Recibe Aleteia gratis directamente por email
Estilo de vida, espiritualidad, noticias positivas... Recibe Aleteia por email
¡Suscríbete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

6 maneras como un esposo puede amar más a su esposa

EMILIE RHAUPP
Comparte

Las pequeñas cosas que hacen la diferencia

Estoy orgulloso de decir que estoy casado desde hace cuatro años y medio. Eso me hace un especie de experto en mujeres y matrimonio, ¿verdad? (Dejaré que mi querida esposa conteste eso).

Siempre estoy aprendiendo y en constante desafío y, por supuesto, intentando mejorar en las cosas que debería hacer. Estas ideas las he tomado o de otras personas o de mi experiencia.

También, algunas ponen en contexto de dónde vengo: Trabajo en casa, y mi trabajo es nuestra única fuente de ingresos. Mi esposa se ocupa de nuestros dos niños pequeños, hace la mayoría de las compras, y del trabajo de casa.

La situación de cada uno es diferente, y está bien; no pretendo decir que todos los matrimonios deben tener nuestro tipo de acuerdo. Pero menciono esto porque es un acuerdo que conozco bien, y algunas ideas que ofrezco abajo tienen que ver específicamente con nuestra situación.

Y ahora, sin ningún orden en particular, seis sencillas maneras con las que pienso que hoy un esposo puede comenzar a amar mejor a su esposa.

1. Pregúntale sobre su día antes de hablar del tuyo.

Ambos han trabajado duro. Ambos están cansados. Ambos tendrán cosas que compartir. Pero pregúntale primero sobre su día. Siempre.

Muestra que valoras lo que hace y piensa, eso demuestra que la valoras. Lo recomiendo incluso si tienes grandes noticias. A menos que sea algo urgente, pregúntale sobre su día y luego cuando compartas las grandes noticias demostrarás aún más lo mucho que ella te importa.

2. Explícitamente agradécele cada día por el trabajo que dedica a la familia

Tu esposa trabaja duro y probablemente no recibe otro tipo de reconocimientos por su trabajo (dinero, elogios públicos, etc). Debes dejar claro que reconoces el trabajo que está haciendo y que lo aprecias.

Y mientras cada uno tiene un lenguaje amoroso diferente, pensar que tú le agradeces no es uno de ellos. Debes comunicárselo de alguna manera cada día. Dile, déjala una nota, dale un regalo: haz algo.

3. Siempre sé agradecido por lo que ella hace por ti, incluso si no está hecho perfectamente.

Es tu amada esposa, no una empleada o sirvienta. Si hace algo por ti, deberías ser agradecido. Incluso si hay errores, dile gracias y señálale lo que sí te gustó de aquello que hizo.

Por ejemplo, ¿la cena no estuvo muy buena? Cómetela y agradécele de todas maneras. No hagas críticas.

4. Si algo tiene que hacerse, y ambos están cansados, sé tú el que lo haga.

Es el final de un largo día para ambos, están relajándose, y a tu tesoro hay que cambiarle el pañal (o lavar los platos, o algo se tiene que limpiar, etc.). Ambos hacen pausa, esperando que la otra persona lo haga.

Deberías levantarte y hacerte cargo. Como esposo, deberías ser la cabeza de la familia. Guía haciendo el trabajo que ninguno de los dos quiere hacer.

5. Halágala regularmente y sin necesidad de haber una ocasión especial

Si es tu esposa, es hermosa y maravillosa. Y si ves otras cualidades que admiras, díselas.
     
6. Asegúrate de pasar tiempo de calidad con tus hijos por las tardes.

En esto todos ganan. Te diviertes con tus hijos, tus hijos se divierten contigo, y es una forma de amar a tu esposa, por dos razones. Primera, ella disfrutará de ver a su esposo entablar buenas relaciones con sus hijos. Segunda, si ella ha estado con los niños todo el día, que tú estés con ellos le da una pausa a ella para hacer otras cosas.

Sencillo, ¿no? Ahora, ve y ama a tu esposa.

Ahora, quiero oír de mis lectores, hombres y mujeres. ¿Están en desacuerdo con algo? Y ¿qué me faltó?

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.