Aleteia

Mundial de Fútbol: Los brasileños no acaban de estar contentos

© Thomás / Flickr
https://www.flickr.com/photos/antoniothomas/4676898983

BRASIL EM FESTA, COPA DO MUNDO !! LET'S PARTY BRAZIL, WORLD CUP !!
Comparte

Encuesta sobre el humor de los brasileños al día anterior que comience el Mundial

La Copa del Mundo de Fútbol que comienza esta semana en 12 ciudades de Brasil, ha estado envuelta por una enorme ola de protestas en todo el territorio del gigante sudamericano, protestas que van desde los indígenas sin tierra, que piden que el “mejor gol” que se meta en estos días sea la demarcación de sus territorios, hasta los trabajadores del metro de San Pablo, que exigen mejoras salariales y prestaciones social conforme a la ley.

Todo esto, más el extraordinario gasto que el gobierno de Dilma Rousseff ha destinado a la construcción o remodelación de estadios, unos 4 mil millones de dólares, según fuentes brasileñas, han agriado el humor general de los habitantes de este país, que han salido a protestar a las calles contra la corrupción, la inflación y la ausencia de inversión pública en servicios urbanos, educación, transporte y una larga lista de agravios que han hecho descender a niveles bajísimos la popularidad de la presidenta Rousseff.

Una nueva encuesta, apenas publicada el día de ayer, del Centro Pew de Investigación de Estados Unidos muestra que 72 por ciento de los brasileños están insatisfechos en cómo van las cosas en su país, contra un 55 por ciento que lo estaban hace un mes.  Es decir, la crispación social y la insatisfacción popular crecen en la medida que se acerca el momento de que comience a rodar el balón en la ceremonia inaugural del Mundial.

La encuesta del Centro Pew encontró que las opiniones sobre la economía nacional de los brasileños han cambiado “dramáticamente” en tan sólo un año.  Dos tercios de la población dicen ahora que la otrora pujante economía brasileña se encuentra en muy mal estado.  Solamente 32 por ciento de los brasileños piensa que la economía de su país “está bien” cuando en 2013 era 59 por ciento el que así lo contemplaba.

Más desastres que beneficios

Sobre la Copa del Mundo de Fútbol, la gente de este país sudamericano tiene sus enormes dudas respecto a las bondades que habrá de dejarle al pueblo.  Seis de cada diez personas piensan que el ser anfitriones del acontecimiento futbolero está desviando dinero que debería ser para las escuelas, los hospitales y otros servicios públicos.  Solamente 34 por ciento piensa que la Copa del Mundo –de la que Brasil no era sede desde 1950, cuando el famoso “maracanazo” de Uruguay, en la que perdió la final contra su pequeño vecino—atraerá empleos y ayudará a la economía mediante la movilización de tres y medio millones de turistas.

También, la encuesta del Centro Pew descubrió que hay escepticismo acerca del “beneficio internacional” que traería el ser sede del espectáculo futbolero.  Cuatro de cada diez brasileños piensan que demeritará la imagen que tiene Brasil en el extranjero (39 por ciento), mientras que un porcentaje un poco menor (35 por ciento) piensa que sí ayudará al país amazónico a recuperar su puesto en el plano internacional.

Sin embargo, la encuesta del Pew, realizada el mes de abril, con mil 3 personas adultas entrevistadas, muestra que el mayor de los peligros que ven los brasileños tanto en la Copa del Mundo como en los futuros Juegos Olímpicos de 2016, es el alza de los precios: 85 por ciento de los encuestados dice que es “el mayor problema que enfrenta el país”, seguido del temor a la criminalidad y la carencia de servicios de salud (83 por ciento).

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.