Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 08 mayo |
Nuestra Señora de Luján
home iconEspiritualidad
line break icon

Como católico, ¿sigo encerrado en mi casa?

© Javi Sánchez

Por tu matrimonio - publicado el 05/06/14 - actualizado el 27/02/19

Una reflexión ante la fiesta de Pentecostés

El evangelio de Juan nos recuerda a aquella experiencia inolvidable que vivieron los discípulos al anochecer de ese primer día de la semana: la visita de Jesús después de 50 días a la resurrección y su soplo de aliento para que ellos no siguieran encerrados en sus casas por miedo; al contrario, los envió por todo el mundo a perdonar pecados o a retenerlos, si es el caso.

Este pasaje bíblico nos debe llevar a una reflexión seria sobre nuestro papel en la comunidad, de tal manera que nos preguntemos: y como católico, ¿sigo encerrado en mi casa? ¿Sigo encerrado en mi egoísmo? ¿Sigo encerrado en mi rutina diaria?

¿Sigo encerrado en mi caja de cristal pensando que que yo soy más bueno que los demás? ¿Sigo encerrado en la idea de condenar y calificar a los otros como pecadores, simplemente porque ellos no piensan o no actúan como yo? ¿Sigo encerrado en no colaborar y prestar un servicio a mi comunidad en aquello que sé o que podría aprender? ¿Sigo encerrando el talento que llevo en mi ser y que me fue dado gracias al Espíritu Santo?

Jesús, antes de exhalar su aliento sobre los discípulos, les pidió que salieran de ese encierro en el que andaban por el miedo o tal vez por cobardía, ya que así como el Padre lo envió, Él estaba haciendo lo mismo con ellos, para  que continuaran con la obra de perdonar pecados; no como piensan algunos que se creen con poderes sobrenaturales o mágicos, sino a través del acompañamiento sin importar la condición del otro (Jesús y Zaqueo), de hacer valer al otro como persona  (Jesús y mujer adúltera), de hablar con aquella persona sin importar su status migratorio (Jesús y la Samaritana), de hacer parte de una comunidad unida por la oración y el servicio (la multiplicación de los panes), de ser justo y respetuoso con la norma estatal (Lucas 20,25).

En fin, Jesús, antes de exhalar su aliento y depositar en cada uno de ellos el Espíritu Santo, pensó en todo esto para que tuviera sentido la fuerza que estaba inyectando en los discípulos.

Por eso es importante que hoy te preguntes dónde está el Espíritu Santo que recibiste en los sacramentos. Si la respuesta te lleva a enumerar muchas obras buenas que has podido realizar a imagen de Jesús, ¡felicitaciones!; pero si la respuesta es no, valdría la pena entonces en buscarlo para saber dónde lo dejaste la última vez que lo traías contigo; tal vez estará encerrado con doble cadena y candado de seguridad anti servicio.

Si Jesús sopló su aliento enviando el Espíritu Santo, sopla tú más fuerte en tu comunidad.

Artículopublicado originalmente por Por tu matrimonio 

Tags:
espiritu santoevangelio
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
MOTHER OF ALL ASIA
Redacción de Aleteia
Inaugurada en plena pandemia la estatua de María más grande del m...
2
Lorena Moscoso
El mundo se conecta a estos santuarios en mayo para el Rosario
3
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa: El catequista será parte de los ministerios de la Iglesi...
4
SARAH VOSS
Dolors Massot
Las gimnastas alemanas cubren sus piernas contra la sexualización
5
Jesus Colina
¿Milagro en Israel? Marcha de madres cristianas, musulmanas y jud...
6
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
7
ROBERTA MASCENA
Redacción de Aleteia
Se gradúa con el uniforme de limpiadora de su madre
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.