Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Un niño de 11 años escribe al Papa sobre su vocación

© MASSIMILIANO MIGLIORATO/CPP
Comparte

Y el Papa Francisco responde...

Pablo, un niño de 11 años de Udine (Italia), hace dos meses escribió una carta al Papa Francisco para contarle su vocación. En la mañana del 3 de julio, la sorpresa: en el buzón hay un sobre con el sello del Vaticano dirigida a él, con dentro una carta escrita por monseñor Peter Welles en nombre del Papa Francisco.


 
Pablo, emocionadísimo, llamó en seguida a la abuela Anna y a sus dos amigos párrocos, Ernesto Zanni de la parroquia del Cristo y Pierpaolo di Cussignacco, donde habitualmente ayuda como monaguillo y en pequeñas tareas. Para él, recibir esa carta ha sido inesperada emoción. Todos en la familia sabían que Pablo había escrito al Papa, aunque no conocían los detalles del contenido de la carta, pero nadie esperaba que llegara una respuesta. En su carta, el joven habiía confiado al Santo Padre su vocación y la intención de emprender un día la carrera eclesiástica, pidiendo al Papa Francisco un recuerdo en sus oraciones.
 
La carta de monseñor Welles dice: “has confiado al Papa Francisco el servicio de monaguillo que haces con entusiasmo en la parroquia y el deseo de comprender tu vocación, pidiéndole el apoyo de su oración. Su Santidad te agradece los sentimientos de afecto que han inspirado el gesto filial y, mientras te asegura su recuerdo en la oración para que la tarea de servir en el altar haga madurar una genuina y afectuosa amistad con el Señor Jesús y te ayude a entender Su proyecto de amor sobre ti, de corazón te envía a ti y a tu familia la Bendición Apostólica, extendiéndola de buen grado a tus seres queridos”.
 
 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.