Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
miércoles 23 junio |
San José Cafasso
home iconLa gran aventura de mi vida
line break icon

Carta a Dios

© Marie M.

https://www.flickr.com/photos/doozzle/185584634/

Claudio de Castro - publicado el 29/05/14

Debemos ser la luz que ilumine a los demás, pero, somos una vela débil, ¿cómo lograr que vuelva a brillar?


Querido Dios:



Hoy salí temprano a caminar. A cada paso pensaba: “A veces andamos al borde del precipicio por ti, Señor y a menudo no sabemos qué hacer. Sólo caminamos y caminamos, pensando en tu Amor, tu presencia. ¿Qué quieres de nosotros?



De pronto nos sumerges en un mundo en el que no deseamos estar. Es un lugar oscuro, lleno de dificultades. Parece que no hay amor, ni esperanza a nuestro alrededor. Son situaciones a las que no hayamos salidas. Cada vez que te lo digo, siento que me respondes: “Sigue caminando”.



No imaginas la cantidad de personas que me cuentan sus problemas. Acuden a mí tal vez por haber leído uno de mis libros. Viven rodeados de oscuridad. Suelo impresionarme. Y me pregunto: “¿Por qué lo permites? ¿Por qué ese sufrimiento?”.



Hace muchos años decidí dejar de cuestionarte y dedicarme a confiar. ¿Cómo podríamos comprenderte nosotros que somos simples mortales? Pero la verdad es que no siempre he podido quedarme tranquilo y confiar.

Hoy es uno de esos días en que me llené de inquietudes. Curiosamente mientras caminaba me pareció encontrar las respuestas. Todas estas personas, por estar sumergidas en sus problemas olvidaron algo fundamental, lo que realmente son: “Hijos tuyos. Portadores de tu Amor. Mensajeros de la Esperanza”. Es un sello que nunca perdernos.



Somos pequeñas luces que colocas en estos terribles lugares, para iluminarlos. No nos damos cuenta, acongojados por las dificultades.
Deseas que te llevemos a los demás, que seamos tus brazos, tus pies, tu voz.

Si tuviésemos conciencia de lo que esperas de nosotros, todo sería más sencillo. Podríamos perdonar y amar. Abrazar al necesitado.

Tal vez necesitamos la certeza de un propósito para acoger la esperanza y esparcirla por el mundo.

No sé para qué te cuento estas cosas.

De pronto hallé en mi Biblia la respuesta y terminé de comprender:

“Ustedes son la luz del mundo: ¿cómo se puede esconder una ciudad asentada sobre un monte? Nadie enciende una lámpara para taparla con un cajón; la ponen más bien sobre un candelero, y alumbra a todos los que están en la casa. Hagan, pues, que brille su luz ante los hombres; que vean estas buenas obras, y por ello den gloria al Padre de ustedes que está en los Cielos” (Mt 5. 13-16).



Siempre recuerdo aquella joven que una mañana se presentó a mi oficina para entregarme su renuncia. “¿Alguien te ha tratado mal?”, le pregunté sorprendido. “Al contrario”, respondió, “todos han sido muy buenos conmigo”. “Entonces, ¿por qué te marchas?”, le pregunté sin entender.

Sonrió con entusiasmo y dijo: “Es que voy tras un ideal. Quiero gastar mi vida en algo grande, que realmente valga la pena”.



Años después la encontré a la salida de Misa y le pregunté: “¿Valió la pena?” Estaba radiante y respondió emocionada: “Lo haría mil veces más si volviese a nacer. Siempre vale la pena vivir para Dios”.



La respuesta ahora es evidente. Debemos ser la luz que ilumine a los demás. Mostrarles el camino para llevarlos a ti.
Pero, somos una vela débil, tenue, ¿cómo lograr que vuelva a brillar?

“Es muy fácil: recupera la gracia, ten vida de oración, haz buenas obras, vive en Mí… y Yo seré tu luz".


Por Claudio de Castro
Visita www.publicacionescatolicas.com

Tags:
diosfe
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
CHIHUAHUA
Jesús V. Picón
El enfermero que moría de COVID y su mensaje de confianza en Dios
2
PASSION OF THE CHRIST
Cerith Gardiner
7 pruebas y tribulaciones que Jim Caviezel enfrentó al interpreta...
3
MARIA VIANNEY
Maria Paola Daud
Para cuando te entra el hambre: Los Matefaims del cura de Ars
4
father and son
Cecilia Zinicola
Cómo honrar a padres que son difíciles
5
Redacción de Aleteia
Papa Francisco: Que sus hijos los vean besándose
6
Histórias com Valor
Después del coma, un niño asustó a su madre al decirle que conoci...
7
BART DE WEDER
Aleteia Image Department
Custodio de un pequeño milagro
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.