Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 23 octubre |
San Juan de Capistrano
Aleteia logo
home iconEspiritualidad
line break icon

Cómo unir en lugar de separar

Lotus Carroll

Carlos Padilla Esteban - publicado el 21/06/14

Podemos construir la unidad sólo desde el amor, ese amor que nos une y pacifica, que reconcilia y sana, desde la diferencia, siempre respetando

El vínculo de la paz es el que nos une a todos. Pero, para que haya paz, hace falta el perdón y la reconciliación. La unidad es posible aunque haya habido heridas y división. Muchas veces la división es fruto del rencor, del odio acumulado, de la incapacidad para perdonar las ofensas y las heridas.

¡Cuánta gente vive hoy consumida por el dolor de no saber perdonar! ¡Qué difícil perdonar y volver a confiar cuando nos han fallado, cuando no han cumplido las expectativas que teníamos, cuando han sido infieles a aquellas promesas asumidas libremente! ¡Qué difícil borrar las heridas y no volver a echar en cara el mal causado! Tenemos muy buena memoria para lo malo. No olvidamos y pasamos cuenta siempre.

Vivir en comunión exige un paso hacia delante, un paso hacia el perdón. No hay comunión sin reconciliación. Pedir perdón, perdonar, limpiar, dejar el camino limpio de recuerdos que impiden caminar con libertad. Construir la paz es posible desde el perdón.

Decía el Papa Francisco: «Es necesario realizar gestos de humildad, de fraternidad, de perdón, de reconciliación. Estos gestos son premisa y condición para una paz auténtica, sólida y duradera. Pidamos al Padre que nos unja para que seamos plenamente hijos suyos, cada vez más conformados con Cristo, para sentirnos todos hermanos y así alejar de nosotros rencores y divisiones, y amarnos fraternalmente».

Una paz de un mundo nuevo. La unidad es posible cuando nos sabemos unidos los unos a los otros en una misión común. No es posible cuando dividimos, cuando hacemos partidos, cuando marcamos a los demás como diferentes.

Decía el Padre Kentenich al hablar del hombre nuevo: «Se esfuerza por una profunda unión interior con las personas. Por un estar interiormente uno en el otro, con el otro y para el otro. Una conciencia de responsabilidad de uno por el otro, responsabilidad anclada en Dios»[1].

Podemos construir la unidad sólo desde el amor. Ese amor que nos une y pacifica, que renueva la faz de la tierra. El amor que reconcilia y sana. Decía el Papa en la cumbre de oración por la paz: «Un camino en busca de lo que une, para superar lo que divide». Unir a partir de las diferencias.

Somos diferentes. Esas diferencias muchas veces nos alejan. Construir a partir de las diferencias es muy difícil. Vemos enemigos por todas partes. Basta con que alguien piense de forma diferente en algún punto, para que lo tachemos de enemigo, para que nos cerremos y blindemos, para que evitemos su cariño y su amistad.

La unidad pasa por aprender a convivir con las diferencias. Sin esa actitud constructiva no resulta. La unidad es un don que se construye con pasión. Dios es comunión. Nosotros comemos de un mismo cuerpo y de una misma sangre. Eso nos une en un mismo amor. Estamos llamados a la comunión. A unir desde la diferencia, siempre respetando. A construir la paz desde el amor.


[1] J. Kentenich,
El secreto de la vitalidad de Schoenstatt, Tomo I

Tags:
almaunidad
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Aleteia Brasil
¡Cuidado con las oraciones de sanación y liberación!
2
Francisco Vêneto
Los pasajeros aplauden a los pilotos después de un vuelo de 36 ho...
3
Ary Waldir Ramos Díaz
Un niño le da una lección al Papa Francisco en plena audiencia ge...
4
newborn
Mathilde De Robien
15 nombres de niña cuyo significado conecta con Dios
5
PAPIEŻ BENEDYKT XVI
I.Media
Emocionante carta de Benedicto XVI ante la muerte de su mejor ami...
6
PRAY
Philip Kosloski
Oración al beato Carlo Acutis para pedir un milagro
7
PEPE RODRIGUEZ
Revista Misión
El chef Pepe Rodríguez: «Nunca me he emocionado al comer. Al comu...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.