¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Tierra Santa en llamas: Cuando triunfa el lenguaje del odio

© JACK GUEZ / AFP
ISRAEL, Arara BaNegev : Israeli riot police secure a street during clashes with Palestinian protesters (unseen) in the Arab Israeli city of Ar'Ara, north of Israel, on July 5, 2014. A Palestinian teenager whose abduction and murder caused violent protests was burned alive, autopsy reports show, as clashes over the killing spread Saturday from east Jerusalem to Arab Israeli towns. AFP PHOTO / JACK GUEZ
Comparte

El encuentro por la paz en junio y la apuesta personal del Papa Francisco por favorecer el diálogo ¿en qué va a quedar? ¿escucharán los líderes implicados?

Por enésima vez, los obispos católicos de Tierra Santa han hecho público un comunicado en el que piden el cese de la violencia desatada tras el asesinato de tres jóvenes israelíes y de un joven palestino la semana pasada. La escalada de actos violentos va en aumento: tras el lanzamiento de cohetes sobre Jerusalén ayer, hoy Israel respondió con el bombardeo de 160 objetivos en Gaza. Ya hay 23 muertos palestinos, entre ellos varios niños.

Los obispos apelan sobre todo la la responsabilidad de los políticos israelíes y a la utilización de un "lenguaje que incita al odio", tanto por palestinos como por israelíes, pero especialmente por parte de estos últimos, que utilizan un discurso de castigo colectivo “alimentado por actitudes y expresiones de un liderazgo que sigue utilizando un discurso discriminatorio que promueve derechos exclusivos de un grupo y la ocupación con todas sus desastrosas consecuencias". 

Al respecto, es muy interesante el análisis que el periodista judío Gad Lerner hace en el diario italiano La Repubblica: A pesar de que las familias y los amigos de los tres adolescentes israelíes asesinados llamaban a la calma y a la no violencia (ABC, 8 julio), un grupo de jóvenes israelíes raptaba y quemaba vivo a otro adolescente palestino, Mohamed Abu Khder. Estos jóvenes israelíes que han cumplido la espantosa venganza, reflexiona Lerner, proceden de grupos "ultras" que rodean un equipo de futbol, el Beitar. Y es habitual oir en los estadios sus gritos de "muerte a los árabes" y blasfemias de todo tipo. Grupos de este tipo, como "Price Tag", llevan a cabo acciones contra civiles árabes y contra sus propiedades, sin que las fuerzas del orden intervengan con energía.

Más que fanatismo religioso – que también está presente, con la manipulación de un concepto forzado de "tierra prometida" -, se trata, explica Lerner, "de la afirmación de una forma distinta de racismo: la islamofobia. "La idea de que los árabes son por naturaleza indignos de confianza e irreducibles. Sólo la fuerza puede dominarlos, no entienden otro lenguaje. Poco importa preguntarse las razones de su actuación, o enternecerse por su sufrimiento".

Esta actitud, acusa el periodista, recuerda demasiado al discurso de los grupos ultras y neonazis europeos. Y recuerda el escándalo que suscitaron las palabras del escritor judío Amos Oz, cuando comparó con los "neonazis europeos" a los extremistas que agreden a los árabes o llenan de inscripciones amenazadoras iglesias y mezquitas. Esto en un país, añade Lerner, "donde sólo hablar de racismo debería provocar escalofríos en la espalda", como también denunció el conocido historiador del fascismo Zeev Sternhell.

Al mismo tiempo, los obispos hacen notar también el lenguaje violento que domina en las calles de Palestina y que afirma que llegar a una solución justa del conflicto es imposible. Son grupos que intentan "construir una sociedad totalitaria, monolítica, en la que no hay espacio para la diferencia o la diversidad, y que aprovechan la actual situación de desesperación". "La resistencia a la ocupación no puede ser equiparada al terrorismo", pues éste es "parte del problema". 



“Hace falta un cambio radical por ambas partes", dicen los obispos. "Hacen falta personas capaces de tomar decisiones difíciles", "dispuestas a sacrificar su carrera política por el bien de una paz duradera”. Líderes que tengan la vocación de ser "agentes de paz", "personas en busca de justicia” y con una visión alternativa a la violencia.

El encuentro por la paz en junio y la apuesta personal del Papa Francisco por favorecer el diálogo ¿en qué va a quedar? ¿escucharán los líderes implicados? Se sabe que Benjamin Netanyahu intentó contener los ataques contra Gaza hasta el pasado jueves, lo que provocó una ruptura con su aliado Liebermann (El País, 8 julio).

Por su lado, el presidente palestino Mahmoud Abbas publicó ayer un artículo en el diario israelí Haaretz afirmando que no podrá haber paz mientras los israelíes no acepten positivamente la existencia de dos estados en pie de igualdad. Si Israel no cede a esto y Palestina no renuncia claramente al terrorismo no hay paz posible en Tierra Santa. Pero si en Israel se instala un discurso de corte "racista" contra los palestinos, y Palestina se deja seducir por el islamismo, no puede haber voluntad de paz. Y los que luchan por ella, entre ellos los cristianos, se van quedando cada vez más solos.


 

 
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.