Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 28 febrero |
Santos Mártires de Alejandría
home iconEspiritualidad
line break icon

Tu verdadero yo, aun con manchas, es maravilloso

Bethany Petrik

Carlos Padilla Esteban - publicado el 16/06/14

La verdad que en ocasiones nos desagrada, es un tesoro, porque en ella vive Dios

San Ireneo decía: «Lo que no es asumido no es redimido». Si no nos aceptamos como somos, si no comprendemos quiénes somos, si no tomamos en nuestras manos nuestro pecado y se lo entregamos a Dios, no crecemos, no somos redimidos.

Siempre estaremos construyendo sobre pies de barro blando. Sobre medias verdades, sobre medias mentiras. Dependeremos del reconocimiento de los otros, de su aprobación. Pero así no avanzamos.

Nos maquillaremos, disimularemos las arrugas y el sobrepeso. Saldremos airosos de situaciones delicadas. Urdiremos engaños sutiles. Nos mentiremos a nosotros mismos queriendo vivir una realidad que no vivimos.

Pero no es lo que soñamos. Queremos ser santos, felices, plenos. Queremos educarnos para llegar a ser hombres honestos, hombres santos. Aceptar los límites y vivir creciendo.

Para ello hace falta unir la verdad con la humildad. Construimos desde la pequeñez de nuestra vida, desde lo que somos. La humildad y la verdad van unidas. Decía el Padre José Kentenich: «La humildad tiene dos pilares fundamentales: la verdad y la justicia. La humildad es verdad, dice Santa Teresa. Yo sólo quiero tomar la posición que verdaderamente me corresponde a mí como criatura, y criatura personalmente contaminada por el pecado»[1].

Ser humildes supone comprender que mi verdad es maravillosa, aunque haya manchas en ella, aunque no sea perfecta. Somos maravillosos porque Dios ha sembrado en el alma un gran tesoro para que brille. Porque ha puesto su amor en nosotros y nos ha capacitado para el amor.

Sí, el brillo surge del interior, no de los focos de la fama, no de alabanzas de los que nos admiran, no de los elogios que algún día nos serán esquivos. Sí, en nuestra verdad desnuda nos encontramos con Dios y Dios nos permite mirarnos tal y como somos y querernos así.

Nos permite aceptar una verdad virtuosa a veces, pero en otras ocasiones algo gris, o con pecado. Sí, la verdad que en ocasiones nos desagrada, es un tesoro, porque en ella vive Dios.

Estamos algo enfermos, heridos, sucios. El alma se ha roto, ha sufrido. Los sueños que nos desgarran por dentro, en esa lucha por tocar las nubes, nos dejan huellas profundas.

Hay lágrimas y dolor, porque no es fácil muchas veces vivir. Pero también hay risas y esperanza. Sí, así es la vida. No siempre logramos lo que soñamos. Pero nunca podemos dejar de intentarlo. Puede que no logremos nuestras metas, pero no dejaremos de correr.

Tags:
almaverdad
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Kathleen Hattrup
El hombre que besó la frente del Papa dice que la Virgen lo curó ...
2
MEXICO
Pablo Cesio
México: El hombre que llegó a su propia misa de cuerpo presente
3
BABY
Aleteia Team
El bebé que nació agarrado al DIU
4
DEMANDE EN MARIAGE
Edifa
No te cases sin haberte hecho estas tres preguntas
5
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
6
Redacción de Aleteia
El cuerpo intacto de Santa Bernardita: Lo que dijeron los médicos...
7
ALICE BATTENBERG
Adriana Bello
La monja de la realeza
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.