Aleteia

Fray Tomás y La 72: Más de veinte años defendiendo a los inmigrantes

NOTIMEX/FOTO/FRANCISCO MARTÍN/FRE/POL/
MÉXICO, MÉRIDA : 40205050. Mérida.- La líder de Las Patronas de Veracruz, Norman Romero Vásquez; el sacerdote Alejandro Solalinde Guerra del albergue de migrantes de Oaxaca y Fray Tomás González Castillo del albergue de la 72 Casa Hogar, durante la conferencia de prensa sobre la Primera Jornada de Promoción y Protección de los Derechos Humanos a realizarse los días 5 y 6 de febrero en la ciudad de Mérida.
NOTIMEX/FOTO/FRANCISCO MARTÍN/FRE/POL/
Comparte
Comenta

Un hogar-refugio para defender la esperanza de las personas migrantes. (Segunda y última parte)

La labor del franciscano fray Tomás González en la casa hogar, refugio, albergue y esperanza de los migrantes conocida como “La 72” en la ciudad de Tenosique, Tabasco, cerca de la frontera de México y Guatemala, ha suscitado muchas adhesiones –la mayor parte de ellas, hay que decirlo, de palabra—y muchos rechazos. La primera parte de este reportaje puede leerse aquí

También ha suscitado numerosas amenazas de muerte a los propios organizadores de este refugio situado al inicio del camino hacia la frontera norte de México con Estados Unidos.  Y es que en esta zona del sureste, afirma el fraile franciscano, las fronteras entre Estado y hampa se han borrado completamente.

“Somos testigos –dice fray Tomás– de que al interior de las delegaciones del INM (Instituto Nacional de Migración) en Tabasco y Chiapas, opera el crimen organizado; ya hemos presentado denuncias por la red de extorsión, trata de personas, encubrimiento e impunidad que existe en estas instituciones de gobierno, y que es la razón de que, en el presente, la ruta ferroviaria que une ambas entidades sea la más peligrosa del país”.

Esa ruta ferroviaria a la que alude el fraile, también motejado como fray Tormenta, es la que, ordinariamente, recorre el tristemente célebre tren llamado “La Bestia”, que lleva a cientos de migrantes centroamericanos en un viaje azaroso, difícil, traspasado por la muerta y la vejación, desde la frontera de México con Guatemala hasta la frontera de México con Estados Unidos.

¿Qué es lo que hace que salgan de sus países casi corriendo?

Rubén Figueroa, compañero de fray Tomás en “La 72” dice que “la lucha implica obligar al mal gobierno mexicano, centroamericano y de toda América Latina a que esté a la altura del fenómeno migratorio; contra lo que hace que las personas salgan corriendo de sus países; contra el crimen organizado; contra la indiferencia hacia todas y cada una de estas personas”.

Cierto, no nada más ellas corren peligro, también aquellos como el grupo de “La 72” también lo corren.  “Pero cuando nosotros miramos el problema que tenemos, nosotros como defensores, y lo comparamos con el problema que tienen los viajeros con su camino de oscuridad, nada es igual. Por eso debes de estar completo, para poder apoyarlos”, afirma Figureoa.

Los anales de “La 72” están llenos de historias de horror.  Por ejemplo, el que en alguna ocasión, un grupo de secuestradores tenían retenidas y amenazadas a tres personas en el mismo albergue. “Hasta que nos vieron desesperadísimos, la autoridad vino a detenerlos”, relata Figueroa.

Más adelante detalla que “con esto quiero decir que nos estamos exponiendo mucho, que no es nuestra razón de ser, pero lo vamos a seguir haciendo si sigue pasando, porque creemos en nuestro trabajo. Hay autoridades corrompidas, el Instituto Nacional de Migración está totalmente podrido y hay que desaparecerlo o transformarlo. Los cuerpos de seguridad saben que sabemos lo que hacen” lamenta el propio Figueroa

Las personas migrantes saben del riesgo que también corren los defensores y defensoras, por ello reconocen su esfuerzo. Francisca, de 30 años, es originaria de Honduras y pretendía llegar a Houston en busca de empleo.  En su camino se encontró con el albergue y ahí nació su pequeña hija Zoé. Al conocer la labor que realiza el albergue “La 72” cambió de planes y se incorporó al trabajo de defensa de los derechos humanos de sus hermanos migrantes.

¿No te vas a ir para arriba?

“Cuando nació Zoé, yo estaba preocupada porque estábamos todos ahí revueltos, hombres y mujeres igual, y mis hijos junto con toda la gente allí, ¿entiende?  Era una situación que en la que no hallaba ni qué hacer Hoy me siento bien trabajando, ayudando a mis paisanos, a mis compañeros, tan sólo al ver cómo vienen, y es que eso a mí me quebranta. No sólo a mí, hasta ellos mismos dicen ‘¿no eres de aquí?’, les digo que no, que soy hondureña y entonces me preguntan ‘¿y por qué, quién te paga, por qué no te vas para arriba, por qué haces esto?’ Y en algún momento si me voy a ir, pero mientras, sé que mucho hago yo con apoyar” sentencia orgullosa Francisca.

“Los migrantes están cambiando el mundo, por lo tanto tenemos que estar a la altura para darles la bienvenida”, dice Rubén Figueroa, compañero de fray Tomás González en “La 72”.  

Este último afirma: “Con esperanza asumimos el desgaste que significa denunciar el holocausto que se cierne sobre las víctimas que, en busca de una mejor vida, son expulsadas de sus países… holocausto por el que también atraviesan sus defensores y por cuyo trabajo están amenazados y muchos han sido víctimas de persecución”.

Para el fraile franciscano, quien desde hace más de dos décadas dedica su vida a la defensa y promoción de los derechos humanos de los más pobres entre los pobres, en “La 72” no sólo se le brinda a los migrantes ayuda humanitaria, “sino que también asumimos la defensa de sus derechos y de su dignidad y, por lo mismo, enfrentamos las amenazas y la victimización que de ello se deriva”.

No hay ser humano que sea “ilegal”

Por lo demás, según fray Tomás y los otros miembros de “La 72”, las autoridades mexicanas siguen insensibles y omisas ante la grave crisis humanitaria de los migrantes en Tenosique. Eso motivó la realización de una Misión de Observación que generó el informe “Los invisibles de la frontera olvidada” en agosto de 2012. Los esfuerzos de las organizaciones defensoras de derechos humanos han continuado para difundir y acercar apoyo a la región. Mientras tanto el albergue “La 72” continúa su titánica labor.

A diario siguen llegando los migrantes violentados, y las denuncias de secuestros y la complicidad de funcionarios públicos como telón de fondo. Cada día el flujo de personas migrantes aumenta, sin embargo, fray Tomás y su equipo se mantienen firmes apoyando porque ningún ser humano es ilegal, se encuentre donde se encuentre.

DATOS DE REFERENCIA PARA CONTACTAR CON “LA 72”
Dirección
Fray Tomas González Castillo
la72.direccion@gmail.com
01 934 102 8644
Comunicación
Francisca de la Cruz
la72.comunicacion@gmail.com
01 934 118 2135
Recepción
Arcadio Santiago
la72.recepcion@gmail.com
01 9341113384
La 72 – teléfono de la casa
01 9341165794

Comparte
Comenta
Temas de este artículo:
eeuuguatemalainmigracionmexico
Newsletter
Recibe Aleteia cada día