Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
lunes 25 octubre |
Frei Galvao
Aleteia logo
home iconEspiritualidad
line break icon

Esposos cristianos: celebrad vuestro encuentro con Luis y Celia Martín

Sanctuaire d'Alençon

Gaëlle Bertrand - publicado el 14/07/14

Un grupo de parejas renovaron sus votos matrimoniales el 12 de julio caminando tras los pasos de los beatos padres de Teresa de Lisieux, modelos de vida conyugal

Luis y Celia Martín son los padres de santa Teresa de Lisieux, una de las pocas parejas que han sido beatificadas como tal, el 19 de octubre de 2008.

Cada año, el Santuario de Alençon organiza una peregrinación para personas casadas en torno a estos esposos ejemplares, reconocidos hoy por su santidad en el matrimonio.

Santa Teresita tuvo estas preciosas palabras sobre ellos: “El buen Dios me ha dado un padre y una madre más dignos del cielo que de la tierra”.

Este año, la marcha se desarrolló el sábado 12 de julio, día del aniversario de bodas de Luis y Celia, celebrado en la basílica de Nuestra Señora de Alençon. En Orne es donde ellos vivieron hasta que un cáncer se llevó a Celia en 1877. Después Luis decidió mudarse a Lisieux con sus cinco hijas para acercarse a su familia política.

El objetivo de esta peregrinación es permitir a las parejas renovar la gracia de su encuentro y de su matrimonio en torno a los lugares frecuentados por los padres de Teresa (casa familiar, mirador de Luis, relojería,…).

Manteniendo un espíritu familiar, la marcha se veía original, porque se formaron dos grupos: el de las mujeres y el de los hombres.

Ellas empezaron su ruta en Semallé, a 8 kilómetros de Alençon, en la casa de Rose Taillé, la queridísima niñera de la pequeña santa de Lisieux.

Ellos salieron desde la loma Chaumont, en el bosque de Écouves, a 10 kilómetros de Alençon, a donde Luis Martín solía ir solo, a pasear para rezar.

Los peregrinos estuvieron acompañados por un capellán. A lo largo de la peregrinación hubo tiempos de oración y de enseñanza sobre la espiritualidad de los beatos y su vida de pareja.

Pero el momento más emotivo fue al final de la marcha, cuando los esposos se encontraron con las esposas en el puente donde Luis y Celia se enamoraron. Allí mismo donde tuvo lugar el flechazo en abril de 1858, las parejas renovaron sus votos matrimoniales.

Después de un picnic cerca de la basílica de Nuestra Señora, hubo una conferencia sobre el tema Matrimonios y santos, ¿por qué no nosotros?

Paulina, una joven casada que participó el año pasado con su marido Vianney, destaca: “Se trataba de una peregrinación orientada al otro. Nuestro objetivo era encontrarnos, el encuentro con la persona más determinante en la orientación de nuestra vida, la que hemos escogido amar”.

Este año participaba en la peregrinación el cardenal Baldisseri, secretario del Sínodo de la familia que empezará en octubre en Roma con el tema Desafíos pastorales de la familia en el contexto de la evangelización.

El obispo de la diócesis de Séez -de la que depende Alençon-, monseñor Jacques Habert, explica a Aleteia la actualidad de los beatos esposos Martín para las familias de hoy.

“Los esposos Martín supieron vivir en su época, confrontados a las cuestiones de entonces. Es una pareja de su tiempo. Es así como traen un mensaje de santidad. Vivieron el sufrimiento (perdieron cuatro hijos y ambos se enfrentaron a la enfermedad) y la alegría. Vivieron una vida muy ordinaria, allá donde estaban. Su vida es un modelo siempre actual”, dijo.

Actualmente se está estudiando un segundo milagro, en el marco del proceso para la canonización de los esposos Martín, después de que la curación milagrosa del pequeño Pietro permitiera su beatificación).

Si se validara el milagro, los padres de santa Teresita del Niño Jesús se convertirían en los primeros esposos en ser canonizados como pareja.

“El Vaticano II lanzó un llamamiento universal a la santidad”, recuerda monseñor Habert, “tras el concilio, han sido canonizados sacerdotes y laicos”. La canonización de una pareja casada “sería una primicia, un bellísimo aliento para las parejas que, como los esposos Martín, atraviesan pruebas. La esperanza se manifestaría a través de esta canonización, un signo visible para el mundo”.

Tags:
familiamatrimoniosantosturismo religioso
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Aleteia Brasil
¡Cuidado con las oraciones de sanación y liberación!
2
PRAY
Philip Kosloski
Oración al beato Carlo Acutis para pedir un milagro
3
QUIÑONEZ
Pablo Cesio
Álex Quiñónez, una muerte cargada de violencia que vuelve a enlut...
4
newborn
Mathilde De Robien
15 nombres de niña cuyo significado conecta con Dios
5
Ary Waldir Ramos Díaz
Un niño le da una lección al Papa Francisco en plena audiencia ge...
6
PEPE RODRIGUEZ
Revista Misión
El chef Pepe Rodríguez: «Nunca me he emocionado al comer. Al comu...
7
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.