Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
lunes 29 noviembre |
San Saturnino de Tolosa
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

La extraña respuesta de Jesús ante la violencia y el odio

ST JOHN,INDIANA,SHRINE OF CHRISTS PASSION

Ron Zack | CC BY-NC-ND 2.0

Rafael Luciani - publicado el 14/07/14

Jesús conquistó la verdadera autoridad que no nace de la imposición y las amenazas, sino de la no violencia y la compasión fraterna

Cuando hay personas e instituciones de cuyas «bocas sólo salen palabras de iniquidad y engaño, que renuncian a ser sensatos y a hacer el bien, y que maquinan la maldad sobre su lecho, empeñándose en un camino que no es bueno» (Sal 36,3-4), estamos llamados a discernir cómo enfrentar tales actitudes, porque está en juego nuestra propia deshumanización.

La experiencia de Jesús nos puede sorprender.

Primero, practica la no violencia como única forma de reaccionar frente a quien provoca el mal, porque de otro modo «todo el que pelea con espada, a espada morirá» (Mt 26,52).




Te puede interesar:
Papa Francisco: No insultar, la violencia comienza en casa

Y segundo, fomenta solidaridades fraternas para construir un mundo justo que apueste por el bien del otro, porque está convencido de que sólo son «bienaventurados los que luchan por la justicia» (Mt 5,10) y «promueven la paz» (Mt 5,9).




Te puede interesar:
Ángeles, la abuela que acoge y dignifica a los presos de Madrid

Estas actitudes diferenciaron a Jesús de muchos representantes políticos y religiosos de su tiempo que fomentaban la exclusión, la compra de conciencias y el miedo para sostenerse en el poder.

La razón que lo llevó a vivir así no fue su gran sensibilidad, sino el deseo de querer ser «bueno» (Mc 5,19). Esto parece débil, pero fue su opción: la bondad fue moldeando su humanidad y le hizo ser tan compasivo como su Padre (Lc 6,36).

Así aprendió a mirar al otro con «compasión» (Mc 6,34), nunca con lástima o soberbia, y menos aún con odio.




Te puede interesar:
¿Ser humilde es ser tonto?

No es fácil vivir así porque implica experimentar lo que es ser amado y perdonado (Mc 1,11).

Hay familias, colegios y comunidades religiosas que han fallado en enseñar que el amor es un programa de vida basado en apostar por la «compasión» al «rechazar la ira y el odio», porque el mismo Dios rechaza a todo aquel que convierte al otro en víctima de sus prácticas, y le dice: «¡aléjate de mí, hacedor de maldad!» (Mt 7,23).

Sólo es sujeto quien supera la ira y el odio que se alojan en los corazones; quien es capaz de crear lazos con todas las personas, sin excluir a nadie, y quien inspira la esperanza de que sí es posible vivir «aquí en la tierra, como se vive en el cielo» (Mt 6,10), si apostamos, como Dios, «por la compasión y el rechazo de la ira» (Sal 86,15; 103,8).


Man - Pride

Te puede interesar:
6 consejos para ser menos orgulloso

Esto atraía de la praxis de Jesús, mientras que la de autoridades políticas y religiosas iba siendo rechazada cada vez más.

En Jesús se palpaba un modo de vida que parecía ya imposible; uno que podía vencer el mal con la verdad y la justicia, para que no triunfaran la mentira y la violencia.

Para ello, Jesús oró por sus victimarios (Mt 23,27) y por los que lo humillaban (Mc 15,29); los perdonó (Lc 23,34) y no dejó que la ira afectara su proyecto, porque sólo Dios tenía la última palabra.

jesus.jpg
Myriams-Fotos

Fue así como Jesús conquistó la verdadera autoridad que no nace de la imposición y las amenazas, sino de la no violencia y la compasión fraterna.

No olvidemos, pues, que «odiar al hermano es matarlo» (1Jn 3,15) y sólo quien «pone su vida al servicio de todos» (1Jn 3,16) conoce el amor.


DINNER

Te puede interesar:
Servir a los demás cambia el mundo (y a ti)

Para contactar con el autori: rlteologiahoy@gmail.com, @rafluciani

Tags:
cruzjesucristopazviolencia
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.