Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
miércoles 03 marzo |
Santa Catalina Drexel
home iconEspiritualidad
line break icon

​Para creer y amar, más que cumplir normas… ¡salta!

© Public Domain

Carlos Padilla Esteban - publicado el 19/06/14

Cada día Dios nos sueña, nos dibuja, nos compone, nos diseña, nos pinta, nos construye, nos levanta, nos eleva

Dios es amor. Es un Dios que ama. Es el amor que se da en la comunidad perfecta del Padre, con el Hijo, en el Espíritu Santo. Trinidad es amor. Un Dios hogar, porque en la comunión es donde Dios se hace visible.

El fruto de ese amor entre el Padre y el Hijo es el Espíritu Santo que se nos regala, que nos capacita para amar. Dios no es soledad, es comunidad, es encuentro. No es bueno que el hombre esté solo. No es bueno que Dios esté solo.

Dios creó al hombre para seguir amando, para que el amor trinitario se hiciera presente en nosotros. Se abaja hasta nuestra nada para llenarla de su presencia. El amor nunca es pasivo. Es creativo. El amor busca, está en movimiento, crece, se alarga, se desplaza, cambia. El amor se dona. No se guarda. Porque el amor que se guarda, se seca.

Dios se hace amor partido para los hombres. Un amor que es renuncia. Porque la caridad de Dios se derrama sobre nosotros sin esperar nada. Se desborda aunque el hombre no reconozca el amor.

Es un amor que renuncia por amor. Que busca enaltecer, levantar, sostener. Dios nos ama de una forma que no valoramos. Un día leí: «Creer es la certeza temblorosa del amor».

Hoy queremos creer así. No creer un conjunto de normas, sino creer, dando un salto en el vacío, que Dios nos ama a cada uno, que me ama aunque sea de noche a veces y no vea nada. Aunque tiemble, aunque sufra, aunque me olvide. Dios me ama. Esa es la verdad más grande de mi vida.

Queremos también decirle a Dios que sí, desde lo que somos, sí a sus planes. Sí a que me lleve en sus manos, a que lleve el timón de la barca. Porque confiamos. Porque hemos conocido, cada uno, el amor que Dios nos tiene y hemos creído en él.

Aunque  nos ofusquemos siguiendo nuestros planes. Es verdad, a veces olvidamos que sus planes son planes de amor y plenitud. Le volvemos la espalda. Preferimos vivir sin su amor. Que no nos toque. No lo tocamos.

Cerramos la puerta a su presencia. No nos creemos que nos ame de forma incondicional. Creemos que su amor depende de nuestro comportamiento. Creemos que nos ama más si nosotros le queremos. Por eso huimos acobardados cuando pecamos, cuando nuestro amor es pobre, cuando tropezamos y caemos.

Nos alejamos negando su amor, negando nuestro mismo amor. No sabemos que su amor nos salva y nos devuelve la dignidad. Porque Dios no sólo nos ha creado por amor. Dios nos recrea cada día por amor.

Nos sueña, nos dibuja, nos compone, nos diseña, nos pinta, nos construye, nos levanta, nos eleva. Sí, Dios no se cansa de recrear su obra maestra.

Ha creado un mundo imperfecto que anhela ser perfecto. Un mundo finito que sueña con la eternidad. Un mundo donde hay mal, dolor, pecado, y sueña con ser reflejo del rostro inmaculado de María.

Sí, Dios no se cansa de recrearnos. Es lo que significa que hemos sido salvados. Somos salvados para una vida plena. Pero ya en camino somos ese cuerpo místico de Cristo en el que se manifiesta torpemente su amor infinito.

Tags:
almaamorfe
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
BAPTISM
Pablo Cesio
Bautizan a la bebé que nació viva tras “aborto legal” y la llaman...
2
DEMANDE EN MARIAGE
Edifa
No te cases sin haberte hecho estas tres preguntas
3
Ary Waldir Ramos Díaz
Papa Francisco: «Vendrá un nuevo diluvio si no cambiamos de rumbo...
4
Kathleen Hattrup
El hombre que besó la frente del Papa dice que la Virgen lo curó ...
5
TIMOR LESTE
Redacción de Aleteia
La última frase de san Juan Pablo II antes de morir
6
NEWBORN
Cerith Gardiner
12 nombres de bebés varones que combinan bien con «María»
7
BABY
Aleteia Team
El bebé que nació agarrado al DIU
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.