustración en sus compañeros.
 
En entrevista, la escritora Trixia Valle, Directora General de la Fundación en Movimiento, A.C., dedicada a la lucha contra el bullying, explica que los niños con conductas agresivas y acosadores suelen provenir de familias que carecen de reglas, donde los niños crecen sobreprotegidos y consentidos, o con una disciplina demasiado severa.
 
Señala que el maltrato intrafamiliar ha existido toda la vida, sin embargo, los papás que ofenden y agreden a sus hijos, tanto psicológica como físicamente, provocan que haya niños que hacen bullying.
 
“Creo que todos tenemos nuestra propia telenovela; algunos tuvieron el padre alcohólico, golpeador, y la madre sumisa que lo permitía, pero es necesario cortar esta cadena para que los hijos reciban una educación de calidad. La familia es la institución clave en la socialización de los niños”, aseguró la especialista.
 
Conductas injustificables
 
No obstante, la especialista explica que el maltrato familiar no es la única causa de  conductas violentas en los niños, ya que en un 90% los casos de bullying son resultado de la sobreprotección y el consentimiento desmedido por parte de los padres.
 
“Son niños que nunca tienen consecuencias, que sus padres los defienden de lo indefendible, que los justifican de todas sus conductas; nunca es su culpa, siempre es de alguien más, lo que los convierte en adultos irresponsables, mentirosos, manipuladores, que siempre harán lo que sea para salirse con la suya, rebasando todo tipo de límites”, especificó.
 
Trixia Valle enfatizó en la necesidad de que los padres observen la conducta de sus hijos, sus amistades, hobbies, mantener comunicación, interactuar con ellos, estar siempre presentes, “porque aunque trabajen 23 horas al día, queda una para hacer la diferencia con los hijos”.
 
Dijo que en la formación católica, una parte muy importante es la formación de la conciencia, “y cuando un padre sobreprotege a su hijo, está deformando su conciencia, haciéndolo creer que siempre hay una salida fácil, que pueden evadir sus responsabilidades y que simplemente es un santo, que los demás son los mala onda”.
 
Ante esta problemática, aconseja a los padres de familia seguir estas cinco reglas para convivir mejor en familia.
 
1. Convive con tus hijos, pero sin tecnología.
2. Pregunta “¿qué pasó?” antes de juzgar.
3. Sé un ejemplo positivo para ellos.
4. Sé firme pero sin violencia.
5. Crea alianzas con los maestros de tus hijos.
 
Por Miriam Apolinar
Artículo publicado por Siame
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.