Aleteia

Novena al Sagrado Corazón con papa Francisco: Segundo día

SACRED HEART
Comparte

Segunda petición: Jesús, déjanos descansar en ti

Día 2: Jesús, déjanos descansar en ti, enterrando cada recuerdo duro y doloroso en ti.

En la víspera de su pasión, Jesús se entregó a sus apóstoles bajo los signos del pan y el vino. En el don de la Eucaristía, no solo reconocemos, con los ojos de la fe, el don de su cuerpo y sangre; también aprendemos cómo descansar en sus heridas, y allí ser limpiados de todos nuestros pecados y desviaciones.

Al refugiarse en las heridas de Cristo, queridos hermanos y hermanas, conozcan el bálsamo sanador de la misericordia del Padre y encuentren la fuerza para llevarlo a otros, para ungir cada dolor y cada recuerdo doloroso.

Viaje a Myanmar: 29/11/2017

Concluye rezando cinco Padrenuestros, mientras contemplas cada una de las cinco heridas de Jesús. Esta es la invitación del papa Francisco:

No olvides esto: mira el crucifijo, pero mira dentro de él.

Existe esta hermosa devoción de rezar un Padrenuestro por cada una de las cinco heridas: cuando oremos a nuestro Padre, busquemos entrar por las heridas de Jesús dentro, dentro, directamente a Su corazón.

Y allí aprenderemos la gran sabiduría del misterio de Cristo, la gran sabiduría de la cruz.

Ángelus 18 de marko de 2018

Antecedentes sobre la devoción del papa Francisco a las Cinco Heridas:

Con repetidas referencias en homilías y meditaciones, el papa Francisco ha revelado su especial devoción a las Cinco Heridas de Jesús.

El Papa ve en esta devoción un camino para llegar al Sagrado Corazón, y allí para encontrar que este corazón es el corazón palpitante de la Divina Misericordia.

También lo ve como un camino para acercarse a la humanidad sufriente y reconocer que Jesús ha llevado sus heridas al Padre para orar por sus hermanos y hermanas heridos.

Meditemos sobre las Cinco Heridas con el papa Francisco como una novena en preparación para la Ffesta del Sagrado Corazón, que este año cae el 19 de junio.

Aquí: día 1

Únete a la novena cada día con las siguientes peticiones:

Que yo pueda descansar en ti
Que yo pueda creer en ti
Que yo pueda consolarte

Que pueda amar a mis hermanos
Que pueda servirte en mis hermanos

Que pueda encontrarte rezando por mí
Que pueda contemplar tu belleza herida
Que pueda comprometerme contigo, mi Dios

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.