Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
lunes 18 octubre |
San Ignacio de Antioquía
Aleteia logo
home iconA Fondo
line break icon

La paz ronda los jardines vaticanos

© CTV

Rafael Navarro-Valls - publicado el 09/06/14

Cuando todo el proceso de paz en Oriente Próximo está en coma, lo único que queda es rezar

Febrero de 1957. Oriente Próximo arde, como casi siempre. John Foster Dulles, Secretario de Estado con el presidente Eisenhower, invita a un representante israelí y otro sirio – judío el primero, musulmán el segundo- a mantener una conversación privada sobre el conflicto.


Cuando se encontraron, el Secretario de Estado les estrechó calurosamente la mano, sonrió y dijo: "¿Por qué no nos sentamos los tres juntos y, de corazón a corazón, resolvemos esto como tres  caballeros cristianos?”.

El lapsus linguae del Secretario de Estado deja perplejos a israelíes y sirios. Él mismo se da cuenta de su desliz y enrojece. Pero a la sorpresa inicial sigue una amplia sonrisa de los interlocutores. Comprenden lo que ha querido decir el Secretario de Estado.

Se dan cuenta de que, efectivamente, como observa Harvey Cox, en las tradiciones religiosas hay recursos importantes, no siempre aprovechados, para resolver los conflictos mundiales.

Esto es lo que ha hecho Francisco. Sin incidir en confusiones, ha invitado a los líderes israelí y palestino a rezar por la paz. Nada de “mediaciones” políticas. Se trata de dar un respiro a la diplomacia, sacar la cuestión de la paz en Oriente Próximo de las reuniones políticas -donde languidece desde 1948- y desplegar la principal arma de las religiones: la oración.

Aun admirando la fe del Papa, bastantes ambientes – sobre todo mediáticos y políticos- son bastante escépticos acerca de los efectos de esta iniciativa. También lo fueron cuando el 1 de septiembre Francisco pidió oraciones por la paz en Siria, concentrándolas el 7 de septiembre, en un día de oración y ayuno.

Desde Alaska a Nueva Delhi, pasando por cualquier lugar en que la Iglesia estuviera presente, sus responsables transmitieron este mensaje en sermones o redes sociales. Grupos de no creyentes se unieron. Sorprendentemente, lo que se presentaba como un espiral de muerte, con EEUU y Francia preparados para el ataque, se transformó en un clamor mundial por la paz. 

El 14 del mismo mes, Washington y Moscú firmaban un acuerdo exigiendo la destrucción de los depósitos de armas químicas sirias. El presidente sirio aceptó inmediatamente. La amenaza de guerra se disolvió como un azucarillo en el agua.

Algo similar –aunque con más recovecos- sucedió con el crack político del Telón de Acero. “Rezar cuesta poco”, dirán los escépticos. Los prudentes creen que rezar juntos ya es un modo de dar el primer paso de un camino, aunque sea largo.

Ciertamente, la paz no depende solamente de la oración. Pero desde luego crea un clímax favorable a ella. Cuando todo el proceso de paz en Oriente Medio está en coma, lo único que queda es rezar. Así ocurre cuando entra en coma un ser querido. Así ha procedido Francisco. “Mover montañas” es lo que se necesita en Oriente Próximo. Las montañas del odio, del cálculo político y de la violencia. Y esto solamente es posible con fe.

Las caras de Simon Peres, Mahmoud Abbas y el Papa Francisco escuchando en los jardines vaticanos las oraciones leídas por sus respectivas delegaciones eran una mezcla de esperanza y  sorpresa contenida.

Esperanza, porque la realidad es que hoy vivimos una guerra llamada paz. Cuando está quebrantada la paz en cualquier parte, está en peligro la paz en todo el mundo. La esperanza lleva a neutralizarla de cualquier modo.

Y sorpresa, porque los protagonistas del acto de ayer estaban viviendo un evento inédito, sin precedentes. Un acontecimiento en el que sobrevolaba la idea de que quien no escuche y dialogue con los adversarios no podrá entenderlos nunca. 

“Trae la paz a la tierra de la paz”, dijo el representante palestino ; que “las naciones no preparen más la guerra”, repitió el rabino israelí ; “abre nuestros ojos a la paz”, concluyó el obispo católico. Fueron tres ideas que luego, de uno u otro modo, repitieron Francisco, Peres y Abbas  en sus intervenciones finales.

La paz hay que construirla pieza a pieza de un complejo puzzle, y unir esas partes con el cemento de la comprensión, la energía y la imaginación. Nadie ha dicho que ese cemento no pueda ser también la oración. 

Tags:
oriente mediopapa franciscopazvaticano
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
VENEZUELA
Ramón Antonio Pérez
Cuando la vida surge del atroz abuso a joven discapacitada
2
squid game
Dolors Massot
¿Qué ocurre con la serie «El juego del calamar» (Squid Game)?
3
THERESA
Maria Paola Daud
¿Santa Teresa de Ávila fue la inventora de las papas fritas?
4
Gelsomino del Guercio
Carlo Acutis habló de un regalo que le hizo Jesús, ¿de qué se tra...
5
ORDINATION
Francisco Vêneto
Ex testigo de Jehová será ordenado sacerdote católico a los 25 añ...
6
Henry Vargas Holguín
¿Cuál es el pecado contra el Espíritu Santo?
7
Tom Hoopes
Fátima: 4 grandes lecciones del «Milagro del Sol»
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.