Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
martes 01 diciembre |
San Nahún
home iconEspiritualidad
line break icon

Papa Francisco: El cristiano sabe humillarse para anunciar al Señor

© JEFFREY BRUNOALETEIA

Radio Vaticano - publicado el 24/06/14

Homilía hoy en la Domus Santa Marta

Un cristiano no se anuncia a sí mismo, sino al Señor. Es lo que ha destacado Papa Francisco en la Misa de esta mañana en la Casa Santa Marta, en la solemnidad de la Natividad de San Juan Bautista. El Papa se ha detenido en la vocación del más “grande entre los profetas”: preparar, discernir, disminuir.

Preparar la venida del Señor, discernir quién es el Señor, disminuir para que el Señor crezca. Papa Francisco ha indicado en estos tres verbos las vocaciones de Juan Bautista, modelo siempre actual para un cristiano. Juan, dijo el Papa, preparaba el camino a Jesús “sin quedarse nada para él. Era un hombre importante”: la “gente lo buscaba, lo seguía porque las palabras de Juan eran fuertes”. Sus palabras, prosiguió, llegaban “al corazón”

Y allí, observó, tuvo quizás “la tentación de creer que él era importante, pero no cayó”. Cuando, de hecho, se le acercaron los doctores a preguntarle si era el Mesías, Juan respondió: “Soy la voz: sólo la voz”, pero, “he venido a prepararle el camino el camino al Señor”. Esta es la primera vocación del Bautista, evidenció el Papa: “Preparar al Pueblo, preparar el corazón del Pueblo para el encuentro con el Señor”. ¿Pero quién es el Señor?

“Esta es la segunda vocación de Juan: discernir, entre tanta gente buena, quien era el Señor. Es el Espíritu el que ha revelado esto y él ha tenido el coraje de decir: ‘Es este. Este es el Cordero de Dios, el que quita el pecado del mundo’. Los discípulos miraron a este hombre que pasaba y lo dejaron ir. El día después, sucedió lo mismo: ‘Es este. Es más digno que yo’. Los discípulos fueron tras Él. En la preparación, Juan decía: ‘Tras de mí, viene uno…’. En el discernimiento, que sabe discernir y señalar al Señor, dice: ‘Antes que yo, va este’”.

La tercera vocación de Juan, prosiguió, es disminuir. Desde ese momento, destaca el Pontífice, “su vida comenzó a disminuir, a disminuir para que creciese el Señor, hasta anularse a sí mismo”: “Él debe crecer, yo debo disminuir”, “tras de mí, antes que yo, lejos de mí”.

“Esta es la etapa más difícil de Juan, porque el Señor tenía un estilo que él no había ni imaginado, hasta tal punto que en la cárcel, porque en ese momento estaba en la cárcel, sufrió no solo la oscuridad de la celda sino también en su corazón: ‘¿Será este?¿No me habré equivocado? Porque el Mesías tiene un estilo tan cercano… no se entiende’. Y como él era hombre de Dios, pide a sus discípulos que vayan a preguntarle: ‘¿Eres tú el Señor o debemos esperar a otro?’.

“La humillación de Juan, constató, es doble: la humillación de su muerte, como precio de un capricho”, y también la humillación “de la oscuridad del alma”. Juan, que supo esperar a Jesús, que sipo “discernir”, “ahora ve a Jesús lejano”. “Esa promesa, afirmó el Papa, se ha alejado. Y termina solo. En la oscuridad, en la humillación”. Se queda solo “porque se anuló para que el Señor creciese”. Juan, dijo de nuevo, ve que el “Señor está lejos” y él “humillado”, pero “su corazón está en paz”.

“Tres vocaciones en un hombre: preparar, discernir, dejar crecer al Señor y disminuir él mismo. También es bello pensar en la vocación del cristiano de esta manera. Un cristiano no se anuncia a sí mismo, anuncia a otro, le prepara el camino a otro: al Señor. Un cristiano debe saber discernir, debe saber cómo discernir la verdad de lo que parece verdad y no lo es: un hombre de discernimiento. Y un cristiano debe ser un hombre que sepa humillarse para que el Señor crezca, en el corazón, en el alma de los demás”.

Tags:
evangelizacionpapa francisco
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
COVID
Rodrigo Houdin
COVID-19: Murió aferrado a su rosario y con u...
WEB2-IRAN-CAPTURE
Zoe Romanovsky
Cineasta de 20 años gana premio por la podero...
corazones.org
Reza hoy a la Virgen de la Medalla Milagrosa
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
Philip Kosloski
Cuando sientas que todos conspiran contra ti,...
READING
Gelsomino del Guercio
Las tres reglas fundamentales para los lector...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.