Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
viernes 04 diciembre |
San Juan Damasceno
home iconEspiritualidad
line break icon

¿Los demás entienden nuestro lenguaje?

GuigoEU

Carlos Padilla Esteban - publicado el 18/07/14

A veces nos vamos por las nubes, nos quedamos en las teorías, nos centramos en lo que nos ocurre a nosotros y no sabemos dar respuesta a los interrogantes que el hombre de hoy tiene

Las parábolas son imágenes. Referencias a la realidad para hablar del mundo de Dios. Jesús predicaba el Evangelio en forma de parábolas, tomando ejemplos de la naturaleza, de lo cotidiano.

Jesús hablaba de esta forma para hacer entender a los que le escuchaban las verdades más profundas de la vida: «Jesús expuso todo esto a la gente en parábolas y sin parábolas no les exponía nada». Jesús sólo hablaba con imágenes para que le entendieran. Se acerca a nosotros, se abaja para que comprendamos la fuerza de su amor, el sentido de nuestra vida.

A veces nosotros hablamos en un lenguaje que los demás no entienden. Nos vamos por las nubes, nos quedamos en las teorías, nos centramos en lo que nos ocurre a nosotros y no sabemos dar respuesta a los interrogantes que el hombre de hoy tiene.

Como sacerdotes nos puede pasar que hablemos de verdades, volvamos a lugares comunes, profundicemos en realidades muy importantes para la fe, pero pasemos de largo por la vida, por lo que de verdad importa.

Puede ocurrir que toquemos muchos temas, menos aquellos que inquietan el corazón del hombre. Que no hablemos un lenguaje conocido y no nos adentremos en sus dudas y miedos. Puede ser que no usemos sus ejemplos, lo que les mueve por dentro y nos quedemos en reflexiones de despacho, en elucubraciones fascinantes.

Puede que no escuchemos de verdad y no estemos atentos a sus deseos más íntimos. A los cristianos nos puede faltar esa sensibilidad para, recurriendo a los ejemplos de la vida cotidiana, hablar de lo importante y dar respuestas a las preguntas que el corazón se hace.

Decía el padre José Kentenich que tenemos que palpar a Dios en la vida, en los acontecimientos cotidianos, en el paso suave o confuso de Dios a nuestro lado. Por eso comentaba que tenemos que estar abiertos a la vida: «Juan XXIII proclamó: abrid las puertas y las ventanas. Porque Dios habla a través de todas las circunstancias y de los cambios que se dan fuera de la Iglesia»[1].

Dios habla en la vida de hoy. No cerremos las ventanas por miedo a lo que pueda entrar. Dios nos muestra su voluntad a través de lo aparentemente menos importante. Porque de todas las cosas podemos sacar una enseñanza.


[1] J. Kentenich, Dios presente, Texto 218
Tags:
almacomunicacion
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
FATHER JOHN FIELDS
John Burger
Muere el sacerdote voluntario para el ensayo ...
HUG
Dolors Massot
El médico que abrazó al enfermo de coronaviru...
MARIA DEL MAR
Rodrigo Houdin
Fue abandonada en un basural, pero buscó a su...
HOMELESS
Javier González García
La historia de Marina: De vivir en la calle a...
PADRE CEPEDA
Cecilia Zinicola
El beso de Jesús, la historia de un párroco b...
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.