Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Capitán de EE.UU.: “La fe en Cristo es lo que me da confianza”

© FABRICE COFFRINI / AFP
BRAZIL, Manaus : US forward Clint Dempsey celebrates after scoring during a Group G football match between USA and Portugal at the Amazonia Arena in Manaus during the 2014 FIFA World Cup on June 22, 2014. AFP PHOTO / FABRICE COFFRINI
Comparte

Clint Dempsey, un líder en el campo que no tiene miedo de hablar de su fe católica en público

Clint Dempsey, capitán de la selección de EE.UU., marcó en el partido contra Ghana el gol más rápido de los Mundiales de Brasil: marcado a los 28 segundos de juego. El quinto más veloz de la historia del futbol.
 
Un líder en el campo, Dempsey. Un hombre franco fuera de él, que no tiene miedo de hablar de su fe. Así lo dijo en una entrevista concedida a Sports Spectrum y republicada por Il Timone el 26 de junio, poco antes de viajar a Brasil: “He sido criado en una familia católica (en Nacogdoches, Texas, ndr) e iba a misa con mi abuela cada domingo. Gracias a ella aprendí que la fe es importante…
 
A los 12 años, su vida dio un giro que le marcó para siempre, “Mi hermana Jennifer murió de un aneurisma cerebral, y me encontré preguntándome el por qué de tantas cosas y el papel de Dios. Durante unos años me costaba y puse distancias con Dios. Pero Él tuvo paciencia y lentamente me curó y me dio fuerzas.
 
En la facultad me uní a un grupo de estudio y lectura de la Biblia. La Palabra de Dios me dio paz y me transmitió el deseo de entrar en relación con Él. Interrogarlo y buscar sus respuestas a través de la Escritura me ayudó a crecer y a encontrar la dirección correcta. Ahora la fe en Cristo es lo que me da confianza en el futuro. Sé que tanto en los tiempos buenos como en los malos, Él es fiel y vela sobre mi”.
 
En esos años, otro episodio tocó a Dempsey profundamente. Una tarde por casualidad no se unió a dos amigos y compañeros de equipo que iban a un concierto y que sufrieron un accidente de tráfico. Uno de ellos murió, el otro nunca pudo volver a jugar.
 
“Ahora rezo para tener la fuerza de recorrer el camino que está ante mi, intento dar lo mejor en el campo y estoy agradecido por las oportunidades y el éxito que me ha regalado. Quiero hacerlo bien, no cometer errores, vivir una vida que le guste a Dios”. 
 

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.